Portada del sitio > MONOGRAFÍAS > ARTE, DEPORTE Y ESPIRITUALIDAD - PERFIL BIOGRAFICO DEL P. IVANILDO SALES (...)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

ARTE, DEPORTE Y ESPIRITUALIDAD - PERFIL BIOGRAFICO DEL P. IVANILDO SALES CHAVES (OAR)

(Una aproximación a sus MATRICES; o un modo de comprender su agustino corazón)

Adrián N. Escudero

Argentina



 
 
Dedico especialmente este ensayo biográfico, esbozado sobre la augusta personalidad del bienamado P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), a quien, completando junto al suscrito y con su presencia mariana y solícita, una trilogía de audaces pájaros soñadores de un mundo mejor, supo prestar “alas” a los anhelos más íntimos de este joven galileo brasileño, en complicidad de esfuerzos y amistad incondicional, encendiendo de amorosos cuidados su vocación artística y sacerdotal: me refiero, a nuestra común amiga del alma y hermana en la fe, la dulce María Cecilia Mourelo (JAR).

 

INDICE


De su entorno familiar y raíces primarias de humana espiritualidad…  

De su experiencia de amistad... 

 

Fruto de una generación (deseo de acercar el Evangelio desde la cultura…    

A) Brasil: su cultura, su idiosincrasia. 

B) Formación de la Cultura Brasileña.                 

C) Dos tópicos especiales:                            

 

-El arte (Literatura, poesía, música…)  

-El deporte… 

 

De  su experiencia  de Dios y formación teológica… 

 

Una reflexión final… 

  

ooOOoo


 

 

De su entorno familiar y raíces primarias de humana espiritualidad...

 

 El sacerdote agustino, Ivanildo Sales Chaves (OAR), llamado en modo afectuoso Padre Ivanildo, o más cariñosamente fray o padre Iván, nació el 6 de octubre de 1978, en un pequeño pueblo del norte de Brasil, Bujarú, en el Estado de Pará, cerca de Belém, capital del referido Estado (una ciudad que supera el número de habitantes, vgr.: a dos de las grandes núcleos urbanos del interior argentino: Rosario y Córdoba). Se radicó en el pueblo de Concordia con su familia, donde hoy viven sus padres (Raymunda Sales y José Lu Ve Chaves), y a la que añora por su sencillez y tranquilidad. Proviene pues de una familia austera: su padre se ha dedicado al trabajo y cultivo de la tierra, y, su madre, a la costura (al respecto, y como afirma este querido pastor, ella ha practicado el arte de vestir a la humanidad y reconciliar los retazos del mundo”). Tiene tres hermanos: dos (Valmir y Everson José) varones y una mujer (Cléia). Así, y desde muy temprano, el contacto con la tierra y con el arte de reconciliar los retazos, marcaron profundamente su forma de ser. Una forma de ser que, hoy, vamos a descubrir juntos en esta aproximación biografía.

 

 En primer lugar, subrayar que Dios siempre estuvo muy presente en su casa. Expresa el P. Iván:

 

 ”Nuestra relación con lo sagrado, se vivió de manera muy natural; ello, a partir de los detalles y los retazos de la vida. Nunca hubo nada muy extraordinario. La fe se fortaleció en medio de lo ordinario de la existencia, y Dios se tornó a partir de ella en lo esencial de nuestros días.”

 

 Su infancia fue muy tranquila y normal: entre la escuela, la iglesia, los juegos, las amistades, los ensayos de cuentos y poesías:Llevo conmigo hoy, aunque la vida se vuelva más acelerada por el ritmo de mis actividades, la serenidad y la paz de aquellos tiempos. No quiero perder la calma del tiempo en donde la vida era bien más simple, y no andaba en el compás de una agenda”, confiesa fray Ivanildo, con ese espíritu de saudade o nostalgia hospitalaria que acompaña siempre la suavidad de su voz, vuelta oración en cada vuelo de sonidos hamacados como por la quietud de una serena brisa.

 

 Para su mamá siempre había sido un sueño ver consagrado a un hijo suyo como religioso. Fue al cabo una alegría muy grande cuando ese anhelo pudo concretarse. No obstante, Iván estima que “Sabía que le iba a costar mucho desprenderse de mí, porque nosotros teníamos y seguimos afirmados a una relación muy estrecha”. Pero fue muy bien tomado y aceptado por mi madre este proyecto personal, aún sabiendo que tendría que asumirlo bajo la pena del desprendimiento. En cambio, mi papa quería otra cosa para mí”.

 Al respecto, Dios había hecho con maestría el trabajo de preparar el terreno, y volverlo propicio para tan radical finalidad: “De hecho, siento que tuve un muy buen acompañamiento en la decisión adoptada. Eso influyó mucho, por el aire que siempre se respiró en casa. Y digo ayudó mucho, porque nací y me crié en un contexto muy religioso: el pueblo muy religioso, la familia muy religiosa; entonces, eso colaboró en modo adecuado y eficaz a aceptar el proceso, a digerirlo bien”.

 

  Y es muy grato ver cómo el propio P. Iván describe, con fibra de Poeta, aquellos detonantes que le permitieron decir “sí” al Señor, siguiendo el camino de “sus” dos Marías (nos referimos, por cierto, a María Santísima[1] y a su madre Raymunda):

 

 “Una de las escenas más bellas y poéticas que guardo en el sagrario de mi corazón, como un sacramento, está relacionada a la vida sencilla, ordinaria, cotidiana de mi infancia: mi madre ejerciendo el oficio de reconciliar entre sí, retazos, dando así origen a bellas prendas. Allí, a partir de las manos de mi madre, los “retazos” del mundo eran reconciliados. Pues, entendemos que las prendas, son nada más que un conjunto de fragmentos de telas unidas, religadas entre sí”.

 

 “Allí, observando aquella escena que tantas veces se repetía, fui aprendiendo a ser humano; Dios iba sembrando una sensibilidad rara en mi corazón, a partir de aquellos detalles. La experiencia de lo sagrado en mi vida siempre ha llegado por las vías de la simplicidad. Una mirada llena de ternura de una madre en medio a su ardua labor; algunos retazos siendo reconciliados; una mano lastimada que de a poco va siendo cicatrizada; un llanto que se va convirtiendo en leve sonrisa, después de una frase tan simple: “¡Estoy aquí querido!”. Aprendí desde muy chico que Dios es amor, es ternura, tiene manos de mujer y sabe bien del arte de coser”[2].

 

 La conciencia de una suerte de impasse o inasible -quizás invisible- experiencia juvenil (donde las voces del mundo se entrelazan con las voces del Ángel que llama a ser sólo de y para Dios), nos ilustran sobre la seriedad que tuvo aquel proceso de deslumbramiento y alumbramiento en Dios, al que aludiera el P. Ivanildo, y que le llevaría a concretar ese firme y definitivo deseo de negarse a sí mismo para llenarse de la Gracia, y poder decir como San Pablo[3] (N. 5, Tarso de Cilicia, Turquía – f. 68, Roma, Italia): “Ya no soy yo, sino Cristo quien vive en mí”.

 

  En ese orden, nuestro pastor intima con su Pueblo, la génesis de aquellos sentimientos que movilizaron y enderezaron su alma hacia Jesucristo, el Señor, quien es Camino, Verdad y Vida. Como San Agustín de Hipona [4] (su Padre en la fe - N. Tagaste, 354 y f. Hippo Regius, 430 - África del Norte) y San Ignacio de Loyola [5] (su avatar en la audacia evangélica – N. Azpeitia, 1491 y f. Roma, 1556), el afán de servicio a Quien a todos sirve, abrevaría en la idea de que era posible incendiar la tierra entera con el fuego de la Buena Noticia. Y nos dice:

 

 “Creo haber sido muy religioso desde la infancia y en el seno de la familia, pero, hasta los 16 y 17 años no me había planteado la posibilidad de abrazar la vida religiosa. Empecé a esa edad a descubrir de qué trataba todo eso. Fue a partir de un amigo, que ya estaba en ese rumbo y de mis contactos y conversaciones con él, que comenzó a seducirme y contagiarme la necesidad de unirme a aquellos otros decididos a levantarse como puentes entre los hombres, como mediadores entre la fragilidad humana y la misericordia divina, proclamando la fe, la esperanza y la caridad en la Gracia, transfigurado en cirujano de almas transidas por el sufrimiento, el oprobio de la injusticia, y vuelto levadura del Amor de Dios en la construcción cultural de los pueblos: edificar el hombre nuevo para Cristo, sería mi misión”.

 

 Fue un día que nunca olvidará en que sucedió: un día quizá como el que podría pergeñarse desde las esencias metafóricas de algún poeta olvidado, donde su corazón fue como una cortina de pájaros navegando al viento, ingenuos y traviesos; o como un par de zapatos transidos y sudorosos marchando hacia sueños de lapachos florecidos tras una sempiterna primavera de esperanzas; o como un patio con esquinas de suspiros donde no mueren los tulipanes, ni se agota el perfume del sándalo, del incienso y la canela; o como todo un laberinto de interrogantes con sensaciones de respuestas alertas, abierto de par en par, y por el que dio paso al Sol de la mañana para no perder jamás el oro de las tardes ni el silencio contemplador de la luna nombrando su nombre junto a Él, su Jesús vivo y sacramentado…

 

… Sí, fue a los 17 años, después de una semana de retiro espiritual en que ingresó para hacer una experiencia, y que luego urgiera un año, y luego otro, hasta que Dios percutó el clik del “ya estás preparado para el salto” en su corazón de niño amado y amable. Transcurría el tercer año de filosofía, cuando Dios lo atrapó de manera irresistible. Y por cierto era primavera: pero no cualquiera, sino aquella que habita el núcleo de todas las demás… Amante de la psicología, descubrió su vocación religiosa e ingresó al Seminario de la Orden Agustino Recoleta (OAR), con el apoyo incondicional del presbítero español P. Michel  (Miguel Ángel Hernández Domínguez), quien sembró en él las “semillas del Verbo” en términos de profunda humanidad. Los estudios de filosofía los realizó en el Instituto Agustino de Filosofía, en Franca (San Pablo, Brasil). A la Argentina llegó por vez primera a principios del 2002; hizo en el Seminario de su Orden los cuatro años de Teología y la última etapa de su formación religiosa la plasmó en la Universidad Católica Argentina (UCA, Buenos Aires). Fue ordenado sacerdote en Brasil un 4 de junio del año 2006, donde estuvo radicado durante un año y medio aproximadamente. Luego retornó a nuestro país para realizar una especialización en Teología Moral. Y, a la ciudad de Santa Fe de Vera Cruz (capital de la Provincia del mismo nombre), arribó a mediados del 2010 con el objeto de trabajar como asesor de la pastoral juvenil y como promotor vocacional. En ese orden, su barca de pescador de hombres arribó durante el año 2010 a las orillas y abrigo de la Parroquia “San José”, que los Padres Agustinos Recoletos fundaran hacia 1929 en dicha ciudad (sita en Argentina, país que, junto a los Estados Unidos del Brasil, y las Repúblicas del Paraguay y Venezuela, forma parte de la Provincia “Santo Tomás de Villanueva” de dicha Orden Religiosa cuya central se ubica en Madrid, España).

 

 En tal sentido, vale acotar que, en los umbrales del año 2000, y reactualizando y potenciando –en nuestro criterio- lo obrado oportunamente por la juventud de Acción Católica PAR, esta vez y bajo la enjundia y proyección organizadora del P. Carlos María Domínguez (actual Prior Argentino OAR), al frente de la Presidencia del Secretariado de Pastoral Juvenil y Vocacional de la Vicaría Argentina, comenzó a edificarse lo que dicho fraile –al despedirse luego de tal función para ocupar la jefatura del Seminario OAR-Argentina- llamara con poética propiedad, “una catedral de jóvenes”: la JAR (Juventud Agustino Recoleta). Catedral de Jóvenes que no dejó de apuntalar y engrandecer, luego y con amorosa y fructífera dedicación, fray Germán Esteban Aceto (2004-2009). Y bien, tomando como referencia aquellos inmediatos e importantes antecedentes, fray Ivanildo Sales Chaves, a poco de asumir el rol de promotor vocacional, comenzaría a desarrollar una novedosa acción pastoral que vendría a concurrir –como manifestación propicia de su valor agregado y con la perseverancia y creatividad de su talentosa formación personal-, al magnífico esfuerzo creativo desarrollado hasta el momento a favor de la evangelización de la jóvenes. Así, y junto a la vocación religiosa que lo estimularía a alcanzar un singular sentido de su misión terrena como hombre sumará, en obras concretas y no convencionales, su amor a Cristo Joven mediante su desvelo por el Arte (desde el punto de vista, en su caso, tanto literario como musical), aplicado éste como medio idóneo para sembrar lo que denominará, felizmente y con calidez teológica, “las semillas del Verbo”; definiendo a la Música en su acepción agustina: “El que canta ora dos veces”, y a la Palabra como “Casa de los significados”; pero también acreciendo a esas pasiones la impronta del Deporte, el que constituirá para él otra de sus especiales particularidades; actividad a la que subrayará como “fundamental para la salud y también para ver la vida de forma diferente, favoreciendo y ayudando el alma y el espíritu de las personas”.

 

 Nuestro sacerdote adhiere al Movimiento de la Renovación Carismática impulsado por el Concilio Vaticano II[6], del que expresa: “El Papa Juan XXIII [7] convoca a obispos y cardenales a darle más protagonismo a la persona del Espíritu Santo… Personalmente hallé, en dicho Movimiento, la predicación de un Cristo vivo que habla con nuestro corazón, que se comunica a través nuestro… Dios está vivo y te ama –afirma-, transforma tu vida y tiene poder. Soy sacerdote gracias a eso”… Dentro de la Renovación Carismática recibió una experiencia contundente, el “bautismo (con la Persona) del Espíritu Santo, que inauguró algo nuevo dentro de mí… No soy un sanador –aclara sin embargo-, el que cura es el Señor; a Él invoco para que manifieste y obre la sanación; (… que) no es un fin, sino un toque de la Gracia. Lo humano apenas colabora; es siempre la Gracia de Dios la que cura”. [8]

 

  

 

De su experiencia de amistad…

 

  Hay en la transparente personalidad del P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), una matriz o eje, dentro de ese conjunto planetario de núcleos vivenciales que lo inundan y lo circundan, uno en particular: quizá el preferido, pues es la impronta que lo ha llevado a entregarse y fundirse con Dios, sujetando con fuerza de mano y de corazón la empuñadura de su arado redentor, atraído y poseído por su Mirada compasiva ante los rigores de la trama de la existencia humana que, como hombre y sacerdote, ha podido experimentar no sólo en sí mismo sino en los “otros”; ese, a veces, atropello o miríada de interrogantes que se le clavan y le perforan la carne y el alma en cada escucha de confesionario, en cada café o partido de fútbol –porque ama ese deporte- compartido, en cada retiro vocacional dirigido, en cada roce de almas necesitadas de un consejo sanador, esperanzador...

