Portada del sitio > LITERATURA > Relatos > Las Trece Constelaciones del Zodíaco (¿Qué no eran doce?)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Las Trece Constelaciones del Zodíaco (¿Qué no eran doce?)

Juan Antonio Bley

CHILE



Los antiguos observaron que el tránsito del Sol por el cielo se verificaba a través de ciertas regiones celestes de cuyas fronteras nunca se salía. Allí se verificaban también los eclipses y todos los movimientos de los planetas y la Luna. Las estrellas que ocupaban el fondo de tales regiones fueron agrupadas en constelaciones que recordaban casi siempre animales o personas. Los nombres variaban, por supuesto. Para los caldeos (probablemente), las figuras del cielo no fueron las mismas que vieron los griegos. Pero en definitiva, fueron las constelaciones de la antigua Grecia las que pasaron a la cultura astronómica occidental. La palabra zodíaco proviene del griego zoos, cuyo significado es "que tiene vida". Actualmente, las constelaciones a través de las cuáles se verifica el trayecto del Sol siguen representando a seres vivos, con la única excepción de la constelación Libra, que representa una balanza. Por esta razón, las constelaciones por donde cruza el sol se llaman constelaciones zodiacales. 

Las constelaciones zodiacales no tienen ni más magia, ni son más importantes que cualquiera de las restantes constelaciones del cielo. Pero son especiales por contener al camino del Sol, llamado eclíptica, el círculo de los eclipses. El aparente viaje del disco solar tarda un año, lapso durante el cual avanza a lo largo del círculo eclíptico, recorriendo el fondo estrellado de dichas constelaciones zodiacales. La travesía del disco solar obedece al movimiento orbital de la Tierra. Es un fenómeno análogo al que observamos en un carrusel. El centro fijo del tiovivo (que representaría al Sol) parece desplazarse contra el fondo del paisaje cuando lo miramos desde nuestro caballito (que representaría a la Tierra viajando por el espacio en su órbita solar).

Las constelaciones zodiacales son extraordinariamente célebres y no hay nadie en el mundo que no sepa algo de ellas. Curiosamente, tanta fama no ha sido fomentada desde la ciencia astronómica, sino más bien desde la Astrología, loca doctrina que divide a la banda zodiacal en doce casas o constelaciones de 30º de longitud celeste cada una, a través de las cuáles pasa el Sol en su ruta celeste. Como bien sabemos (luego de una vida completa observando como se entrometen groseramente los horóscopos en diarios y revistas), esta docena es la siguiente: Aries el carnero, Tauro el toro, Géminis los gemelos, Cáncer el cangrejo, Leo el león, Virgo la virgen, Libra la balanza, Scorpius el escorpión, Sagitario el hombre mitad caballo, Capricornio la cabra, Acuario el aguatero y Piscis, los peces.

Pero lo más curioso del caso, es que el Sol no cruza solamente a través de una docena de constelaciones, sino de trece. Entre el 30 de noviembre y el 18 de diciembre, el astro rey viaja por las siderales comarcas de Ofiuco, la constelación del mítico Esculapio, adorado como dios de la medicina por griegos y romanos. Para los griegos era Asclepios, hijo de Apolo. Asclepios llevaba por atributos una copa con medicina de salud, una serpiente adivina y el cayado que le servía de sostén en sus viajes. Hasta hoy, el símbolo de la medicina y de la farmacia continúa siendo un bastón con dos serpientes enrolladas cuyas cabezas se enfrentan arriba.

¿Cuáles son entonces las trece constelaciones eclípticas y cuáles son sus fechas según la Astrología y la Astronomía? El siguiente abigarrado recuadro nos dará la información:

 

LAS TRECE CONSTELACIONES DEL ZODIACO

NOMBRE

TIEMPO DE VISITA DEL SOL A CADA CONSTELACION 1999 (*)

Aries

32 días : del 21 de marzo al 21 de abril

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

26 días : del 19 de abril al 14 de mayo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tauro

30 días : del 22 de abril al 21 de mayo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

39 días : del 14 de mayo al 21 de junio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Géminis

31 días : del 22 de mayo al 21 de junio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

31 días : del 21 de junio al 21 de julio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cáncer

30 días : del 22 de junio al 21 de junio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

22 días : del 21 de julio al 11 de agosto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leo

31 días : del 22 de julio al 21 de agosto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

38 días : del 11 de agosto al 17 de septiembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Virgo

33 días : del 22 de agosto al 23 de septiembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

45 días : del 17 de septiembre al 31 de octubre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Libra

29 días : del 24 de septiembre al 22 de octubre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 días : del 31 de octubre al 24 de noviembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escorpión

30 días : del 23 de octubre al 21 de noviembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7 días : del 24 de noviembre al 30 de noviembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ofiuco

En el horóscopo no está contemplada una visita del sol a esta constelación.

