Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > Selección de Poemas (1)
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Selección de Poemas (1)

Celeida

Venezuela



ANGUSTIA (90)

¿Qué es una angustia?
¿Qué es el mañana?
¡Son las preguntas sin respuestas!...
Es atisbar afuera con rejas en las ventanas.

Es estar encarcelado sin cadenas
Es la prohibición de lo evidente
Es ir, sin justicia, a una condena
Aunque sabes que eres inocente.

Es ir vendado, sin ver la luz del día
Es llenarse de temor, sin tener miedo.
Es atarse las manos para no tomar agua de un Río
Es no querer calmar la sed que tienes.

Es hacer lo contrario a lo que quieres
Es frustrarte, porque estás preso
Es hacer evidente que no debes pensar
Porque hay personas que por ti lo hicieron

Es sentirte imbécil, de impotencia,
Por no dar a entender lo que te pasa
Es faltarte un lenguaje que se entienda
Es no saber como comunicarte.

Una angustia es sentirte muerto en vida
Una angustia es estar en el vacío
Una angustia es estar enterrado bajo el suelo
Con una montaña de problemas sobre tu miedo.

Una angustia es
Lo prohibido, lo que no puedes hacer, porque primero,
Está la vida de otros encima de tí mismo,
Es hacer daño sin quererlo.

Una angustia es estar en la puerta del cielo
Y cerrarla porque a otros les da miedo
Y quedarte en el infierno devolviéndote
Porque si vas al cielo te castigan.

Una angustia es no entender de nada
Es hablar en un idioma distinto
Es el dolor de estar aprisionado
Entre una hendija del tiempo dentro de mil siglos

Es estar en un túnel sin salida
Es quedarte en La Nada, en el Vacío
Es andar sin rumbo, a la deriva
Es tener el alma quemada con el frío

Es ahogarte en un vaso de agua
Es quemarte con la luz de un cirio
Es buscar a La Muerte, que te aguarda,
Es llorar en tus noches de delirio

Es tener que dejar la vida empeñada
Con el primer usurero que te fíe
O el primer vendedor que te la compre
Sin darte nada y a cambio: se ríe.

Tiene angustia quien no sabe lo que quiere
Ni tan siquiera se conoce a sí mismo
Tener angustia es querer perderte
Y desaparecer en el aire sin pedir permiso

Jordán Vencel I.
(C. Bermúdez L.)


YO BUSCABA UNA CANCION (68)

Yo buscaba una canción donde se pudiera hallar
La buscaba por el aire, por la tierra y por el mar
La busqué en la fantasía, la busqué en la soledad
La busqué por todas partes, la busqué en cualquier lugar.

Solo buscar la canción me mantenía en la lucha
Tan sólo quería encontrar un sendero sin angustias.
Buscándola yo encontraba dar a la vida sentido
Me mantenía la esperanza de encontrar algo perdido.

La buscaba en mi agonía persiguiendo una quimera
La buscaba en lo escondido y donde hallarse pudiera
Buscaba en mitos, leyendas, buscaba en ritos y miedos
Buscaba símbolos, formas ¡Cualquier cosa! ¡Lo que fuera!

Yo buscaba una canción... llena de amor y piedad
¡Hasta me hice la muerta!... ¡Y al infierno fui a parar!
La busqué en el purgatorio, en el cielo y en el limbo,
La buscaba en estaciones y en los tiempos infinitos.

Un día, sin darme cuenta... ¡Me encontré con mi canción!
Era una canción etérea, de eternidad y sensación
Era una canción de gloria, era una canción de amor
Era una canción de cuna, de luz y de bendición.

Eras Tu la canción mía, mi sino y mi adoración
Mi destino, mi alegría, mi vino, mi redención.
Eres mi vida, justicia y hasta mi realización
Ya no hay nada que buscar, porque eres mi propio yo.

Una vez que la encontré, no tengo mas que buscar
Era ya todo mi anhelo, nirvana, éxtasis, paz
Ya no hay quimeras, verdades, ni mentiras, nada más
Al encontrar mi canción, ¿Qué más puedo reclamar?

C. J. Bermúdez L.
(S.H. Jordan Vencel I.)

 

CONFUSION (58)

Estoy como idiota pensando mil cosas
Que no te veré y que no me importas
Que voy a olvidarte, que ni te conozco,
Que un día te amé como una tonta.

Me armo hasta los dientes de miles reproches
Y un gusto amargo me llega a la boca
Hoy me siento triste y me vuelvo loca
Porque no te siento, porque no me tocas.

Ya no quiero verte (digo en mis adentros)
Pues, la vida sigue y ésta, ¡Es tan corta!
Que...¡Quiero vivirla!...¡Aunque no te tenga!
Que, he de continuar... ¡Aunque esté tan sola!

Prefiero que más, no vuelva a escucharte
Que ninguna excusa, nos una de nuevo,
Si no es por cariño, prefiero olvidarte
Pues ya sin tu amor, siento que me muero.

No quiero morir día a día sin verte
Prefiero vivir, aunque no te tenga
Ya no sé si es vida vivir sin quererte
Ya no sé si es muerte vivir con tu ausencia.

Mas, cuando me llamas y tu voz escucho
Todo se me olvida, me laten las sienes
Se me llena el alma con todo el arrullo
del canto de aves -y míos- ¡Pues vienes!

Y todo propósito queda sin efecto
Cuando ya me siento oculta en tu pecho
Tus brazos me cubren y pierdo ya el miedo
De tenerte lejos, de poder perderte.

C. J. Bermúdez L.
(Jordán Vencel I.)

Este artículo tiene © del autor.

424

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3450852 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 459 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0