 

 … Aludimos, como imaginarán, al rol y eje de la Amistad[9]. El P. Iván sabe que somos como pájaros de una sola ala[10], y que sin el “otro”[11] jamás podríamos levantar vuelo, y escapar de los intrincados laberintos que nos propone la complejidad de un mundo estructurado sobre la seductora base del ejercicio del poder y del uso de los bienes como medios de dominación y no de servicio al bien común. Nos necesitamos los unos a los otros para ser uno en todos y todos en uno: familia. Nos necesitamos los unos a los otros para construir en nosotros el propio Misterio de un Dios, que es Uno y a la vez Trino.

 

 Es que nosotros somos partes mystagógicas de ese Misterio Escatológico que religa la creación con el Creador y al ser humano con su Hacedor, Redentor y Santificador. La amistad: una palabra que nace y se conduce desde la más profunda raíz virtuosa que podría habitar la intimidad de un hombre: el Amor; es decir, el propio Dios habitando el sagrario del humano corazón. Amar al Amor es construir Amistad; una energía que, desde su infinita fuente, se materializa, encarna, sitúa y personaliza como un arrebato místico.

 

 Por eso, uno se emociona al escucharle hablar de ella, y se estremece porque hace bullir en nuestras almas al Espíritu Santo que, un día de kairós (un instante de suprema alegría) nos fuera dado al confirmársenos como hijos del Amor, cuando dice y enseña con la autoridad de quien ha sido ungido por la Gracia divina:

 

 “Creo que el corazón humano es “ciudad habitada”, viven personas, tiene paisajes, está lleno de misterios a ser desvelados”.

“Grandes experiencias de la amistad humana componen el entramado de mi existencia. De alguna manera, nuestras vidas están cosidas, unidas entre sí. No sé decir mucho de mí, sin recordar antes a cada uno de ellos. Hablo de estos hilos que nos sujetan y nos ayudan en los momentos cuando nuestro tejido parece no resistir por si solos”.

 

 “Estas relaciones humanas que van siendo tejidas, poco a poco, hasta formar un entramado consistente, de lazos fuertes y durables. Esos vínculos que nos ayudan a consolidar el tejido del cual estamos formados. Esos tendones que nos humanizan y nos ayudan a constituirnos como persona. Esas miradas que nos ayudan a encontrarnos cuando nos perdemos. Esos brazos que nos levantan cuando caemos; a proseguir cuando nos pensamos desde el desánimo o del no saber qué hacer frente a los muros que, como fantasmas del miedo o la incertidumbre, nos desorientan y ciegan el sendero a recorrer para ser verdaderamente felices”.

 

 “Es por eso que estoy cada vez más convencido de que los amigos verdaderos son ángeles que nos guardan. Creo que en la vida tropezamos y caemos, la mayoría de las veces, porque no tenemos una mano cerca que nos sostenga. Terminamos perdiendo el don que poseemos, por la falta de una luz que llegue a nuestro encuentro y nos ayude a percibir mejor el camino”.

 

 “Traigo al corazón aquellos que encendieron luces cuando la oscuridad parecía invadir mi espacio. Aquellos que encendieron velas para que yo pudiera acertar los pasos en el camino de la vida”.

 

 “Ser amigo es iluminar cuando la noche se acerca. Es cuidar los pasos de quien se aprecia”.

 

 “La amistad, entiendo, es un hilo fuerte con el poder de cosernos por dentro y unirnos al misterio de Dios creador y autor de la verdadera amistad”.

 

 

  

Fruto de una generación (deseo de acercar el Evangelio desde la cultura)… 

 

 Guiado en su ministerio presbiteral por las aggionardos consejos pastorales de su santidad, Juan Pablo II, nuestro biografiado es fruto de una generación de sacerdotes que busca acercar el Evangelio desde la impronta cultural de los (sus) pueblos; o para mejor decir, hacer presente y actual el mensaje de redención, la Buena Noticia, al mundo, pero teniendo en cuenta para ello la complejidad de sus formas expresivas, quehaceres, modus operandi, ideologías, valores, antivalores, lenguas, usos y costumbres; elementos éstos envueltos bajo la globalizadora capa de una interacción mundial devenida del progreso tecnológico y sus redes satelitales y virtuales de relación humana.

 

 Redes virtuales y demás medios de comunicación innovadores de inserción social a las que hay que saber ordenar y aprovechar para una adecuada y eficaz difusión del Evangelio, respondiendo al imperativo cada vez más urgente de alcanzar, en la Tierra, las primicias del Reino de Dios o cimientos de la “Civilización del Amor” (al decir del citado y benemérito Papa beatificado recientemente); una civilización que será finalmente plenificada no ya como virtual, sino como virtuosa Jerusalén Celestial (Ap. 21, 9-27) o “Ciudad de Dios”, donde la medida del amor será amar sin medida (cfr.: San Agustín[12]).

 

 Para ello, el P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), un joven galileo brasileño, se remite o vale –como anticipáramos- de la fuerza expansiva y sensible del Arte, especialmente en dos de sus múltiples manifestaciones: la música y la literatura; soportes de gran ductilidad intelectual, a los que adiciona otra actividad cultural de notoria aceptación mundial: el Deporte, y, dentro de su ámbito, al fútbol en particular.

 

 Rescata para dicho fin, el empleo de todos los medios de comunicación a su alcance, cuya dinámica de desarrollo motivada prima facie por lo comercial de sus dueños o accionistas, sabe que no puede ni debe superar la animosa expectativa de sembrar sus semillas del Verbo, en los campos y con los recursos pastorales convencionales y “no convencionales” que pudieran coadyuvar al logro de tan noble cuan divina imposición; que de ello se trata, y de ahí el desafío asumido ante un objetivo innegociable: hacer que el Mensaje de Amor y Salvación Divina -a impulso de la Gracia encarnada en la persona de Jesucristo, el Señor-, pueda llegar con ternura y profundidad al corazón de nuestra gente.

 

 Porque, “Jesús ha revestido de una sacralización especial los territorios por donde pasó. Y nosotros también, como cristianos, como continuadores de Cristo –remarca el P. Iván-, tenemos esa misma misión: sacralizar, revestir de sacralidad los territorios que frecuentamos. Hoy en el mundo virtual, las llamadas redes de relaciones sociales, son cada vez más abundantes –aclara-. Ahí tenemos también un territorio interesante. Y tenemos dos posibilidades frente a dicho territorio: banalizarlo o sacralizarlo. Depende de la forma como ponemos nuestros “pies” en esa realidad. Nosotros, como apóstoles del siglo XXI, no podemos entrar en estos espacios de cualquier manera. No podemos entrar sin dejar “pegadas” de aquellos que se han encontrado con un mensaje que ha provocado algo nuevo en sus corazones”[13]Y alienta a todo aquél que desee asumir los desafíos de la hora, habiendo leído los signos de los tiempos: “Descubramos en el facebook, en el orkut, o en el twiter, etc., territorios a ser sacralizados. Existen lugares que Dios necesita de nosotros para llegar. ¡Tengámoslo en cuenta! ¡Sepamos traducir el Evangelio de una forma que pueda llegar a los lugares en donde el mensaje necesita llegar, para adecuarse así, mejor a nuestra realidad! ¡Asumirla y elevarla, se llama Redención! El Maestro ya nos lo había enseñado”…

 

 Así, el P. Iván se considera fruto de una generación de presbíteros o curitas compatriotas, “como los Padres Zezinho, Marcelo Rossi, Joazinho, Jonas, Antonio Maria, Léo, y Fábio de Melo, entre otros”… En tal sentido, pensamos que antes de profundizar en las singulares inquietudes de nuestro sacerdote, será bueno adentrarse o aproximarse siquiera a lo esencial de sus raíces idiosincrásicas, ancladas frondosamente en esa gran Nación que conforman los Estados Unidos del Brasil, y de cuyo seno brota una (su propia) vida –ahora también y como alter ego de Cristo Jesús-, “para la vida del mundo”…

 

A) Brasil: su cultura, su idiosincrasia…

 

 La “cultura” o forma de ser y hacer, en este caso, brasileña, es el resultado -podría decirse en modo simplificado-, de una mixtura antropológica y sociológica de varios pueblos del mundo occidental y oriental que vinieron a sumarse y a recrear su original demografía natural o aborigen, inventando una nueva “totalidad”; totalidad conceptuada “cultura” que, al decir del actual académico argentino José Luis Víttori[14] (“Imago Mundi, notas para una morfología de la imagen literaria”, 1972), constituirá una suerte de “unidad cerrada” que, “en punto a valores, sólo puede confrontarse con sus propios fines”.

 

  Por eso, eludiremos aquí –y no sólo por razones de la brevedad del trabajo encarado- todo juicio o prejuicio sobre el punto, ya que a la expresión auscultada como respuesta a “ciertas maneras de ver las cosas, de sentirlas, de comportarse ante ellas, de hacerlas, de hablarlas, de creerlas, de opinarlas”, y que nos revelan de un modo diferente al de otros pueblos, lo cierto es que “la Investigación comparada no puede ir más allá de ciertas relaciones, afinidades, correspondencias, equivalencias y oposiciones referidas a los distintos modos de ver y de hacer”.

 

 En ese orden, centraremos entonces nuestra atención en el hecho objetivo que registra, como afirmáramos, el aporte idiosincrásico de numerosos contingentes de inmigrantes europeos, africanos, asiáticos, árabes, etc., que nutrieron las fronteras y regiones del extenso continente brasileño, abonándolo y sellándolo como un crisol de razas, costumbres y proyectos; y dotándolo así de una amplia gama de manifestaciones sociales de todo tipo a través de las cuales se han ido expresando, en sinfónica combinación, sus tan sugestivas como atrayentes y exóticas expresiones culturales (concretadas, desde luego, en los campos de la música, la pintura, la literatura, el cine y la arquitectura, entre otras).

 

 Porque fue de aquella intensa mixtura entre pueblos arcanos y colonizadores, de la que surgió una realidad cultural peculiar; una “totalidad” que sintetiza a las dichas varias culturas.

 

B) Formación de la Cultura Brasileña

 

 Al bosquejar la constitución del ethos cultural de su país, el P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), nos explica que:

 

“Dentro de los diversos pueblos que formaron el Brasil, fueron los europeos aquellos que ejercieron la mayor influencia en la formación de la cultura brasilera, principalmente los de origen portugués. Ello, durante los 322 años en que mi país fue Colonia del Reino de Portugal, y a través de los cuales se fusionaron diversos aspectos de su entramado intestino y contextual con el de la cultura indígena; entramado que persiste aún en la actual civilización brasileña.

 

 “Brasil, como sucede con el conjunto de países que entrelazan a la América Latina toda, debe comprenderse quizás como un país eminentemente multicultural, marcado por grandes y diversas corrientes migratorias provenientes de todos los continentes y el intenso mestizaje entre ellas.

 

 “La música popular de Brasil es conocida globalmente, con una gran variedad de manifestaciones y estilos como la samba, la bossa-nova, el choro, el axé, la lambada, el forró, la sertaneja, etc.; pero también son muy populares estilos importados como el Hip-Hop y el rock.

 

 “A mi entender -afirma con entusiasmo fray Ivanildo- algunos de los éxitos internacionales más conocidos y representativos de Brasil, podrían ser la samba “Aquarela do Brasil” (1961- género popular) o la bossa-nova "Garota de Ipanema" (The Girl from Ipanema) de Antonio Carlos Jobim[15], muy conocidos y aceptados a nivel mundial.

 

 “En tanto que, la literatura de este país tropical –nos ilustra sin dejar de emocionarse, y activado a fondo en su rica sensibilidad-, posee exponentes (en obras y autores) destacados como el clásico ensayo sociológico, sobre la formación de la sociedad brasileña, “Casa grande y senzala” (1933) de Gilberto Freyre[16], y escritores de la talla de Machado de Assis[17] ("Don Casmurro", Brás Cubas ("Memórias Póstumas”), Jorge Amado[18] (“Doña flor y sus dos maridos”, “La tienda de los milagros”, “Gabriela, clavo y canela”), João Guimarães Rosa[19] (“Grande Sertão: Veredas”), Érico Veríssimo[20] (“O Tempo e o Vento”) y Fausto Wolff[21] (“O Acróbata Pede Desculpas e Cai”, “Rio de Janeiro, um Retrato: a Cidade Contada por seus Habitantes”).

 

 “Entre los poetas se destacan Carlos Drummond de Andrade[22], Alphonsus de Guimaraens[23], Haroldo de Campos[24], etc. En los dramaturgos resaltan Manuel de Araújo Porto-alegre[25] (Pitangueira), Antônio Calado[26] y Nélson Rodrigues[27], etc.

 

 “Por lo demás, el cine de Brasil es uno de los más desarrollados en Iberoamérica, con prolífero material fílmico, algunos en coproducción con empresas y artistas de otros países, y un importante mercado interior; así como películas que han recibido reconocimiento internacional: desde las históricas “Límite” (1931) de Mario Peixoto y “Orfeo Negro” (1959)”.


C) Dos tópicos especiales

 

 De esta forma, ubicados somera aunque eficazmente en la matriz terrena que lo contuvo (y contiene en innumerables noches de sueños creativos), estamos en condiciones de aludir ahora a esos dos tópicos de la cultura, como quehacer de lo humano en un hábitat condicionado y condicionante, a los que el P. Ivanildo adhiere, y que ha seleccionado –conforme a dones recibidos de lo Alto- para introducirse como actor y agente de cambio evangélico: nos referimos al arte y al deporte.

