Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > LOS MEDIOS DE INTOXICACIÓN
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LOS MEDIOS DE INTOXICACIÓN

César Rubio Aracil



"Intereconomía" informa. Mejor sería que se dedicaran a calcetar

No quiero citarlos, pero todos sabemos a qué periódicos, emisoras de radio y canales de TV me refiero. Su labor consiste en desfigurar la verdad a base de falacias, y en ocasiones hasta de calumnias. No les importa erosionar los pilares de nuestra democracia, debilitados por el peso excesivo de la mentira y la corrupción. Con tal de que prosperen los intereses que representan, todo lo demás: creación de empleo, cultura, educación cívica, progreso humanístico, I+D+I y otras bondades, no cuenta para sus fines, aunque tratan de abanderar los altos valores de la virtud. Sólo por poner un ejemplo, me fijo en un medio de comunicación, sólo en uno. Veamos:
 El pasado viernes (20 de mayo), puse la TV y conecté con cierto canal. Después de casi una hora de ver gestos nada agraciados y escuchar palabras que consideré insidiosas, me dije: César, cambia de canal, porque lo que estás viendo y escuchando no tiene nada que ver con tu sentido de la dignidad. En efecto, las señoras y señores de Intereconomía que estaban debatiendo sobre las actitudes y comportamiento de los Indignados, únicamente juzgaban los normales fallos que se dan en cualquier movimiento de masas. De las palabras de periodistas y colaboradores de la citada empresa fluían pestilentes vaharadas dialécticas -unas ensañándose con el PSOE e IU y otras haciendo lo propio contra los concentrados en la Puerta del Sol- que, sinceramente, me obligaron a rememorar hechos históricos no tan lejanos, cuando comencé a comprometerme con la defensa de las libertades porque Franco aún empuñaba la vara. 
 Los profesionales de Intereconomía censuraban la actitud de algunos manifestantes porque les estaban interrumpiendo la labor informativa que llevaban a cabo. (Me pregunto si se puede considerar labor informativa la constante acometida contra miles de ciudadanos que, hartos de comprobar cómo se incrementa día a día la corrupción política, la manera descarada de favorecer anualmente a la Iglesia con miles de millones de euros, la injusta valoración del voto ciudadano y otras heces, deciden ocupar la calle sin saber qué hacer, pero convencidos de que no se puede seguir resignándose a ser borregos por más tiempo.)
 Soy consciente de que las decisiones asambleístas no resultan efectivas. Lo sé, porque durante varios años estuve militando en la USO; pero la juventud confía más en la utopía que en la democracia manipulada que tenemos. Tampoco se me escapa que ciertas minorías impresentables se nutren del esfuerzo colectivo para desacreditar una labor de la que se beneficia la derecha montaraz. Lo que yo no sabía -¡ingenuo de mí!- era que determinada prensa fuera capaz de intoxicar a la ciudadanía y envilecer la democracia. Comencé a enterarme hace años, cuando me di cuenta de que cierto prestigioso director de un periódico de gran tirada, sin escrúpulos ni sentido de la responsabilidad, iba calando mefistofélicamente en la conciencia colectiva. Y sigue la innoble afrenta a la verdad informativa.
 Intereconomía –insisto para concluir- dedica una grandísima parte de su programación a informar sobre lo que está sucediendo en Madrid y Barcelona principalmente. Mejor para todos sería que se dedicasen a calcetar.


augustus

Este artículo tiene © del autor.

132

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3241481 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 739 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0