Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > FRUSTRACIÓN
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

FRUSTRACIÓN

César Rubio Aracil

España



FRUSTRACIÓN

 

Me acaba de decir una antigua amiga en Facebook: “Espero que puedas superar tu frustración”, refiriéndose, creo, al seguro triunfo del PP en las próximas legislativas. Ciertamente, Mari Carmen tiene razón: siento malogrados mis ideales políticos; no porque el PP vaya a arrasar en los  comicios  de noviembre, que en gran medida supone un cambio de ciclo, en esta ocasión agravado por el lamentable estado de nuestras finanzas, de las relaciones políticas perversas y del progresivo aumento de la corrupción. Lo siento profundamente porque mi experiencia de activista sindical durante más de veinticinco años, ahora que me siento viejo, me obliga a reflexionar sobre el merecimiento del pueblo llano español. Sí, los españoles de a pie nos merecemos un gobierno como el que se nos avecina, al frente del cual estará un destacado oligarca, defensor a ultranza de la Iglesia católica y del neoliberalismo. Después de la victoria electoral, el señor Rajoy, cómo no, comenzará a desplegar su ambiguo programa, el que debió haber explicado antes de y no después, cuando ya la sentencia no tendrá apelación posible. Pero esto, con ser mucho, no es todo. Los avances conseguidos desde la Revolución Industrial, mediado el siglo XVIII, hasta nuestros días, quedarán reducidos a la mínima expresión posible, sin esperanza de recuperación; porque cuando un pueblo (me referiré siempre al pueblo llano, porque la expresión pueblo, a secas, comprende a todos, ricos y pobres, ladrones y gente honesta) se acomoda a la vana esperanza de que alguien lo sacará de su miseria, está condenado irremisiblemente a seguir siendo plebe. Por algo ahora mismo se están incrementando desproporcionadamente las bodas gay. En cambio, si el contribuyente sin escapatoria se rebelase, si en vez de aplaudir utilizase el rebenque, si en lugar de criticar injustamente a los Indignados (sí, con mayúscula porque me da la gana y porque me sale de los dídimos) se aliase con ellos, ni Rajoy ni San Pequeñín tendrían valor testicular para frenar la justa cólera de los burlados; pero España es lo que es: un pueblo que siempre ha estado limosneando con padrenuestros y aclamándose a Dios. Y lo más triste de todo: ni siquiera hemos sido capaces de defender con dignidad a nuestros propios hijos. Esta es la España de ahora y de siempre. Esta es la España que me tiene frustrado, no Rajoy ni Zapatero que al fin y al cabo son marionetas manipuladas por los chorizos de levita, las sotanas y los prohombres de la guita.  

Este artículo tiene © del autor.

570

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3242081 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 726 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0