 

 Arte y deporte: dos de las aristas más saludables y convenientes para ilustrarnos y hacernos enamorar de la materia sagrada a la que él, como creyente y elegido, lo ha devenido en sacerdote del Dios Uno y trino; una materia que, en clave cristiana, resulta hondamente consustanciada, como en el pan y el vino en una mesa, y que se vuelve sacramento de lo humano a través de la Mirada Eucarística… 

 

-El arte (Literatura, poesía, música…)

  Cuando uno piensa que pocas personas se conocen realmente a sí mismas, y, a partir de allí, de ese profundo ahondar en los sinuosos pliegues y repliegues que constituyen el tejido de un misterio casi inescrutable llamado alma, no deja de sorprendernos que en el caso de este hombre, de este sacerdote, la consigna agustiniana (“Conócete a ti mismo”) se realice a la perfección.

 

 El famoso desafío de “conocernos a nosotros mismos” para, desde allí, tomar serena conciencia de nuestros talentos y carencias, y comenzar a navegar las inciertas aguas que concurren a cualquier proyecto de vida, se resuelve claramente en el caso del P. Ivanildo Sales Chaves (OAR). No sólo sabe quién es, sino de dónde proviene, y cuáles son los planetas intelectuales y afectivos que rotan alrededor de su radical apuesta crística: Jesús, Rey de su corazón y Señor de todos sus pensamientos, sentimientos y actos.

 

 Uno de esos planetas, en donde el espíritu guiado por la razón, lo muestra en su dimensión de persona sensible a las esencias que motorizan la Creación, y que sólo se desnudan ante una mirada elegida, ante un talento conferido, ante un carisma donado por la Gracia, es el Arte… En su caso, como manifestación literaria. Como epifanía de la Palabra.

 

 Dice la Prof. Nora Didier en su libro “La Palabra y la Comunicación” (2008), que “El mundo se nos presenta como un inmenso libro en permanente disposición: para descubrirlo, decodificarlo, interpretarlo; un campo donde es posible satisfacer la primaria y legítima curiosidad hacia la investigación que desarrollamos desde la más tierna infancia. Ese universo nos envía de manera constante indicios, señales, signos, símbolos portadores –en menor o mayor grado- de significación. Entre todos los signos, es el lenguaje, la Palabra, quien nos abre las grandes puertas de la realidad; y es que el lenguaje revela y devela una especie –diría, de mapa formidable e infinitamente real en sus innumerables aspectos”.

 

 Seducido por esta perspectiva, Ivanildo Sales Chaves, ha sabido descubrir que “Los límites del lenguaje son los límites de nuestro mundo”, y, por tanto, “que nuestras ideas, nuestra visión del universo dependen de nuestra capacidad para enriquecer y afianzar la Palabra”, enfatiza Didier. Y todo acto contrario, aquel que ciegue la comunicación plena entre los hombres, los aísla y reduce como tales. La condición humana no podría “ser” sin la Palabra: “voluntad, deseos, sentimientos, conceptos, emociones” quedarían inhibidos, desterrados o enclaustrados en el Uno sin el Otro, y el hombre al dejar de ser puente entre sus semejantes, perdería el carácter de criatura divinamente social: porque, creado a imagen y semejanza de su Creador, es comunidad siempre latente y gregaria.

 

 Desde ese punto de partida, nuestro perceptible y joven galileo brasilero, autor de dos libros de espiritualidad encarnada y situada: “La trama de la existencia humana: entre rupturas y reconciliaciones” (Editorial Lumen, Buenos Aires, Argentina, 2011, versión en castellano del libro Retalhos e detalles. Entre costuras e descosturas a vida sendo tecida”, Editoral LivroPronto, San Pablo, Brsil 2009), y de “Palabras que bien-encaminan” (Para recuperar el sabor de la vida)” (Editorial San Pablo, Buenos Aires, Argentina, En trámite - 2011), se abona a la lista de aquellos brillantes escritores –en su caso, ensayista y poeta-, especializados en materia de lo humano y de su reconciliación con lo divino; dotes aquilatadas como artesano del Verbo o de trabajador de la Palabra que, un día y para siempre, se hizo carne para habitar entre nosotros …

 

 Afirma Iván: “En sus diferentes manifestaciones, el Arte siempre tuvo una fuerza muy grande sobre mi corazón; sobre todo, respecto de la literatura y la música. Estas dos vertientes que posibilitan desde el sentimiento, hacer visible las esencias de la existencia humana, han ejercido desde muy joven una influencia muy grande sobre mi vida”.

 

  “En el campo de la literatura, autores como Luis de Camoes, Fernando Pessoa[28], Carlos Drumond de Andrade[29], Machado de Assis[30], entre otros, sobreviven todavía en las entrelíneas de mi pensar y de mis escritos. Así como en el campo de la música, autores como Tom Jobim[31], Vinicius de Moraes[32], Chico Buarque de Holanda[33], Toquinho[34], por ejemplo, también habitan en el jardín de mis inspiraciones.

 

 “En tal sentido, me siento profundamente agradecido a todos ellos por despertar esta sensibilidad, este fuego de saudades que habita en mí y no quiere dejar de bullir y quemar. Pues, es dicha sensibilidad ardorosa y apasionada la que me hace más cercano y comprensible frente al misterio que envuelve al corazón humano”.

 

 “Esto es: el arte me ha enseñado a encontrar el sabor agridulce de la vida a través de las palabras. Porque la palabra, como verbo florecido de la Palabra que soñó y materializó el universo en conciencia, inteligencia y libertad humanas, es alimento que tiene poder de nutrir o matar”.

 

 “Por eso, conversar con amigos es como un banquete. A veces delante de una simple frase o estribillo de una canción, da la sensación de que podría alimentarme por toda una semana”.

 

 “Sin embargo, debo advertir que una palabra mal habida o empleada –ya en su especie u oportunidad- puede descoser relaciones que, a veces, sin mediar el mutuo perdón entre las partes, ni la Gracia puede restaurar. Pues, como dijo san Agustín[35]: “Aquél que te creó sin ti, no te salvará sin ti”…

 

 “Bienaventurada, pues, la poesía y superlativa obra de Fernando Pessoa[36]; bienaventurados los versos de Camoes[37]; bienaventuradas las canciones de Tom Jobim[38] y Vinicius de Moraes[39], pues hicieron muy bien a mi joven corazón. A ellos debo esta vocación que alegra y enriquece, bendiciéndola, a mi verdadera Vocación: la sacerdotal, aquella que me trastoca como al Poeta de Nazareth, en médico de cuerpos y de almas”.

 

 - El deporte…

  Creemos recordar que, en su Sermón Denis 16,1, san Agustín expresa: “Aquí hay dos cosas necesarias: la salud y un buen amigo”. Una magnífica reflexión existencial –como todas las que ha formulado tan brillante exponente de la Gracia Doctoral Divina-, que nos lleva a inferencias humanas muy importantes. Por ejemplo, decir: salud propia –porque nadie da lo que no tiene- y salud del otro, del prójimo (vgr. Parábola del Buen Samaritano, Lc. 10, 29-37). Y un buen amigo, uno verdadero, ése que está ungido por el sensus del Amigo Verdadero y se manifiesta como tal en los más diversos cosidos y descosidos de la vida; ése que se ha impregnado de Cristo y se abaja en solidaridad y compasión para hacer suyo el sentimiento (tribulaciones o alegrías) del otro (amando al amado), desde la más simple de las trivialidades y reminiscencias, hasta los más decisivos sueños, proyectos y opciones de vida. De esto último hemos hablado cuando advertíamos con carácter de “nuclear”, al valor conferido a esta matriz (la amistad) por el P. Ivanildo.

 

 Queremos ahondar ahora un poco en la primera de las “necesidades” a que alude el santo de Hipona (la salud), antes de dar paso al comprobado testimonio de alguien que se conoce a sí mismo. Como se recuerda en una actual y exitosa serie televisiva argentina (encabezada por dos consagrados actores, Luis Brandoni y Guillermo Franchella), hay cosas que no existían en la época de Cristo o de san Pablo. Como el fútbol, ¿verdad?; aunque sí el deporte en general –los griegos inventaron las Olimpíadas, ¿no es así?-; actividad (la del deporte) lamentablemente y salvo raras excepciones como la nombrada, deformada en aquellos duros tiempos en sus fines, y caracterizada por violentas manifestaciones que desbordaban el campo de lo sanamente competitivo.

 

 No obstante, la sabiduría de Dios –que envuelve a todas las acciones del hombre-, como eterna y trascendente que resulta a todas las fronteras del universo, es decir, las del espacio y del tiempo; no deja de interpelarnos sobre esta materia a través, precisamente, del Apóstol de los Paganos, quien en su carta a los Romanos (12, 3-8), afirma que: “Conforme a la gracia de Dios, todos tenemos aptitudes diferentes”, y a todos esos dones exhorta a desempeñarlos con alegría y eficacia.

 

  En ese orden, podemos afirmar que el P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), no es un sacerdote cualquiera. Tiene una especial “audacia evangélica” para intentar, desde lugares “no convencionales”, llegar con la Buena Noticia en especial a los jóvenes, particularmente en ese momento de la vida del hombre, donde hormonas y pensamientos se atropellan y apretujan en manojos de inciertas decisiones… Su misión pastoral actual pasa por gestionar, hoy día, a ese inquieto e inestable segmento o porción de la compleja grey que Dios ha puesto en sus manos.

 

 De hecho, y recordando a San Felipe de Neri[40] y el constante jugueteo del Cura de la Alegría para con los niños, el fútbol –aunque nacido en tierras anglosajonas- ha sido magistralmente desarrollado como deporte masivo entre los latinos. Y un galileo joven y jovial como Ivanildo, y, además, brasilero –con todos los atributos de raza que a ello conviene-, no ha escapado al descubrimiento que Dios es un Dios “de oportunidades”[41], porque es un Dios muy humano.

 

 He aquí que, como anticipáramos en la devota matriz familiar, la tutela y humanidad del sacerdote “el P. Michel”, resultó crucial para su vocación espiritual, porque hubo en sus consejos respuestas que no sólo le animaban sobre el ámbito de lo sagrado, sino que encuadraba y situaba sus inquietudes más terrenales.

 

 En este punto, el P. Ivanildo, dando respuesta a un requerimiento periodístico acerca de su notable y llamativo desempeño en torno al deporte del rodar de una pelota, expresó: “A través de él (del P. Michel), Dios empezó a conquistar mi corazón, porque ví que se puede ser sacerdote sin dejar de ser humano, sin dejar de jugar a la pelota o tomar un café con un amigo”. Así que el deporte, a la par que en salud colabora a su equilibrio físico y emocional, perfeccionado por la oración contemplativa continua, aparece como uno de aquellos medios “no convencionales” que estima altamente aprovechable para acercar el Evangelio o “las semillas del Verbo”, en el campo fértil de una muchachada que urge por descubrirse a sí misma y ser descubierta para el Bien Común…

 

 En sus palabras, dice fray Iván: “Al fútbol lo llevo dentro mío como una parte de mi ser. Es una forma de celebrar la vida mediante algo que me gusta mucho. Además, es una gran oportunidad de afianzar vínculos, cultivar amistades y formar nuevos puentes entre las personas.

 

 “Considero que cuidar el cuerpo a través del deporte, es lo mismo que cuidar el alma. En base a ese principio, siempre trato de apoyar la actividad física. El deporte es fundamental para la salud y también para ver la vida de forma diferente, favoreciendo y ayudando el alma y el espíritu de las personas. Al deporte también lo veo como una herramienta importante de evangelización, ya que Argentina es un país muy futbolero y religioso. Hay que tratar día a día de consolidar el puente entre el deporte y la evangelización, aprovechando la gran cultura deportiva que existe en el país.

 

 “La juventud de hoy necesita un mensaje que le resulte atractivo. Dios no quita nada, sino que lo entrega todo. Que los jóvenes no tengan miedo de seguir a Cristo, como insiste su Santidad, Benedicto XVI siguiendo las líneas de pensamiento y del quehacer social, del nuestro bien recordado beato Juan Pablo II.

 

 “Quizás hace falta hacer este puente, en la transmisión del Evangelio, porque a veces los muchachos y las chicas tienen esa concepción: que Dios va a entrar en su vida para quitarles algo a cambio… Por el contrario, colocándonos a su altura (como Cristo lo hacía con publicanos y pecadores), es como podemos ayudarlos a crecer en calidad de fines, objetivos y metas en la vida. Es un proceso. A veces largo y doloroso. Pero, por lo que estamos pudiendo comprobar, muy fructífero.

 

 “No olvidemos que en este mundo transculturizado, ciertas instituciones –como la familia misma- han disminuido –y lo digo con grave pesar- su rol de contención y expansión. Y el mundo aprovecha la libertad sin fronteras de su poder tecnológico, para sembrar otras semillas que no son las del Reino de Dios y su Justicia. Entonces, la Iglesia debe estar atenta para encontrar los medios necesarios y adecuados que sintonicen con sus expectativas mundanas y espirituales, pero que los ordenen hacia la santidad de “ser”. Y el deporte, entiendo, es una actividad que, por su aceptación universal –en especial el fútbol-, debe integrarse a cualquier proyecto que tenga que ver con el sano desarrollo de nuestra juventud”.-

 

 

 

De su experiencia de Dios y formación teológica...

 

 Creemos que no es por casualidad haber sido impulsados a delinear el delicado perfil biográfico del P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), precisamente en tiempo de Adviento.