 

 

 

 

 

 

 

 

19 días : del 30 de noviembre al 18 de diciembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sagitario

30 días : del 22 de noviembre al 21 de diciembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

33 días : del 18 de diciembre al 19 de enero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Capricornio

29 días : del 22 de diciembre al 19 de enero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

29 días : del 19 de enero al 16 de febrero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acuario

30 días : del 20 de enero al 18 de febrero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

24 días : del 16 de febrero al 10 de marzo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Piscis

30 días : del 19 de febrero al 20 de marzo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

41 días : del 10 de marzo al 19 de abril

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(*)

Duración según el horóscopo. Es constante y no está basada en la realidad astronómica.

 

 

Duración astronómica verdadera, válida para 1999. Cambia lentamente debido a la precesión.

La duración incluye los dos días extremos de cada período, debido a que astronómicamente el Sol cruza de una

constelación a otra en un instante (la frontera entre las constelaciones es una línea de grosor nulo). Por ello, el Sol

puede estar de visita en dos constelaciones en un mismo día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(No se preocupen por la antigüedad del cuadro, que data del año 1999; hasta hoy, 2012, se ha producido muy poca diferencia astronómica debido a la precesión verificada en éstos 13 años, de modo que los comentarios de este artículo siguen siendo válidos y lo serán al menos por unos cien años más).

Según el horóscopo, del 22 de julio al 21 de agosto rige el signo de Leo. Yo nací un domingo 28 de julio de 1957. Cuando era un niño, solía enorgullecerme de pertenecer al poderoso signo del rey de los animales. Pero más tarde conocí la dolorosa verdad. La Astronomía es inexorable: el Sol no se encontraba en Leo el día de mi nacimiento, sino en Cáncer. Por lo tanto, yo pertenezco al reino de los cangrejos, sin apelación. Pero después de todo, los leones son carniceros inmisericordes, mientras que un buen cangrejo puede resultar extremadamente simpático y hasta inteligente. Trataré de ser siempre un excelente cangrejo.

¿Cuáles son las causas de las discrepancias siderales entre la Astrología y la Astronomía? La primera razón es de carácter convencional: en Astronomía las áreas celestes cubiertas por cada constelación son de tamaño irregular. La primera asamblea de la Unión Astronómica Internacional celebrada en Roma en 1922, fijó el número y decretó la forma y el tamaño de las constelaciones, sin consultar a ningún astrólogo. Como resultado de esta división oficial del cielo, un total de 88 constelaciones cubren el 100% de la esfera celeste, análogamente a un globo terráqueo que estuviera hecho de muchas piezas perfectamente adosadas como en un rompecabezas. Al trazar el camino astronómico del disco solar usando una sencilla carta de efemérides y un mapa estelar moderno, se descubre fácilmente que las constelaciones zodiacales no son doce como se cree, sino trece, pues como hemos dicho, entre el 30 de noviembre y el 18 de diciembre el Sol entra a la constelación de Ofiuco, después de una breve escala de 7 días en Escorpión. Mala suerte para los titulares del signo del arácnido que hayan nacido después del 30 de noviembre, pues no pertenecen a ninguno de los doce signos convencionales de la Astrología.

La segunda razón es de carácter natural: obedece al movimiento de precesión del eje terrestre, fenómeno según el cual el momento en que el Sol cruza un determinado punto del zodíaco se adelanta 0,014 grados cada año. (En términos celestes, ese pequeño ángulo equivale más o menos a la cuarentava parte del diámetro aparente del disco solar). Esto significa que la posición aparente que ocupa el Sol en el firmamento en cualquier instante puntual del año, se corre en promedio una constelación cada 2.000 años. (Para ser exactos son 2.143 años, que multiplicados por 0,014 grados, producen 30 grados de corrimiento a lo largo de la eclíptica). Desde los tiempos en que los griegos crearon el zodíaco, han transcurrido más de dos milenios. En aquella época el Sol se metía a la constelación de Aries alrededor del 21 de marzo y por ello el horóscopo dice que los nacidos entre el 22 de marzo y el 21 de abril pertenecen al signo del gran carnero. Pero la realidad astronómica de hoy, es que el Sol se encuentra en Piscis entre el 10 de marzo y el 19 de abril.

