Portada del sitio > LITERATURA > Relatos > EL MERCADER DE LA SEDA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL MERCADER DE LA SEDA

FRAGMENTO

Valentín Justel Tejedor

España



Relato intertextual que combina realidad y ficción, desarrollándose su trama argumental en la Valencia de primeros de siglo, pretendiendo ser un homenaje al arte modernista de la capital valenciana.

 
D. Xavier Gassó era un acaudalado comerciante perteneciente a la élite burguesa catalana, con residencia en Barcelona. Sus florecientes negocios de tejidos, especialmente el comercio de paños y sedas, le habían reportado un importante numerario, y por ende, una considerable fortuna.
  
D. Xavier Gassó se desplazaba periódicamente a la capital valenciana, con la finalidad de cerrar importantes transacciones mercantiles. Así mismo, aprovechaba sus visitas para adquirir extraordinarias antigüedades y valiosas obras de arte, de prestigiosos artistas valencianos.
  
Su inusitada pasión por el arte, le llevaba a alojarse siempre en el suntuoso hotel de la valenciana calle de la Paz, concretamente el situado en el número cuarenta y dos. Xavier Gassó sentía verdadero paroxismo por las Casas Sagnier; dos esplendidas construcciones modernistas, símbolo de la Valencia de principios de siglo.
  
Así, elegía aquel hospedaje, por dos caprichosas razones: por un lado, la marquesina de la puerta de acceso al establecimiento -en cristal y hierro-, le evocaba las marquesinas de los lujosos edificios parisinos. Ello le hacía imaginar que se encontraba en alguno de los bulevares del París modernista. El otro motivo, era que desde sus acristalados ventanales, se podía apreciar la excelsa belleza de una de las emblemáticas Casas Sagnier.
  
De este modo, cada vez que se asomada a la miranda de su esquinada estancia, vislumbraba el ritmo rozagante y ufano, de las lobuladas balconadas de forja, exornadas con sinuosas rejerías, dispuestas en tornapunta, que se incurvaban en los careados de las provectas balconadas.
  
La fachada principal estaba ornada de fascinantes requilorios, filásticos zarcillos y retruécanas espirales. En el chaflán de la calle de las Comedias, destacaba un resolano mirador con cinco ventanales cuadrilongos, dispuestos verticalmente. En las obnoxias alturas, una escamada cúpula coronada por una aguja, enhiesta y pingorotuda, despuntaba con procacidad, sobre el cerúleo cielo de la capital valenciana.
  
D. Xavier Gassó se deleitaba cada mañana, columbrando aquellos lienzos de la Casa Sagnier. En sus paramentos tenían cabida desde ricos elementos vegetales, con profusión de hojas y flores, hasta fantásticas cabezas de vestiglos.
   
Así, a primera hora de la mañana tras un frugal desayuno, emprendía la marcha encaminándose a la cercana Plaza de la Reina, allí unas veces en el “Café El siglo”, y otras en el “Café Fortis”, se reunía con comerciantes locales, con los que mercadeaba sus famosos paños, para que estos últimos los vendieran en ferias, mercados y romerías de los pueblos.
  
Aquellos cafés eran un centro de transacciones por excelencia, pues en ellos se congregaban otros mayoristas de la pañería, lencería, sedería, guarnicionería, y pasamanería, además de reputados plateros.
  
Los intercambios más habituales eran aquellos en los que se compraban y vendían paños de mitán, holandilla, tafetán y cambray.
 
El terciopelo, el damasco y la seda eran tejidos de mayor calidad, y por tanto de elevado precio, siendo éstos la especialidad de Xavier Gassó (…)

Este artículo tiene © del autor.

133

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 17

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3238656 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 747 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0