 

 Adviento es tiempo de voces. De voces anticipatorias: las voces de Isaías (habla el Padre), de Juan el Bautista (que refiere al Hijo) y de María Santísima (que acepta incondicional la voluntad del Padre en el Espíritu Santo). Tiempo de voces que nos profetizan que el Misterio será develado y revelado, que lo oculto saldrá a la luz, y que la “Puerta del Cielo”[42] -en el corazón y el “si” fidelísimo de una Virgen-, se abrirá. Por esa Puerta “la Eternidad ingresará al Tiempo”[43], para divinizar lo humano. La Palabra (Casa de Significados), al decir del P. Iván, y su poder, se hará Dios Con Nosotros: “concepción y virginidad, coexistirán”[44]  y darán lugar a la hipostática comunión entre lo divino con lo humano. La luz atravesará el espejo de nuestra fragilidad como al vidrio de una ventan, y sin daño para su estructura. Entonces, brillará en el Pesebre del Corazón “de puertas abiertas”[45], junto al Dios que viene…

 

 Adviento es el momento signado, en efecto, por el “sí de una purísima mujer (acompañado por el “si” varonil de quien sería tutor putativo del Hijo del hombre), que resultó el deleite para el Creador de Todo y de Todos, y que hubo de concebir, llegada su hora y en su seno virginal, al mismo Dios en Puro Amor. Dios abajado a su propia criatura, vuelto Humanidad para incorporar a los atributos de la imagen y semejanza con la que había sido creada (la inteligencia, la libertad y la voluntad), la otra cara de la Moneda de la Vida que faltaba develar en la conciencia de los hombres: la fe, la esperanza y la caridad; atributos sembrados a través de la Persona de su Unigénito, Jesucristo, el Mesías y Salvador del Mundo.

 

 En su columna de comentarios evangélicos de “Masterevangeli.net” elaborados a partir de textos de S.S. el Papa Benedicto XVI[46], somos introducidos en modo simple y certero acerca de lo que, pensamos, resultaría luego el kairós[47] más importante de la historia humana, cuando leemos que, el Adviento es el tiempo “favorable para redescubrir una esperanza no vaga e ilusoria, sino cierta y fiable, por estar “anclada” en Cristo, Dios hecho hombre, roca de nuestra salvación”.

 

 En el texto del evangelio de Mateo 17, 10-13, leemos: “Bajando Jesús del monte con ellos, sus discípulos le preguntaron: < ¿Por qué, pues, dicen los escribas que Elías debe venir primero?>. Respondió Él: <Ciertamente, Elías ha de venir a restaurarlo todo (…)>”. Un parabólico entrelazado de personajes bíblicos que la persona de Jesús contiene, al venir como “Luz de Luz” y convertirse en la esperanza del hombre. Dios tiene nombre y rostro: “Felipe, Felipe, hace tiempo que estás conmigo y todavía no me conoces. Quien me ha visto, ha visto al Padre. ¿No crees que yo estoy en el Padre y mi Padre está en mí….?”.

 

 ¿Y qué sostiene nuestro biografiado respecto de su formación sacerdotal? Expresa el P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), al respecto:

 

 “La teología y todo lo relacionado a Él, es la fuente que me ha permitido acercarme un poco más a su Misterio. Aprendí, desde sus inicios, que Dios es misterio que no se acaba, que no se abarca, que no se agota. Frente al cual nos descubrimos como una gota frente al mar inmenso y dilatado. En donde el hombre para entrar en este espacio sagrado, en primer lugar debe aceptar como condición irrenunciable, retirar las sandalias de sus pies, con la misma actitud de reverencia y respeto que Moisés ante el episodio de la “zarza ardiente”; despojarse de sus seguridades humanas; revestirse de humildad, y dejarse sorprender por la belleza de tan grande misterio. Dios es encanto que nos atrapa; luz que nos encandila; es amor que nos abraza.

 “La teología, más específicamente el estudio de la Gracia, me permitió un acercamiento más íntimo a la acción de un Dios que se inclina hacia la fragilidad humana. Un Dios, que como mi madre, también se esmera en reconciliar nuestra humanidad, tantas veces desgarrada por el pecado, por tantas heridas, tantas rupturas.

 “Desde la antropología teológica comprendí que, como hombre, nuestro origen es adámico. Adán, estar relacionado a todo aquello que en nosotros es fragilidad, es límite, inclinación al pecado, experiencia de la propia precariedad. Sin embargo, si nuestro origen es Adán, nuestro destino es Cristo, por quien la gracia ha ingresado en la historia humana. Y de esta manera, la salvación nos es proclamada. La acción de la gracia de Dios en esta trama, consiste en tejer y remendar su suerte; envolverla con su luz y devolver la gracia de la reconciliación, estableciendo así un maravilloso puente entre lo humano y lo divino.

 “La teología de la gracia y la interioridad agustiniana, podemos afirmar que van en perfecta sintonía en el presente escrito. Pues en la invitación que (san) Agustín[48] nos hace en aventurarnos hacia el “turismo interior”, descubrimos un proceso que nos lleva a la hondura del propio misterio, donde el “Maestro” de la vida habita, con lo cual se retorna al “amor reconstituyente de Dios”. Pues descender al propio corazón es escalar las alturas del misterio de Dios en nosotros. En La osadía de desbravar el propio interior vive la posibilidad de descubrir el camino que nos llevará a la descubierta de un tesoro precioso.

 “En esta manta, donde los detalles son tantos, posiblemente encontraremos retazos que también son nuestros, metaforizados en vivencias, en cosidos y descosidos. Ojalá también podamos encontrar juntos el camino que nos lleve a la gracia de la reconciliación.

 “Como sacerdote, como médico de almas, en mis continuas visitas por los bastidores del alma humana, mediante la confesión, la dirección espiritual, el encuentro con tantas personas, he descubierto que todos estamos constituidos por la misma tela: tela frágil, precaria, que solo se sostiene a partir de la gracia.

 “Entiendo que ofrecer la gracia de la reconciliación mediante el sacramento de cual somos portadores es ayudar a Dios en la costura de la humanidad”…

 

 Estas magníficas reflexiones proclamadas por el biografiado, como joven canal de la Gracia, me llevaron a meditar también acerca de algunas connotaciones que, las problemáticas filosóficas y teológicas, provocaron en “mi corazón inquieto” de bautizado y confirmado en la fe cristiana, católica, apostólica, romana, ayudando a mi crecimiento en torno a la comprensión de los intrincados vericuetos del alma humana… 

 

 Al igual que ahora fray Iván, sacerdotes argentinos –ya nacidos al Cielo- como los P. Edelmiro Gasparotto (ASF) y Antonio Di Bella (OG), y cerca nuestro aún en tierra de peregrinos, P. Manuel de Prados y Puertas (OAR), soplaron con fuerza las tinieblas de mi ignorancia, y me alentaron desde un forzado autodidactismo, a crecer en pensamiento y acción crística…

 

 … Y una vez (en conjunción con lo aprendido junto a una pléyade inolvidable de curas polacos, argentinos, italianos y españoles, hombres consagrados al Dios Amor, que me afirmaron en la fe encarnada y situada por Cristo Jesús, y cuyos nombres reservo con unción en el sagrario de mi alma redimida), el suave sacerdote hispano, P. Ramón Calzada (OAR), curtido ya por 30 años continuos de soledad eremítica y misión pastoral en las selvas amazónicas, a poco de desempeñarse no hace mucho como párroco de su orden religiosa en Santa Fe (Parroquia “San José”), dijo algo que me confirmó en dicha actitud autodidacta y “cristocéntrica”, con la que he intentado suscribir siempre mi enfoque hacia el Misterio de los Misterios. Aseveró esa noche en su homilía dominical el P. Calzada: “En Cristo se encuentran todas las respuestas, a todas las preguntas del hombre y de todos los tiempos”.

 

 Esa apreciación, confieso, me desniveló y me llevó en principio a relativizar la importancia que daba hasta entonces, a determinadas opiniones o proposiciones devenidas desde la potestad metodológica y académica de ciertas ciencias humanas implicadas con lo humano (la filosofía) y lo sagrado (la teología), en cuanto medios adecuados para alcanzar certeza en sus elucubraciones acerca de esencia de lo Insondable; sobre todo teniendo en cuenta que era propiedad de pocos el acceso al Misterio, por cuanto el mismo Jesús había afirmado: “(…) Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa, porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir” (Lc 21, 10-19).

 

 Relatividad extendida hacia los aportes eficaces de la filo-teología cristiana, en tanto y en cuanto experimentaba que, ciertamente, posando las reflexiones del caso nada más que en los escasos cuatro evangelios –incluidos los Primeros Hechos de los Apóstoles y las Cartas Apostólicas que integran el Libro de la Nueva Alianza- que el Cuerpo Místico aceptara como Palabra de Dios, y al cabo de un sereno proceso personal de meditación y contemplación con auxilio de la Gracia acerca de lo allí expuesto, no había pregunta que Jesucristo no me respondiera –sin intermediarios- sobre Todo y todos, con meridiana claridad; ello, a pesar de los arabescos metafóricos de época que el Poeta de Nazareth empleara, o parábolas atinentes a la época en que moldeó sus huellas a orillas del Tiberíades (“Los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”)…

 

 Sin embargo, un cosquilleo interior me indicaba que algo “fallaba” en mi actitud personal frente a las indagaciones y esfuerzos realizados, y resultados alcanzados por las citadas ciencias para bien discernir el significado de que, para entrar en el Reino de los Cielos, había que hacer de lo Alto.

 

 Y si bien no podía dejar de reconocer la obra iniciática de la Gracia en cualquiera de nosotros, los bautizados y confirmados, así como el Cristo la había impulsado a través de Pablo[49] y los demás santos apóstoles como Pedro o Santiago, o como Mateo, Marcos, Lucas o el amado Juan, por ejemplo, un día (un kairós), un día de un tiempo del Tiempo que Dios tenía reservado para mi vida, me llevó a comprender que, a través del ejercicio intelectual y espiritual de esos hombres, la Gracia llevaba a cabo no sólo la tarea de continuar sembrando “las semillas del Verbo”, sino que confería a ellas, las respuestas del Maestro, tanto de necesaria actualidad como urgida contextualidad.

 

 Creo además que fue en coincidencia con la toma de conocimiento, de una frase memorable, pronunciada por algún autor cuyo nombre no viene a mi memoria, y que decía: “Nadie procede sí mismo, excepto Dios”.

 

 Y si el mismo Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, había fiado el destino de su Iglesia, en la débil y tosca persona de Pedro, y puesto en boca del “rebelde” Agustín, obispo de Hipona[50]  expresiones tan contundente como la de: “Aquél que te creo sin ti, no te salvará sin ti”, o “Yo Soy Yo, pero no Soy Mío” (S. Jn. 2 Q. 9,3); y apoyado casi todas las situaciones donde obró portentos y milagros, en la fe que un hombre demostrara sobre su Persona –a excepción de algunos hechos extraordinarios, provocados ex profeso como manifestación necesaria e indubitable al ojo humano de su Poder y Gloria: vgr., su caminata sobre las aguas al encuentro de sus apóstoles embarcados, camino de Cafarnaún; su esplendorosa transfiguración en el monte Tabor; o la impactante resucitación de Lázaro en Betania-, la expresión devenida del Mandamiento del Amor que fuera formulara signándonos discípulos y corredentores del mundo (estando, aunque no perteneciendo a él en su dimensión posesa por las tinieblas del pecado, el error y la ignorancia),advirtiéndonos: “El que quiera seguirme, que me siga. Tome su cruz de cada día, y sígame”, significaba que Dios mismo coparticipaba con el hombre su aceptación de la necesidad de enmendar –sin resentir aquellos atributos de la Moneda de la Vida que enunciáramos más arriba-, la fragilidad con la que había creado al ser humano, y allanarse hasta el fin de su Proyecto Humanidad a compartir su suerte eucarísticamente, fue en ese otro kairós que espantó todas mis dudas, cundo dispensé el debido respeto a los esfuerzos que la Humanidad creyente realizaba por unirse hipostáticamente a la mystagogia de lo Creado…

 

 Repasar la Antigua Alianza y el Libro de la Sabiduría fue también otro kairós que me devolvió a la conciencia de que, “Dios no me llevará en andas mientras sufro, si meto mis manos en los bolsillos” (P. Trossero, dixit), un aserto elegante del dicho popular que expresa: “Ayúdate, que Dios te ayudará”

 

 … Y., conforme refiere la religiosa exegeta claretiana Wilma Mancuello González[51], en su Libro “La importancia de la palabra humana en el libro de los Proverbios” (2011), y en perfecta consonancia con lo manifestado por el P. Ivanildo (“La trama de la existencia….”, ob. cit.), “El libro de la Sabiduría manifiesta claramente el interés y la capacidad didáctica de los sabios de Israel. Ellos presentan el camino de la sabiduría, no como algo reservado a unos pocos, sino destinado a todos los estén dispuestos a recorrerlo…. (Porque) El camino para encontrar sabiduría consiste en el difícil arte de ir tomando opciones bien discernidas, orientando sensatamente la vida. Descubrimos entonces el valor fundamental que tiene el uso de la palabra humana y sus diversas repercusiones en las distintas esferas de la vida. Ella es capaz de crear vida o muerte, generar relaciones sanas o enfermas, construir sociedades sobre la verdad o la mentira: La literatura bíblica muestra su capacidad para desafiar nuestras prácticas, opciones y proyectos”.

 

 En ese orden, es como aquellos elegidos por Dios para mediar entre Él y los hombres, digo, no sólo debieron conocer y comprender lo Revelado, sino comprometerse a encarnarlo y situarlo continuamente en la Historia, para que, con su coparticipación, aquellas palabras de Cristo fueran cotidianamente realidad: si, Y“Los cielos y la tierra pasará, pero mis palabras no pasarán”. Y hubo muchos santos –consagrados o laicos- a quienes acudir y consultar en sus esfuerzos y luces –al negarse a sí mismos y dejarse instruir por el propio Dios-, además de ejercitar la propia reflexión que la Gracia concede al perpetuo religamiento de Dios con el ser humano, para asumir la militancia apostólica en clave de un Cristo siempre joven y siempre actual…

 

 Ya en este Tiempo de Plenitud de los Tiempos, donde la esperanza cristiana está verdadera, segura e inseparablemente unida al conocimiento del rostro de Dios, el rostro que Jesús –el Hijo unigénito y víctima propiciatoria para superar la debilidad impresa en la cotidiana intimidad de la “trama de la existencia humana”- nos revelara con su encarnación, muerte y resurrección, el P. Ivanildo me confió su búsqueda –como yo ahora les confío la mía- y me brindó el nombre de aquellos otros hombres que le ayudaron –como a mí, aquellos otros, a partir de la virtud de la humildad de quien debe estar siempre dispuesto a aprender hasta el final de sus días, como enseñara el Libro de la Sabiduría- a sostener la firmeza de su fe, esperanza y caridad, con el buen uso de los atributos de la inteligencia, la libertad y la voluntad.