Y la tercera razón también es de carácter natural: La velocidad de tránsito del Sol verdadero no es constante, sino que cambia significativamente según la época del año, debido a que en virtud de la segunda Ley de Kepler, la Tierra necesita acelerar su marcha cuando se aproxima al perihelio. (El punto de su órbita más próximo al Sol).

Ya explicada someramente la mecánica de la redonda figura solar por su camino celeste, nos queda hablar de la visibilidad de las constelaciones eclípticas: ¿Son visibles todas las constelaciones zodiacales desde Santiago de Chile, por ejemplo? : Absolutamente; y también lo son desde cualquier otro punto de Chile continental, incluso desde Punta Arenas. La banda zodiacal se extiende aproximadamente 9 grados a cada lado de la eclíptica. Desde cualquier lugar del mundo donde sus habitantes no dejen de ver al Sol en ningún momento del año, ninguna porción de la eclíptica queda bajo el horizonte. Técnicamente, desde tales lugares es visible el zodíaco completo. En cambio, en la mayor parte de la Antártica, o en lugares al norte del círculo polar ártico como en las regiones boreales de Noruega, Canadá o Laponia, hay algún momento del año en que llega la noche larga y el Sol desaparece del cielo por semanas o meses. Luego, algunas porciones de la eclíptica y por ende del zodíaco, son invisibles desde tales latitudes. En el preciso Polo Sur geográfico, el Sol desaparece durante la mitad del año y reina la oscuridad nocturna, mientras cada 24 horas completan su lenta revolución constelaciones preciosísimas como Centaurus, la Cruz del Sur o Carina, cuyas brillantes estrellas ni suben ni bajan con respecto al horizonte, sino que sólo rotan a sus determinadas y precisas alturas por encima de la frontera entre el Cielo y la Tierra; en consecuencia, la mitad boreal del zodíaco es invisible desde el Polo Sur, mientras que la mitad austral es invisible desde el Polo Norte. 

¿Cuáles son las constelaciones zodiacales visibles según las épocas del año en el cielo nocturno de Santiago de Chile? (que es casi exactamente el mismo cielo austral de Buenos Aires, Ciudad del Cabo, o Sidney). Como es natural, de día no podemos ver el fondo estrellado y por lo tanto no podemos decir cuál es la constelación zodiacal visitada por el Sol, puesto que las estrellas que conforman la figura se pierden en el resplandor solar. Se podría deducir observando por el este la constelación zodiacal que precede al alba y por el oeste identificando aquella que sucede al crepúsculo. La constelación que hospeda al Sol será la que queda en medio. Pero este procedimiento reviste sus dificultades. Es más fácil mirando la tabla que adorna este artículo. Mirando las fechas astronómicas que allí se indican, podemos saber cuáles son las constelaciones visibles o invisibles en determinadas épocas del año. Por ejemplo, según nuestra nómina, el Sol entra a la constelación de Géminis el día 21 de junio. Y sigue recorriendo el área de los gemelos hasta el 21 de julio, cuando entra en los dominios de Cáncer. Por lo tanto, Géminis es invisible en la época invernal austral (cuando es verano en el hemisferio norte) y las vecinas constelaciones de Taurus y Cáncer también son difíciles de observar en el resplandor solar. Las constelaciones zodiacales visibles en el cielo nocturno son todas las demás, especialmente las opuestas, es decir aquellas ubicadas a 180 grados de distancia a través de la eclíptica. Para Tauro Géminis y Cáncer, las constelaciones zodiacales opuestas son (aproximadamente) Virgo, Libra, Escorpión, Ofiuco y Sagitario. Estas bellísimas constelaciones pueblan el firmamento subtropical en la época invernal austral, junto con otros grupos no zodiacales tan hermosos como Aguila (Aquila), Lyra, Cisne (Cygnus), el Boyero (Böotes), la Cruz del Sur (Crux) y Centauro (Centaurus). Desde algún lugar elevado y alejado de las ciudades, el cielo del invierno rivaliza con el del verano. 

 

 

Este artículo tiene © del autor.

48231

4 Mensajes

  • > Las Trece Constelaciones del Zodíaco (¿Qué no eran doce?) 24 de agosto de 2006 18:26, por Alejandro Herrera E

    Hola Juan Antonio,

    Leí tu articulo: "LAS TRECE CONSTELACIONES DEL ZODÍACO (¿QUÉ NO ERAN DOCE?)"