 

 Y entre los filósofos cristianos que anidan la matriz de sus pensamientos, afloraron Gabriel Marcel[52], por su manera de concebir al ser humano, diferenciándolo en cuanto "ser" y "tener"; destacando el profundo desarrollo que éste alcanzara en orden a la “fenomenología del ser”; sumados a otros que navegaban con su saber en las entrelíneas de su pensamiento, como Emmanuel Lévinas[53] (y su concepción de la alteridad = el otro), Martín Buber[54] y Henri Bergson[55] (por su Élan vital”: término introducido por el filósofo francés, traduciéndose normalmente como "fuerza vital" o "impulso vital").

 

 Por lo demás, y en orden a las influencias teológicas recibidas, me citaría en primer lugar y de hecho (además de San Juan de la Cruz[56], por su poesía mística), al enorme San Agustín (Doctor de la Iglesia)[57], autor de obras monumentales como “Soliloquios” (386-387); “Las costumbres de la Iglesia” (387-388); “Sermones” y “Comentarios de los Salmos” (391-422); “Confesiones”, “Catequesis de los Principiantes”, “El Bautismo”, “Contra los Donatistas” y “la Trinidad” (396-430); “La Ciudad de Dios” y “La Naturaleza y la Grcia” (/413-427); “Comentarios al Ev. San Juan”; “Contra Juliano” y “La Gracia y la Libertad” (418-430); así como de más de 500 sermones, 218 cartas y numerosos escritos filosóficos, exegéticos y teológicos; y de quien el P. Ivanildo señalara en particular: 

 San Agustín[58], nuestro padre religioso, por su concepción de la gracia, por su teología de la interioridad, en visión del hombre como sediento de Dios, me ha enseñado que el cuanto más humano, más divino. Ha influido en mí por su búsqueda apasionada de Dios, por su inquietud, sus escritos, su amor a la amistad humana, su abandono en la Gracia”... 

 “San Agustín ha sido uno de los más grandes colaboradores de las nuevas ideas en la historia de la Iglesia Católica. Él es un ejemplo para todos nosotros – un pecador que se hizo santo y que nos da esperanza a todos”…

 … Y resaltando por su estrecha contemporaneidad al Papa Juan Pablo II[59], figura notable de nuera era, cuyo pontificado se extendiera entre 1978 y 2005, iluminando desde la niñez a la actualidad el pensamiento de fray Iván.

 Es que dicho Pontífice incidió sustancialmente sobre la manera de evangelizar del P. Ivanildo; encendiendo su deseo de alcanzar "otras orillas" mediante el diálogo con la cultura, con el mundo del arte, del deporte... En ese reconocimiento, nuestro joven galileo tuvo siempre en cuenta que, tanto Pablo VI como Juan Pablo II, expresaban que:”La evangelización debe ser nueva en su ardor, en sus métodos, en sus estrategias.”

 Ello le llevó a la convicción de que resultaba imperiosa ejercitar la denominada “audacia evangélica” –practicada por la libertad que confiere la dignidad de “hijos de Dios” y distinguida por la prudencia y la mansedumbre de pensar, sentir y actuar, que Cristo aconsejó (Mt. 10,16) a sus apóstoles, cuando los envió a enfrentar su primera evangelización a un mundo difícil y dominado por el Tentador: un mundo de “lobos disfrazados de corderos”. Dice fray Iván:

 “Debemos estar siempre dispuestos a servir al hombre, a las naciones, y a la humanidad entera en el espíritu de la verdad evangélica.

 “El Papa Juan Pablo II[60] nos enseñaba que el primer areópago del tiempo moderno es el  “mundo de la comunicación”, que está unificando a la humanidad y transformándola —como suele decirse— en una “aldea global”.

 “Nuestra esperanza en el futuro de la cultura puede ser verdaderamente grande si podemos inculcar en los hombres y mujeres laicos la fe, la valentía, y la convicción para que siempre utilicen sus expresiones artísticas al servicio de la humanidad.

 

 “Más aún, mediante la colaboración con sus semejantes -hombres y mujeres de buena voluntad-, tendrán innumerables oportunidades para comunicarles que, su trabajo, para alcanzar su verdadero valor, debe siempre promover la verdadera libertad y dignidad humana.

 

 De este modo, “En La misión de Cristo Redentor” –sostiene el P. Ivanildo Sales Chaves-, Juan Pablo II[61], nos esperanza afirmando: “Veo amanecer una nueva época misionera, que llegará a ser un día radiante y rica en frutos, si todos los cristianos... responden con generosidad y santidad a las solicitaciones y desafíos de nuestro tiempo”.

 

 Desde luego, y como sostiene el filósofo y escritor argentino, Arturo Lomello[62] (n. 1930) en su ensayo “El Presente Creativo” (1975), “La aventura espiritual no tiene término. Siempre existe un más para el espíritu. La eternidad es la permanente creación. Los santos, sabios, místicos e iniciados, constituyen la inserción de la eternidad en el tiempo, son arquetipos y como tales marcan el eterno retorno a los orígenes, además de apuntar hacia el único progreso posible, el de ir de creación en creación. Ellos –como lo enseñó Jesús- al liberarse personalmente irradiaron su liberación hacia toda la humanidad, hacia todos los tiempos, pasados y futuros. Nos mostraron, asimismo, que nadie, humanamente hablando, puede hacer por nosotros, lo que a nuestra acción personal le corresponde. Nos dejaron guías, progresivas pautas para la realización espiritual y a la vez nos mostraron que solamente en el tiempo cabe hablar de progreso, pero siempre y cuando se logre una cada vez más rica expresión de lo eterno, lo divino. En lo profano, los adelantos tienen una significación relativa porque no responden al espíritu, son simples instrumentos que, inclusive, pueden servir a fines destructivos. El simple conocimiento de expresiones del pensamiento o de la sabiduría, mediante el contacto literario u oral nada hará por nosotros, sino queremos despertar”.

 

 Y es esa la dirección que el P. Ivanildo ha comenzado ha tomar, al encolumnarse tras fila de aquellos que, sabiendo insertar “la eternidad en el tiempo”, nos ayudan a despertar y a descubrir en Cristo y en el prójimo, al Rostro de Dios.-

 

 

Una reflexión final…

 

  Esbozar –aproximar- el perfil biográfico de una personalidad tan seductora como la del P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), además del desafío que ello supuso - como lo marcáramos en la introducción a este trabajo de esta síntesis biográfica-, obliga a ensayar obligadamente un colofón que nos permita el intento, aunque parcial por cierto, de atrapar la esencia de sus fibras más íntimas en la policromía humana de alguien que, y como fruto del encuentro personal con Cristo, ha sido nombrado por éste como canal de Gracia, confiriéndole dones extraordinarios para su puesta en servicio pastoral en favor del Pueblo de Dios que peregrina hacia la Ciudad de Dios.

 

 Su carácter políglota –con dominio exquisito, no sólo de su idioma de origen: el portugués, y muy especialmente el castellano; además del latín, el francés y el italiano-, no hacen sino coadyuvar a ese conjunto de talentos que fuimos perfilando matriz tras matriz que lo destaca y orienta, y que contribuyeron a constituirlo en instrumento dúctil y sumamente eficaz para sembrar las “semillas del Verbo”, el mensaje de la Buena Noticia a todo hombre de buena voluntad.

 

 Su corazón de niño, puro e inteligente, crece de continuo en la Navidad del Salvador del Mundo, que se reproduce en el pesebre de sus intenciones, gestos, aptitudes y actitudes, todos los días, en favor de la porción del Cuerpo Místico de Cristo a la que su misionar agustino lo compromete. Un niño que de pronto se nos muestra, a sus treinta y tres años, como el inefable y joven Mensajero de la Paz “bajando de la montaña” del encuentro certero y cercano con Dios, como expresa una hermosa canción aludiendo al Poeta de Galilea, para comunicarnos Quien es Yo Soy el Que Soy.

 

 En tal sentido, en oportunidad de presentar en la ciudad donde nací y resido (Santa Fe de la Vera Cruz, capital de la Provincia del mismo nombre, de la República Argentina), su primer libro como escritor especializado –prima facie, pues cultiva además y con acierto los géneros poesía y cuento- el ensayo de espiritualidad que mencionáramos antes (“La trama de la existencia humana: entre rupturas y reconciliaciones”, ob. cit.), pudimos referirnos a la par de comentar su obra, y desde una mirada de fe (entendiendo por ésta no a una mera expectativa sembrada como ilusión por la luz de una lámpara en las tinieblas del corazón humano, sino apoyada en la certeza eucarística que deviene del Emmanuel, del Dios con nosotros)[63], a su dicha y dichosa experiencia con Dios; con Dios Amor, manifestado por quien engendró al Unigénito desde el Principio de los Tiempos, y en un arrebato de su Espíritu Santo, de la incontinencia y fecundidad de su Amor, creó el universo de lo visible y al hombre, como su singular criatura administradora…

 

 Esa mirada de fe concluyó revelándonos por entonces a un joven talento alfarero“, al que recatábamos como en su “inquieto, agustino y carismático corazón de autor (…) entendedor de la impronta de la condición humana –su fragilidad-, así como de la inefable acción restauradora de la Gracia. Gracia cuyos dones nutrían generosamente la pluma estilizada del P. Ivanildo Sales Chaves (OAR), hasta explorar desde una fecunda prosa narrativa, los umbrales de la auténtica poesía”; alcanzando ese dificultoso religar entre “Religión con Cultura; es decir, comunión de Dios con el Hombre, y entre los Hombres”.[64]

 

 Más aún, decíamos ayer que, como un Juan Apóstol desdoblado en el tiempo y en su suave persona”[65], el P. Iván venía a hacernos comprender que, “entre costuras y descosturas la vida (iba) siendo tejida” [66]

 

 Fray Ivanildo replica, pues, en su actividad presbiteral, la forma de ser y hacer que caracterizaron a otros tantos “escritores y poetas ungidos por el orden sagrado y de la estirpe de San Juan de la Cruz[67], Santa Teresita del Niño Jesús[68] y fray Luis de León[69], con el objeto de “darnos a conocer, en clave de tercer milenio, su cautivante discurso de liberación, acuñado para siempre sin dimensión alguna (“Los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”) [70]… Un discurso activado que se adentra en el corazón eucarístico de Dios como viático y camino, y nos propone realizar, con coraje, un examen de conciencia, un diálogo “con quién nos impide ser libres y nos impide vivir la vida que ya fue conquistada y alcanzar la tierra que nos fue prometida” [71]; y cargar –si fuera el caso- el dolor por el mal causado, la contrición y la reparación, dejándonos alcanzar “por la misericordia infinita de Dios[72]..., y vestirnos o revestirnos de este modo, en contrición y arrepentimiento “con ropas adornadas por nuevos propósitos, determinación y enmiendas” [73]

 

  “Ruptura y reconciliación”, serán entonces –decíamos- las claves de fe, esperanza y caridad que enarbolará el P. Ivanildo, para convertirse él mismo en “una verdadera alegoría del “Sacramento de la Restauración”[74], del “reencuentro” con el “encuentro” perdido en la relación amorosa del hombre con Dios y con sus congéneres. Un Dios encargado de “coser los dolores del mundo; reconciliar los retazos y detalles de vidas que el tiempo descosió; (de) cortar y moldear de una manera exacta lo que precisa ser rehecho; (de) colocar remiendo sobre nuestras heridas que muchas veces vuelven a sangrar; (de) coser con cariño el camino de vuelta a casa de quien nos ama” [75]. Un Dios que entendiendo nuestra hechura de “aciertos y desaciertos”, no desiste –con paciencia infinita”-  en ver acabado nuestro tejido existencial para dar sentido a nuestra vidas y revistarlas con el significado de la auténtica felicidad…

 

 Por ello, y en una mirada de fe, fray Iván se nos presenta como hombre de oración. Como un contemplador proactivo penetrado por esa otra “mirada”: la de Dios Amor que ama y desea ser amado. Conociéndose a sí mismo, bucea entre los “bastidores de la Humanidad”,[76] y nos descubre un Tiempo de Misericordia y Restauración. Un Tiempo donde su objetivo será “ayudar a las personas a encontrar la salud espiritual más allá de los condicionamientos y contingencias existenciales de su historia personal” [77]… Un tiempo donde el “homo sapiens”  deberá dar lugar al homos spiritualis”[78].

 

 En particular, aprovecha –por todos los medios idóneos a su alcances-, desde sus dones oratorios y desde su escritura, y con las energías propias de siervo, amigo y portavoz del Dios Creador, Salvador y Santificador del mundo, este momento de la Historia; poniendo en práctica la tarea que el mismo Señor de los Misterios le ha encomendado: ser como Él, por medio de la eficacia del amor: Costurero y Zurcidor, Componedor y Reconciliador; alguien dotado para unir los “retalhos e detalles” [79]de la humana debilidad que amerita continuamente un renacer del perdón y la solidaridad entre los hombres …

 

 Afirmábamos también que, el P. Ivanildo, constituía desde su rol humano y sacerdotal, alguien que, en virtud de su propia condición de Mistóforo (o “vajilla de barro” animada al compás del latido del Espíritu de Dios aliado a su corazón)[80], sabe interpretar tanto su propia vida como la del hombre en general, con el objeto de ordenar nuestros “retazos y detalles” [81] bajo el signo de la esperanza cristiana, dando sentido y solución a las tensiones que habitan, construyen, deforman o hasta destruyen la trama vivencial del tejido humano, ya individual o social. Trama que, con sus ataduras y desgarros, y supuestas a partir de la posición libérrima y liberadora que le concierne como hijo adoptivo de Dios y en su abordaje de la Historia, como sustancia objetiva del Misterio de los Misterios. 

 

 En fin, Ivanildo Sales Chaves (OAR), es de aquellos sacerdotes que, con valiente accionar no exento –como subrayáramos en el feliz kairós del 17 de junio de 2011- “de la circunferente prudencia que prevé la antropología cristiana”, envuelve y escuda -con la armadura de sus carismas-, “el núcleo innegociable del arrojo evangélico; arrojo a contramano de la torpeza o glamour de lo terreno (porque estamos en el Mundo pero no somos del Mundo)”[82]; sellando su estilo pastoral “por la Sangre Preciosa del Cordero que confirió probidad a nuestra libre y responsable condición de hijos de Dios” [83]. De allí que, en el trabajo con jóvenes y adultos, el objetivo es el mismo: llevarlos al encuentro con Dios; encender las almas con el amor de Dios, y enseñar a las personas a saborear ese misericordioso, compasivo e incondicional amor.-

ooOOoo

ADRIÁN N. ESCUDERO (Santa Fe, Argentina) - Diciembre 2011 - T.a. Marzo 2012 (Ver Breve curriculum vitae general y literario en Post Scriptum).-
 
 

[1] Nota: puede consultarse acerca de la vida, advocaciones y apariciones de la Inmaculada Virgen María Santísima, en el siguiente sitio de la Web, entre otros:

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/ccatheduc/documents/rc_con_ccatheduc_doc_19880325_vergine-maria_sp.html

 

[2] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana: entre rupturas y reconciliaciones” – Ediciones Lumen SRL (Buenos Aires, Argentina) – Cap. 9. Dios, con manos de mujer y ternura de madre. Págs. 63/66.-

 

[3] Nota: puede consultarse acerca de la vida y obra de San Pablo (Saulo de Tarso), en el siguientes sitio de la Web, entre otros:

http://ec.aciprensa.com/s/sanpablo.htm

 

[4] Nota: puede consultarse acerca de la vida y obra de San Agustín (en latín: Aurelis Augustinus Hipponensis, junto Jerónimo de Estridón, Gregorio Magno y Ambrosio de Milán, uno de los cuatro más importantes Padres de la Iglesia latina), entre otros, en el siguiente sitio Web:

http://ec.aciprensa.com/v/vidaagustin.html

 

[5] Nota: puede consultarse acerca de la vida y obra de San Ignacio de Loyola (Iñigo López de Loyola) en el siguiente sitio Web, entre otros:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_de_Loyola

 

 

 

[6] Nota: puede consultarse acerca de los extraordinarios documentos que emitió el Concilio Vaticano, entre otros, en el sitio Web del Vaticano:

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/index_sp.htm

Un especial racconto de sus antecedentes y desarrollo, puede explorarse en el sitio: http://es.wikipedia.org/wiki/Concilio_Vaticano_II.

 

[7] Nota: puede consultarse acerca de la vida y obra del Papa Juan XXIII, entre otros, en el sitio Web del Vaticano: http://www.vatican.va/holy_father/index_sp.htm. - Santa Sede (El Santo Padre).-

 

[8] Matías De Philippis - Reportaje DIARIO UNO – Santa Fe, Argentina, 10-09-2010, pág. 1; y Florencia Arri – Reportaje DIARIO “EL LITORAL” – Suplemento “NOSOTROS – Santa Fe, Argentina, 09/15-07-2011, pág. 3).-

 

[9] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana: entre rupturas y reconciliaciones” – Ediciones Lumen SRL (Buenos Aires, Argentina) – Cap. 8. Experiencias que nos cosen. Págs. 51/61.-

 

[10] Op. cit. - Libro “Palabras que bien encaminan. Para recuperar el sabor de la vida” – Editorial Pablo VI (Santa Fe, Argentina), Diciembre 2011 – En trámite. Pág. 70 (“Como pájaros”).-

 

[11] Ob. cit. – Págs. 65/66 (“El Otro: un territorio que merece ser investigado”).-

[12] Op.cit.-

[13] Ivanildo Sales Chaves - Libro “Palabras que bien encaminan. Para recuperar el sabor de la vida” – Editorial Pablo VI (Santa Fe, Argentina), Diciembre 2011 – En trámite. Pág. 110 (“Sacralizar los territorios por donde andamos”).-

 

[14] Nota: puede consultarse acerca de la vida y obra del escritor argentino, nacido en Santa Fe de la Vera Cruz, José Luis Víttori, en el sitio Web, correspondiente a la Academia Argentina de Letras: http://www.letras.edu.ar/curriculoscorres.htm

[15] Antonio Carlos Brasileiro de Almeida Jobim (Río de Janeiro, 1927 – Nueva York, 1994), conocido como Tom Jobim o Antonio Carlos Jobim, fue compositor, cantante, guitarrista y pianista brasileño de bossa nova (tendencia nueva o new wave); género musical al que internacionaliza y la fusiona con el jazz. El compositor impresionista francés Claude Debussy, tuvo gran influencia en sus armonías; así como el samba brasileño proporcionó a su estilo un original y exótico ritmo. Como pianista adhirió a las formas musicales de Claude Thornhill; su voz, suave y sencilla, ligeramente ronca, subraya los aspectos emocionales de sus letras. En 1956, junto a Vinicius de Moraes y la música teatral, llegó su primer reconocimiento. Pero en 1958 y acompañado por el guitarrista J. Gilberto da comienzo al género bossa nova, siendo Chega de saudade el éxito por antonomasia en dicho género.-

 

[16] Gilberto Freyre (Recife – n. 1900 y f. 1987). Sociólogo, antropólogo y escritor brasileño. Dominaba el inglés, el latín y el griego. Franz Boas fue su principal referencia intelectual. Además de la obra citada por el P. Iván, fue muy difundida su obra Interpretación del Brasil, que recoge ensayos sobre las raíces europeas de la historia brasileña, la frontera y las plantaciones de Brasil, la unidad y diversidad regional brasileña, las condiciones étnicas y sociales, la política exterior, la situación étnica y geográfica, la literatura moderna y los problemas sociales. Fue traducido, además de las lenguas citadas, al alemán, italiano y japonés. Admirador del rusófilo Unamuno, Freyre fue agudo en su tratamiento de la obra de Cervantes. Otras obras: Azúcar (1939), Problemas brasileiros de antropología (1943), Sociología (1945), Brasis, Brasil e Brasilia (1968), Más allá de lo moderno (1977), Antología (1977), etc.—

 

[17] Joaquim Maria Machado de Assis (1839-1908 – Río de Janeiro) – Considerado el padre del realismo en Brasil, fundó la Academia Brasileña de Letras. Vida y Obra:  puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Joaquim_Machado_de_Assis.-

 

[18] Jorge Amado (Itabuna, 1912 – Salvador de Bahía, 2001) – Vida y Obra: pueden consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Amado; y http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/amado.htm.-

 

[19] J. G. Rosa (Cordisburgo, Minas Gerais, 1908 – Río de Janeiro, 1967) – Médico, escritor y diplomático brasileño, fue un inverosímil poíglota. Autor de novelas y relatos breves, revistó en la Academia Brasileña de Letras. Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros:http://es.wikipedia.org/wiki/Jo%C3%A3o_Guimar%C3%A3es_Rosa.-

 

[20] Érico Veríssimo (Cruz Alta, Río Grande del Sur, 1905 – Porto Alegre, Río Grande del Sur, 1975) .  Alcanzó renombre nacional a posteriori de haber asumido los proyectos editoriales de de Editora Globo - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89rico_Ver%C3%ADssimo.-

 

[21] Fausto Wolf (seudónimo de Faustin von Wolffenbüttel) (Santo Angelo, 1940 – Río de Janeiro, 2008) . Periodista y escritor brasileño, en 1985 escribió uno de los más completos retratos sociológicos de la ciudad de Río de Janeiro - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://pt.wikipedia.org/wiki/Fausto_Wolff.-

 

[22] Carlos Drummond de Andrade (Itabira, 1902 – Río de Janeiro, 1987). Poeta y narrador que figura entre los más grandes líricos brasileños del siglo XX y cuyo libro “Alguna poesia” dio inicio a la renovación del modernismo en su país, propugnando el retorno a la realidad y rechazando toda forma de influencia extranjera en la cultura brasileña. Farmacéutico, periodista, funcionario público y escritor. Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/d/drummond.htm.-

 

[23] Alphonsus Guimaraens, seudónimo de Afonso Enrique da Costa Guimaraes (Ouro Preto, 1870 – Mariana, 1921) . Su poesía fue marcadamente mística y envestida de la religiosidad católica. Neorromántico y simbolista al mismo tiempo. De gran sensibilidad, explora el sentido de la muerte, del amor imposible, de la solidaridad y de la insadaptación al mundo - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://pt.wikipedia.org/wiki/Alphonsus_de_Guimaraens.-

 

[24] Haroldo Eurico Browne de Campos (San Pablo, 1929 – 2003). Abogado, Poeta y traductor brasileño, se doctoró en Filosofía, Letras ty Ciencias Humanas. Inauguró el “Movimiento concretista” - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Haroldo_de_Campos.-

 

[25] Manuel josé de Araújo Porto-alegre (seudónimo Tiburcio de Amarante) (Río Pardo, Río Grade do Sul, Brasil, 1806 – Lisboa, Portugal, 1879) . Poeta y dramaturgo, recursos del romanticismo brasileño, así como pintor, arquitecto, urbanista, periodista, caricaturista, crítico e historiador de arte, profesor y diplomático - Vida y Obra: Integrante del Romanticismo, es considerado como el fundador de la historia y de la crítica del arte brasileño; su poesía es marcada por un fuerte nacionalismo.. Su intensa actividad puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros:http://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_de_Ara%C3%BAjo_Porto-alegre.-

 

[26] Antonio Carlos Calado (Callado) (Niteroi, 1917 – Río de Janeiro, 1997) – Periodista, romancista, biógrafo y dramaturgo brasileño. A pesar de su formación en Derecho, nunca ejerció su profesión jurídica. Formó el equipo que elaboró la primera Enciclopedia Barsa (1963); su producción romancera toma impulso en las décadas de 1969 y 1970, con alto compromiso político. Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://pt.wikipedia.org/wiki/Ant%C3%B4nio_Calado.-

 

[27] Nelson Rodrigues (Recife, 1912 – Río de Janeiro, 1980). Fue un influyente periodista, escritor y dramaturgo brasileño. Su extensa obra se caracteriza por su crítica ácida a las costumbres de la sociedad brasileña, sobre todo la moralidad contradictoria de la burguesía y clase media carioca. El teatro psicológico y mítico, con sus tragedias, además de sus novelas, cuentos, crónicas, telenovelas y películas, conforman un increíble universo creativo - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%A9lson_Rodrigues.-

[28] Fernando António Nogueira Pessoa (Lisboa, n. 1888 y f. 1935), es uno de los mayores poetas y escritores de la lengua portuguesa y de la literatura europea. Se dedicó al periodismo, la publicidad, el comercio, y, principalmente, a la literatura, en la que se desdobló en varias personalidades conocidas como heterónimos (los más importantes: Ricardo Reis, Alberto Caeiro, Álvaro de Campos y Bernardo Soares). Vivió su juventud en Sudáfrica y el idioma inglés fue determinante en su forma de pensar. Posee una descomunal obra inédita. Prácticamente la totalidad de la obra pessoana ha sido publicada de manera póstuma (Vgr.: O Guardador de Rebanhos, 35 Sonnets, Mensagem, Poesías de Fernando Pessoa, Obras Completas, A Nova poesáia Portuguesa, Poemas Dramáticos, Textos filosóficos, Cartas de Amor de Fernando Pessoa, Libro del desasosiego, etc.). El poeta brasileño Frederico Barbosa, declara que F..P. fue “o enigma en Pessoa y el enigma en persona). Su vida fue una constante divulgación de la lengua portuguesa (“Vivir no es necesario, lo que es necesario es crear”)  y un gran humanista (“Tengo el deber de encerrarme en la casa de mi espíritu y trabajar cuanto pueda y en todo cuanto pueda para el progreso de la civilización y el ensanchamiento de la humanidad”). Harold Bloom lo consideró el más representativo poeta del siglo XX, junto al poeta chileno Pablo Neruda.-

 

[29] Op. cit.-

 

[30] Op. cit.-

 

[31] Op. cit.-

[32] Marcus Vinícius da Cruz de Melo Morais (Vinicius de Moraes) (Poeta y cantautor brasileño - N. 1913 y f. 1980). Cándido Portinari lo retrató en 1938. Fue trovador y juglar con artistas de la talla de Tom Jobim, J. Gilberto, Badem Powell, Carlos Lyra, Tquinho, Miucha, María Creuza, Chico Buarque, parceiros de la Bossa Nova. Vinicius opinaba que “… la poesía es tan vital para mí que llega a confundirse con el retrato de mi vida. Juzgar la poesía equivale a juzgar mi vida. El material de la poesía es la vida”. Levantó el gran edificio de la poesia brasileña junto a “sus ternos cómplices y camaradas”: Carlos Drummond de Andrade. Manuel Bandeira y J. Cabral de Melo Neto. Escribió canciones inolvidables para el mundo todo: Tatamiró danzante, Samba saravah, Carta ao Tom,, Sei Lá, Canto a Oxum, Para viver um grande amor, entre tantas otras que, como olas, golpean Río de Janeiro y de la cual expresó: “Una ciudad sin canciones y sin enamorados públicos no es una verdadera ciudad. Nadie puede decir que Río no sea una ciudad de enamorados” - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Vin%C3%ADcius_de_Moraes.-

 

[33] Francisco Buarque de Hollanda (Chico Buarque) (Río de Janeiro, 1944). Poeta, músico, dramaturgo y novelista y actor brasileño - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Chico_Buarque.-

 

[34] Antonio Bondeolli Pecci Fiho (Toquinho) (San Pablo, 1946). Profífero guitarrista y cantautor brasileño - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Toquinho.-

 

[35] Op. cit.-

 