    Put...!! Un día viendo televisión ( hace años ya)a eso de las 12:00 o más de la noche en las noticias de cierre en canal 13(Chile), estaba leyendo Javier Miranda y comenzó a leer la noticia de un décimo tercer signo del zodiaco y a pesar que nunca me ha interesado los temas astrológicos ese día por alguna razón puse atención, buscando talvez una forma de sacarle pica a mis hermanas y a mi madre que creen ciegamente en los signos (ahhh!, tu eres así porque eres sagitario..!!) , fue entonces donde escuche el detalle de signo N°13, Esculapio. Yo estaba dentro de la fecha del signo, nací un 17 de diciembre del XX, entonces desde aquel día cada vez que preguntan mi signo, soy Esculapio.
    La malo, es que al correr los años al parecer nadie había visto la noticia, nunca nadie había escuchado el nombre Esculapio, las revistas, diarios de la época y hasta hoy los sitios de Internet ninguno hace alusión alguna al signo, entonces comenzó mi cuestionamiento, pensé que lo había soñado ya no me era tan claro el recuerdo si en realidad había visto la noticia o estaba dormido, pero de donde iba a sacar tamaño nombre??... estaré medio loco?.

    Varias veces había buscado en Internet alguna pista del signo, entonces veía que Esculapio si significaba algo, pero en ninguna parte relacionaba con los signos zodiacales hasta hoy...

    Gracias Juan Antonio, por devolverme la cordura... y ahora con pruebas burlarme de mis hermanas!... porque hasta ahora solo había conseguido risas.

    Saludos cordiales,
    Alejandro Herrera E.

    repondre message

  • > Las Trece Constelaciones del Zodíaco (¿Qué no eran doce?) 8 de septiembre de 2006 07:01, por Corina Dickinson

    Hola Juan Antonio!!!

    Me dió muchísimo placer como también una gran sorpresa leer tu artículo, ya que sinceramente desconocía que había trece constelaciones en lugar de doce!!!!!

    Muy bueno, pero lo que me marea un poco es que no entiendo bien de que signo soy yo entonces....! yo nací el 6 de marzo de 1987 a las 9:00 am...
    Tengo mi carta astral, y sé que mi signo solar es Piscis, mi ascendente Aries y mi Luna esta en Géminis...
    pero leyendo tu artículo se me hace díficil ahora posicionarme!!! sigo teniendo mi ascendente en aries? y sigo siendo de piscis?

    en otras páginas que hablan de la astrología maya me dicen que soy de Acuario.... aunque en la tuya sigo preservando mi pisciana!!!!! jaajjaja, estoy un poco perdida!!!!

    estaría sinceramente agradecida, si me explicaras un poco más todo esto..., ya que me da la sensación que sabes lo que estás diciendo....

    un beso grande y mucha suerte,

    Corina
    desde Argentina, Buenos Aires!

    repondre message

  • Yo también nací un 17 de Diciembre y no me considero sagitario, soy Ophiuco. De hecho me gusta mirar el horoscopo maya que tiene 13 signos. Un Saludo.
    P.D. El artículo me ha gustado mucho.

    repondre message

  • Las Trece Constelaciones del Zodíaco (¿Qué no eran doce?) 22 de enero de 2011 21:54, por Santiago

    Es triste observar que se confunde signo con constelación. Aunque compartan el mismo nombre no es lo mismo ni da igual. De allí que aunque existan como 96 constelaciones, los signos serán 12 y seguirán siendo 12 en el trabajo astrológico.

    No se puede inventar un nuevo signo, cuando estos no son correspondientes a las estrellas del cielo, sino que realmente corresponden a circunstancias terrestres y no celestes. Algo que los astrónomos, que nunca estudiaron con seriedad la astrología, confunden, además de muchos que se dicen ser astrólogos y que se refieren a los signos como si fuesen constelaciones y viceversa.

    Por lo tanto, quién haya nacido un 28 de julio seguirá siendo del signo de Leo, y si lo desea podrá aceptar que es de la constelación de Cáncer. Para quién haya nacido un 5 de diciembre seguirá siendo del signo de Sagitario, y por la afinidad y esencia de Ophiuco con Escorpio, se podrá afirmar que nacío con el Sol delante de la constelación de Escorpio, pero si le hace más feliz decir de la constelación de Ophiuco (el ofidio y el escorpión son animales venenosos).

    Es importante que quede claro que signo es una cosa muy diferente que constelación. Al igual que casa no es lo mismo que signo como se pretende afirmar en este artículo.

    Por lo tanto es un grave error pretender traspasar las posiciones de las constelaciones como si se tratara de los signos. Refleja un alto grado de ignorancia en el conocimiento de Astrología.

    repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369102 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 557 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0