[37] Luís Vaz de Camoens (Lisboa, n. 1524 y f. 1580). Escritor y poeta portugués, considerado generalmente como uno de los mayores poetas en lengua portuguesa, también escribió sonetos en castellano. Su obra se sitúa entre el clasicismo y el manierismo. Su soneto Amor é fogo que qrde sem se ver, anuncia el barroco que se avecinaba. Su vida bohemia lo llevó a tener sus intrigas amorosas en el propio palacio del rey Manuel I de Portugal. Conoció la India (aunque luego regresó a su patria, tras un traspié marítimo que lo obligó a vivir un tiempo en Mozambique), asentándose en la ciudad de Goa donde habría escrito gran parte de su obra. En 1572 publica Os Lusíadas con apoyo de Sebastián I de Portugal. La modesta pensión recibida por los servicios culturales prestados a la patria, no salvan al Poeta de vivir en la extrema pobreza. Un amigo paga su sepultura, la cual se pierde tras el terremoto de 1755. El volumen de sus rimas (vgr: Que me quereis, perpétuas saudades?, Auto de Filodemo, Indie Occidente, etc.) le fue robado, por lo que su publicación fue realizada póstumamente. El Premio “Luis de Camoes” es el más importante en lengua portuguesa, y fue instituido en 1988 por los gobiernos de Brasil y Portugal.. Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Lu%C3%ADs_de_Cam%C3%B5es.-

 

[38] Op. cit.-

 

[39] Op. cit.-

[40] San Felipe Neri (Florencia, 1515 – Roma, 1595) - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://www.santos-catolicos.com/santos/san-felipe-neri.php.-

 

 

[42] Ivanildo Sales Chaves – Homilía dominical (18-12-11 – Parroquia “San José” – Santa Fe, Argentina).-

 

[43] Op. cit.-

 

[44] Ibidem.-

 

[45] Ibidem.-

 

[46] Papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger - N. 1927 en Marktl am inn, diócesis de Nassau, Alemania, cuyo inmenso aporte doctrinal a la teología puede consultarse ampliamente en el sitio Web: http://www.vatican.va/holy_father/index_sp.htm. - Santa Sede (El Santo Padre).-

 

[47] Nota: en el texto del Evangelio (Lc 1, 26-38), propio del Tiempo de Adviento, se lee: “En aquel tiempo, fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» (…)”. Con el “¡Alégrate! (“Kairés”) del ángel, decimos que comienza el Nuevo Testamento. “Kairés” es ¡Alegría! La “Buena Noticia” de que “Dios no está lejos, no es desconocido, enigmático, (que) Dios está cerca de nosotros, tan cerca que se hace niño” y podemos descubrirlo como Padre e Hijo y Espíritu de Amor (“Abbá”). Viene a devolvernos el sabor de la vida (como nos enseña el P. Ivanildo) porque “nos trae (verdadera e incomparable) alegría”. Podemos deducir entonces que, Kairós, es ese instante de alegría que sella para siempre en nuestro interior un momento inolvidable, único e irrepetible. Como ese “Kairés” del ángel vuelto “Kairós” para María Santísima; ese evento donde comienza la historia de redención del hombre, donde Dios se hace visible en el Rostro de Cristo Jesús, y asume la fragilidad de su criatura humana y la fortalece, la consuela, anima y cura, resucita y trasciende, y la prepara para la fiesta del Cielo donde seremos “Todos en Todo.” Sin duda, este párrafo evangélico contiene “una de las escenas más hermosas de la Sagrada Escritura”; un “kairós” que inaugura la Nueva Alianza entre Dios y los hombres. Así como “el saludo habitural entre los judíos era shalom o paz, en el mundo griego era kairé, ¡alégrate! ¡regocíjate!”. De hecho, “es sorprendente que el Arcángel Gabriel, al entrar a la casa de Maria, saludara con el saludo de los griegos: kairé”. Un gesto profético en el cual sabremos descubrir que Dios viene, desde un Pueblo Elegido, a liberar todo lo Creado; gesto profético que “produce la apertura a la universalidad del pueblo de Dios”, (…) “del reino del verdadero Hijo de David” (Fuente: Master.evangeli.net).-

 

[48] Op. cit.-

[49] Op. cit.-

 

[50] Op. cit.-

[51] Wilma Mancuello González (Paraguay) - Es Licenciada en Ciencias Eclesiásticas por el Centre Teològic Salesià Martí-Codolar (Barcelona) y en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico (Roma). Cursó estudios en L’École Biblique et Archéologique (Jerusalén). Actualmente elabora la tesis de Maestría en Antropología Social por la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción (Paraguay). Es profesora de Sagrada Escritura en distintos centros de estudios teológicos de Asunción y Argentina.-

 

[52] Gabriel Marcel (París, 1889 – 1973).  Dramaturgo y filósofo francés. Sostenía que los individuos tan sólo pueden ser comprendidos en las situaciones específicas en que se ven implicados y comprometidos. Esta afirmación constituye el eje de su pensamiento, calificado como existencialismo cristiano o personalismo - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Marcel.-

 

[53] Emmanuel Lévinas (1906 – 1995). Fue un importante filósofo y escritor. Lévinas ha permitido la difusión de la fenomenología alemana en Francia. A la manera de Paul Ricoeur, Lévinas ha consagrado su vida y su obra a la reconstrucción del pensamiento ético después de la Segunda Guerra Mundial. Natural de Lituania, desarrolló su trabajo en Francia e Italia - Vida y Obra: puede consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros:

http://es.wikipedia.org/wiki/Emmanuel_L%C3%A9vinashttp://www.filosofia.net/materiales/num/num22/levinas.htm (“Teoría ética de Lévinas”, por Paula Gil Jiménez).-

 

[54] Martin Buber (Viena, 1878 – Jerusalénb, 1965). Filósofo, teólogo y escritor judío austríaco-israelí. Es conocido por su filosofía del diálogo y por sus obras de carácter religioso. Sionista cultural, anarquista filosófico, existencialista religioso y partidario de la partición de Palestina y de la unión entre israelíes y palestinos - Vida y Obra: puede consultarse en el siguiente sitio Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/Martin_Buber.-

 

[55] Henri-Louis Bergson O Henri Bergson (París, 1859 – Auteuil, 1941). Filósofo francés ganador del Premio Nobel de Literatura en 1927. Los antecedentes de su filosofía se encuentran en el espiritualismo y el vitalismo. A principios del siglo XX se produce una fuerte reacción ante el positivismo, a fin de establecer la irreductibilidad del ser humano a la naturaleza. Encontrar ciertos ámbitos (valores estéticos y mentales, la libertad, el finalismo) que constituyen el “mundo del espíritu” y hallar caminos, que sean distintos a los de las ciencias naturales, hacia esos ámbitos: la naturaleza está determinada por un designio finalista y providencial y los temas principales de estudio son Dios y el ser humano, como ser libre y responsable, que se crea a sí mismo y, al hacerlo, crea el sentido de las cosas. - Vida y Obra: puede consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros:

 http://es.wikipedia.org/wiki/Henri_Bergson y http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bergson.htm.-

 

[56] San Juan de la Cruz (OCD) (Juan de Yepes Álvarez o fray Juan de San Matías, OC) (Fontiveros, Ávila, España, 1542 – Úbeda, Jaén, 1591) –Reigioso y poeta místico del renacimiento español - Vida y Obra: puede consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros: http://es.wikipedia.org/wiki/San_Juan_de_la_Cruz y http://www.mercaba.org/DOCTORES/JUAN-CRUZ/poesias.htm.-

 

[57] Op. cit.-

 

[58] Op. cit.-

 

[59] Juan Pablo II, op. cit.,-

 

[60] Op. cit.—

 

[61] Juan Pablo II, op. cit.-

 

[62] Arturo Lomello – Nació en Santa Fe (Argentina) en 1930. Ensayista, narrador y poeta. Es autor de los libros “Vivir es milagro”, poemas (1959), “La doble muerte de Jaime Marvel”, cuento (1970) y “Mi joven y bruja abuela”, cuento (1973), además de una gran obra narrativa y ensayística inédita en libro. Obtuvo importantes premios provinciales y municipales, como los de ASDE (Asociación Santafesina de Escritores) en los años 1961, 1962 y 1964; Gobierno Provincial 1970 (Poesía -. Concurso “José Pedroni” - 1970) y (Narrativa -. Concurso “Alcides Greca” - 1971). Integró la Revista “Apertura”, donde desde 1965 y hasta su desaparición gráfica; allí desarrolló sus ideas acerca de lo real-maravilloso o realismo fantástico (“Los cuentos de hadas sintetizan en símbolos, en personajes arquetípicos, aquello que la rutina adormece… al crear se quiebran los mecanismos de la sucesión, aquello que Chestov denominaba la ley de causalidad. No hay determinismo, dado que no puede haber determinismo de lo infinito, de lo incondicionado”), inspiradas en el pensamiento romántico de las últimas décadas del siglo XIX y proyecciones en el siglo XX. En 1966 crea en Radio LT10 (UNL) un programa denominado “Cuentos de la otra realidad”. Figura en los libros colectivos “13-19” (Cuentos, 1967) y “Provincia Poética” (Poemas, 1970). En 1990, edita “La casa y el sueño” (Poemas); una poesía de hondo contenido religioso, donde afirma: “Vida y muerte no son mundos contrarios, somos un solo tallo con dos flores gemelas”. Se ha desempeñado como periodista desde 1957 (“La Capital”, de Rosario u “El Litoral”, Santa Fe), en su caso y a la fecha. “El presente creativos” obtuvo el Premio “Rotary Club de Santa Fe” (Género ensayo), en certamen organizado en homenaje al 70º Aniversario de dicha fundación en la ciudad de Chicago (EEUU) del primer club rotario.-

[63] Adrián N. Escudero – Palabras de presentación en Santa Fe (Argentina) de su libro “La trama de la existencia humana: entre rupturas y reconciliaciones”. 17 de Junio 2011.-

[64] Adrián N. Escudero, ob. cit.-

 

[65] Op. cit.-

 

[66] I vanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” – Op. cit.-

 

[67] San Juan de la Cruz, op. cit.-

 

[68] Santa Teresita del Niño Jesús (María Francisca Teresa) (lo de Liseux) (Francia - Alencon,1873 – Lisiuex, 1897) . Religiosa y poeta mística - Vida y Obra: puede consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros:

 http://www.ewtn.com/therese/spanish/sp_therese1.htm; y http://www.misionerosdelapalabra.org/tiempos%20liturgicos/octubre%201%20santa%20teresita%20de%20nino%20jesus.php

 

[69] Fray Luis de León (Belmonte, Cuenca, 1527 – Madrigal de las Altas Torres, Ávila, 1591). Poeta, humanista y religioso agustino español de la Escuela Salmantina. Uno de los escritores más importantes del Renacimiento español junto con Francisco de Aldana, Alonso de Eercilla, Fernando de Herrera y San Juan de la Cruz (Literatura ascética de la segunda mitad del siglo XVI) - Vida y Obra: puede consultarse en los siguientes sitios Web, entre otros:http://es.wikipedia.org/wiki/Fray_Luis_de_Le%C3%B3n; y http://www.los-poetas.com/f/biofrayluis.htm.-

 

[70] Adrián N. Escudero, ob. cit.-

 

[71] Ibidem.-

 

[72] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” – Op. cit.-

[73] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” – Op. cit.-

 

[74] Adrián N. Escudero, ob. cit.-

 

[75] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” , ob. cit.-

 

[76] Op. cit.-

 

[77] Adrián N. Escudero, ob. cit.-

 

[78] Ob. cit.

 

[79] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” , ob. cit.- (versión portuguesa”)

[80] Adrián N. Escudero, op. cit.-. cit.-

 

[81] Ivanildo Sales Chaves – Libro “La trama de la existencia humana…” , ob. cit.-

 

[82] Adrián N. Escudero, ob. cit.-

 

[83] Ob. cit.-

 

ooOOoo

 

P.-S.

BREVE CURRICULUM VITAE GENERAL Y LITERARIO DEL AUTOR DEL TRABAJO

(“Ya que estamos juntos, conozcámonos” – E. Butti)

ADRIÁN NÉSTOR ESCUDERO, nació en Santa Fe, Argentina, el 12 de enero de 1951. Casado en febrero de 1974 con María Teresa Susana Helguero, tiene cuatro hijos y cuatro nietos.
Correos electrónicos: adrianes@fibertel.com.ar y adrianes@hotmail.com
Sitio Web: http://www.mundoculturalhispano.com/auteur.php?id_auteur=259

-Como Profesional: Es Contador Público Nacional (1975): MP Nº 4645-CPCE del 11-06-76, de la Ia. C. – Prov. Santa Fe; y Magíster en Dirección de Empresas (CT – 1998). Desempeñó su profesión en Gestión Privada desde 1975 a 1980. Sin embargo y concomitantemente, actuó desde 1971 al 2011 como profesional de la Gestión Pública de la Provincia de Santa Fe (actualmente retirado, sus dos últimos cargos en el servicio civil al Estado Santafesino fueron los de Director Ejecutivo del “Programa de Expansión y Mejoramiento de la Enseñanza Agropecuaria en el Nivel Secundario (Convenio Provincia Santa Fe-Banco Interamericano de Desarrollo) (1988-1990) y el de Contador Fiscal afectado como Secretario General del Cuerpo Colegiado del H. Tribunal de Cuentas de Santa Fe (Artículo 81º - C. Pcial.) (1990-2011). Miembro del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas (CPCE-Ia. Circunscripción Provincia de Santa Fe) y ex Miembro del Colegio de Funcionarios Públicos Jerarquizados de la Provincia de Santa Fe (H. enero 2011 – Cese por jubilación sector estatal).-

-Como Docente y Académico Universitario: ejercitó la docencia en el campo de la Administración de Empresas en la Facultad de Ciencias Económicas (UNL) desde 1972 a 1980; y en su similar de la Universidad Católica de Santa Fe desde 1980 a 1999. En esta última ocupó por dos períodos el cargo de Secretario Académico (con funciones de Vice-Decano) entre 1980-1985 y 1995-1999, proveyendo a su reingeniería integral.

-Como parte de la Comunidad Social de Santa Fe: fue activo colaborador de las siguientes instituciones parroquiales católicas, a las que nombra y venera: Parroquias “Nuestra Señora del Huerto” (ASF) (1959/1969-Liturgia); “Nuestra Señora de la Merced” (ASF) (1970/1979-Liturgia, Canto, Catequesis y dirección de Grupos Juveniles); “Nuestra Señora del Tránsito” (ODG) (1980/1987-Liturgia y Ministerio Extraordinario de la Eucaristía y Exequias) y “San José” (OAR) (1988 a la fecha – Liturgia, Catequesis y Ministerio Extraordinario de la Eucaristía y Exequias, actualmente en periodo sabático). Desempeñó además la actividad gremial durante 20 años como delegado de base de la UPCN-Seccional Santa Fe; y la actividad político-técnica en el ámbito del MNJ.-

-Como Cuentista y Narrador: cultiva los géneros del realismo mágico, lo maravilloso, lo fantástico, la ficción científica y la ficción conjetural metafísica. Entre otros, se menciona::

a) Autor de (3) libros editados:

• LOS ÚLTIMOS DÍAS (Ed. Colmegna SA-Santa Fe, 1977); pionero del género de la ficción científica o conjetural y metafísica de la Provincia de Santa Fe.
• BREVE SINFONÍA Y OTROS CUENTOS (Ed. Colmegna SA-Santa Fe, 1990).
• DOCTOR DE MUNDOS (Ed. Vinciguerra SRL, Buenos Aires, 2000). De próxima reedición (DOCTOR DE MUNDOS I – El Sillón de los Sueños).

b) Autor de (8) libros inéditos (Ed. Artesanal “La Botica del Autor”-Santa Fe):

• NOSTALGIAS DEL FUTURO o Parábolas Cardinales del Espacio y del Tiempo (2005).
• DESDE EL UMBRAL (Terrores cotidianos y de los otros) (2008). De inminente edición.
• EL REINO DE LOS SUEÑOS I (Libro Homenaje – Crónicas Oníricas y Metafísicas) (2009)
• MYSTAGOGIA NARRATIVA” (Autoantología Metafísica) (2009). De inminente edición.
• MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos (2010).
• EL EMPERADOR HA MUERTO (Y otros Relatos) (2011).
• APOCALIPSIS BANG y Otras Historias (2011).
• PIEDRAS (FÁBULA MITOLÓGICA) (2011)

c) Autor de (7) libros en desarrollo (Ed. Artesanal “La Botica del Autor” – Santa Fe):

• DOCTOR DE MUNDOS II (Visiones Extrañas) - Colección de Ficción Conjetural y Metafísica. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2003 (en desarrollo avanzado).
• PERDIDO EN EL TEMPLO (O en los umbrales de mi Getsemaní) - Colección de Ficción Conjetural y Metafísica. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2008 (en desarrollo avanzado).
• LOS ESPACIALES y Otras Profecías – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2007 (en desarrollo preliminar).
• ATILA y Otros Cuentos de Abecedario – Colección de Realismo Histórico. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2007 (en desarrollo preliminar).
• PUNCIONES MENTALES (Terrores cotidianos y de los otros) – Colección Antológica del Horror – Nº 02. La Botica del Autor – Santa Fe (Argentina), D. 2008 (En desarrollo preliminar).
• MIXTURAS COTIDIANAS (Y Otros Relatos) – Colección de Realismo Mágico y Metafísico. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2010 (En desarrollo preliminar).
• EL REINO DE LOS SUEÑOS II (Libro Homenaje – Crónicas Oníricas y Metafísicas), D. 2011 (En desarrollo preliminar).-

Otras referencias literarias:

Autor de (5) Breviarios Literarios: y de más de (30) comentarios, artículos, críticas y prólogos literarios.

Galardonado en múltiples certámenes locales, regionales, nacionales e internacionales (cfr.: referencias literarias libros citados), es autor de prólogos y presentaciones de libros, así como de artículos de reflexión cultural.

Su obra integra numerosos volúmenes y suplementos literarios de Diarios y Revistas Culturales Gráficas: Diarios “El Litoral”, “La Provincia” y “Diario Uno”, de Santa Fe, y “La Opinión”, de Rafaela (Provincia de Santa Fe) y “El Litoral”, de Corrientes; Revistas TIERRAS PLANAS de Ceres (Provincia de Santa Fe); BANCO CLUB, ROTARY CLUB SANTA FE, PLEAMAR, GACETA LITERARIA, VOCES y TRAZAS (UNIVERSIDAD CATOLICA DE SANTA FE), de Santa Fe (Argentina); MILENIUM y NUEVOMUNDO (Ia. y IIa. Etapa), de Buenos Aires (Argentina); ACALAN (UNIVERSIDAD DEL CARMEN - Estado de Campeche (México), DECIRES (Cosquín-Córdoba-Argentina) y TERCER MILENIO EN LA CULTURA (Rosario-Argentina).-

Es actualmente, además y por su orden, Usuario-Colaborador de los Magazins Virtuales: SUPLEMENTO “LA PALABRA” (Edición on line del Diario “La Opinión” de Rafaela (Provincia de Santa Fe, Argentina); MUNDO CULTURAL HISPANO (Alicante, España); AMIGOS DE LAS ARTES (Buenos Aires – Argentina); GRUPO ASBA (Concursos y Encuentros Literarios) – (Bahía Blanca – Argentina); ÑUSLETER (Buenos Aires - Argentina), ARGENTINA UNIVERSAL (MAGAZIN ON – LINE 2002) – (Washington DC, USA), AVE VIAJERA (GRUTA VIRTUAL LATINOAMERICANA) – (Bogotá – Colombia), FANTASYMUNDO.COM (Madrid - España), GACETA LITERARIA VIRTUAL (Santa Fe - Argentina), ISLA NEGRA. ZOOMBLOG. COM – Casa de Poesía y Literatura (Italia), ALMIAR/MARGEN CERO – Revista bimestral de Cultura (Madrid - España), REVISTA PAPIROLAS DE LITERATURA EN LA WEB (Buenos Aires - (Argentina), REVISTA LITERARIA “REDES DE PAPEL” (Buenos Aires – Argentina), REVISTA DIGITAL ANTORCHA CULTURAL (Recreando la Cultura Hispanoamericana – Comunidad de la Antorcha) – (Mendoza - Argentina), MAGAZIN CULTURAL “ARTECOMUNICARTE.COM” (Artecomunicarte A.C. – D.F. México), LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO – Blog Literario de José Luis Muñoz (Madrid - España), ELOGIO DE LA BREVEDAD – BLOG LITERARIO – Responsable: Tinta Buenos Aires (Argentina). Enlace “La Luna Que”; EL MARGEN – REVISTA LITERARIA TRIMESTRAL DE PUBLICACION ELECTRÓNICA (Mar del Plata, Argentina); KATHARSIS – REVISTA LITERARIO VITUAL (Málaga – España); BLOG “DE LETRA EN LETRA” – POESÍAS DE NORIS ROBERTS (Caracas – Venezuela); BLOG “ASOCIACIÓN SAN GERÓNIMO” (Santa Fe, Argentina); BLOG “CULTURA 2000x/CUENTO002” (Buenos Aires – Argentina); ILA.MAGAZINE TO – Fundación de Arte y Cultura “Cross-Over” (Marruecos – África) y REVISTA “PAGINA DIGITAL” – LITERATURA Y EVENTOS LITERARIOS – SECCIÓN TEXTOS – Ateneo de las Letras: cuentos & poemas (Buenos Aires, Argentina); REVISTA “LETRAS – Tu Revista Literaria” (Arte, Música & Literatura) – Ediciones Alvaeno NIF: 25567962 N - Fuengirola, 29640 – Málaga (España); y MARA GARCIA PhD Profesor of Spanich American Literatura – Departament of Spanish & Portuguese – Brigham Young University – 3150 Joseph F. Smith – Building Provo, Utah 84 602 (USA) - “ESPACIOS LITERARIOS – Por la Literatura, la Cultura y la Paz”.-

Fue también Usuario-Colaborador de los Magazins virtuales: LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS (Movimiento del Encuentro) – Ceres (Provincia de Santa Fe, Argentina), desde Julio 2004 hasta su cese oficial en Julio 2006; LALUPE.COM – LITERATURAS VANGUARDISTAS (Círculo Internacional de Literatura Vanguardista y Postmoderna) (México – 1ª. Etapa: Desde Setiembre 2005 hasta Julio 2006); 2ª. Etapa: Desde Agosto 2006 hasta Mayo 2007); y CHILANGOS PATÉTICOS Y OTROS EXILIOS (Guadalajara - México) (Desde Julio 2007 hasta cierre oficial en Agosto 2009 de su primera etapa).-

Ha sido Jurado en eventos de la región noreste del país y condujo entre 1979 y 1987, junto al famoso escritor santafesino, Edgardo A. Pesante (qepd), el Programa radial “Acontecer Literario” (Radio Nacional-SF).

Su labor literaria se destaca –entre otras- y biográficamente- en la NUEVA ENCICLOPEDIA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE (Tomo I. Ed. Sudamérica. Sta. Fe, 1992), así como en el BREVE DICCIONARIO DE AUTORES ARGENTINOS (Ed. Atril. Bs. As., 1999); y en las Selecciones Biográficas NARRADORES SANTAFESINOS (Ed. Tauro. Sta. Fe, 1994) y UN SIGLO DE LITERATURA SANTAFESINA (Ed. Culturales Santafesinas, 1999); también, en la COLECCIÓN DIARIO “EL LITORAL” (Santa Fe): “Los que hicieron Santa Fe”, cap. 34 – La Creación Literaria (2005).

Su producción literaria participa –entre otras- en las siguientes Antologías: NUEVA NARRATIVA – AUTORES ARGENTINOS (Ed. Pegaso – Rosario, Provincia de Santa Fe, 1987), MESA DE CUENTISTAS SANTAFESINOS (ASDE y Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, Santa Fe 1996), y CUENTISTAS ARGENTINOS DE FIN DE SIGLO (Tomo III – Editorial Vinciguerra S.R.L., Buenos Aires 1999); COLECCIÓN DE LA ABADÍA – VOLUMEN 10 (ASOCIACIÓN CULTURAL “TEATRO DE LA ABADÍA”) – Ediciones Ciudad Gótica Rosario (Santa Fe, Argentina), Marzo 2006; COLECCIÓN 30º ANIVERSARIO SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES (SADE)-Filial Santa Fe (Argentina), Edición 2007; ANTOLOGÍA “DOSCIENTAS VENTANAS AL MUNDO” (Fotos, cuentos y relatos) (Madrid – España): LIBRO XIº CERTAMEN “TODOS SOMOS DIFERENTES” – AÑO 2006 – Prólogo de Carlos García Álvarez, Presidente de la Fundación de Derechos Civiles (En Vega del Ciego, Lena, Asturias, a 7 de junio de 2006) - Edición 2008; ANTOLOGIA I – NARRADORES ARGENTINOS (La Gaceta Virtual de Santa Fe) – Homenaje al “Año del Bicentenario de la Revolución de Mayo”- Autora: Prof. Norma Segades Maniás. Santa Fe (Argentina), Marzo 2010; y ANTOLOGIA RELATOS TOMO I/II – Finalsista Certamen Internacional de Relatos Cortos “Dios Mío” – Año 2011 – LITERANDO’S EDICIONES – Editorial Lulú Gráfica y Virtual – Editor: Enrique Epelbon - Buenos Aires (Argentina) – Julio 2011.

En síntesis, su obra y biografía figura comentada desde 1976 a la fecha, en (25) Antologías y Selecciones Biográficas locales, nacionales e internacionales; y publicada en (15) Suplementos Literarios y Revistas Literarias Gráficas (Argentina y México), revistando actualmente como Usuario colaborador de (27) Magazins Literarios Virtuales – Internet (Argentina, Colombia, Canadá, México, Venezuela, USA, Italia, Marruecos y España).

Parte de su obra ha obtenido numerosos galardones, entre los que podemos destacar, sintéticamente, los siguientes Primeros Premios:

• Concurso Escritores Jóvenes “Mateo Booz” – Asociación. Santafesina de Escritores (ASDE) (1976);
• “Ciudad de Santa Fe 1976” - Asociación Amigos Biblioteca Municipal “Bernardino Rivadavia” (1976).
• Fondo Editorial Provincia de Santa Fe (Subsecretaría de Cultura) (1976);
• Concurso Bienal de Cuentos 1976/1977 de la ASDE (1978);
• Concurso “Alcides Greca” – Subsecretaría de Cultura de Santa Fe (1978);
• Concurso “Fundación ARCIEN” - Santa Fe (1979);
• Certamen “Cuentistas Argentinos de Fin de Siglo” (Ed. Vinciguerra SRL (1999).
• Certamen Nacional de Cuento Breve “Gastón Gori 2005 (SADE– Santa Fe (2005);
• Certamen “Trazas” – Ediciones Universidad Católica de Santa Fe (2005).
• Certamen IIIº Encuentro del Género Fantástico – Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso” – La Habana (Cuba) (2006);
• IIº Concurso Nacional “Colección de la Abadía” – Asociación Cultural Teatro de la Abadía de Santa Fe) (2005);
• XI Edición Certamen “Todos Somos Diferentes” – Asamblea Juvenil de Derechos Civiles (Madrid-España) (2006);
• IIº Certamen Internacional de Relatos Cortos “La Cerilla Mágica” (Finalista) – Fernando Ortega Editor y Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (Jaén – España) (2007):

Miembro activo de la ASOCIACION SANTAFESINA DE ESCRITORES (A.S.D.E.) (1978), de la ASOCIACION CULTURAL “El Puente” de Santa Fe (2004), de la SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES- Filial Santa Fe (2004); de la ASOCIACION DE LECTURA DE SANTA FE (2006), del INSTITUTO DE CULTURA HISPÁNICA DE SANTA FE (2006); integrante de la UNION HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES (UHE) (Colombia) (2009); del Directorio de ESCRITORES.ORG (2011); de ESCRITORES.ORG (Argentina) (2011); y de la RED MUNDIAL DE ESCRITORES EN ESPAÑOL (REMES) (España) (2007).-

MARZO 2012

Este artículo tiene © del autor.

1926

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 24

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3240273 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 727 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0