Portada del sitio > ESPIRITUALIDAD Y RELIGIÓN > MISTICISMO Y FÍSICA MODERNA (IX) Antimateria
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

MISTICISMO Y FÍSICA MODERNA (IX) Antimateria

A mi amigo Antonio (Meria Albari)

César Rubio Aracil

España



A mi amigo Antonio (Meria), con el ruego de su dispensa por atreverme a escribir acerca de lo que nada entiendo.

Podíamos seguir hablando sobre las partículas, desarrollando el tema con relativa sencillez. Claro, esto nos llevaría a redactar varios capítulos más sobre lo mismo y al final no habríamos avanzado gran cosa, porque se necesita del auxilio de las Matemáticas para asimilar lo que no es posible aprender si no es bajo la tutela de buenos especialistas en la materia. Pero al menos sabemos ya que el átomo no es, como antiguamente se creía, la unidad indivisible de la materia. Desde Demócrito hasta nuestros días, la Ciencia ha avanzado muchísimo. Baste decir, y en ello vamos a centrarnos en este capítulo, que fue el genial Paul A. M. Dirac, eminente físico inglés, el introductor del espín del electrón en calidad de cuarto número cuántico, como asimismo el padre -por llamarlo de algún modo- del descubrimiento de la antimateria. Él fue quien probó las propiedades físicas del electrón y verificó su carga opuesta; es decir, el antielectrón, cuyo nombre científico es positrón.

Cuando -hace ya bastantes años- me interesé por la Física, la Biología y la Medicina, no conocía de los números mucho más allá de la resolución de ecuaciones de segundo grado. Estos conocimientos, que hoy en día son pan comido para la mayoría de adolescentes, me sirvieron para adentrarme en este escabroso terreno científico, aunque sólo a nivel divulgativo. Pero era suficiente para ensimismarme en contemplaciones imaginativas de alto relieve en función de mi grado de inteligencia que, sin ser mucha, me hacía dichoso. Fue por aquellos años cuando comencé a especular sobre el porqué de la muerte. Podrá parecer pueril que una persona deje transcurrir la mayor parte de su existencia cazando moscas; sin embargo hoy, cuando la Parca me visita de vez en cuando -y no sólo en los sueños- para avisarme de que mi tiempo está llegando a su fin, me doy cuenta de cuán pocas moscas he logrado cazar, aun a pesar de que en ciertos momentos ha caído en la telaraña de mis pensamientos algún que otro moscardón. Una de estas "Callíphora vomitoria" me obligó un día a exclamar: “¡Eureka!”. Fue en el instante que comprendí, aunque estuviese equivocado, que la antimateria (la mía), asociada a mi “yo”, vagará por el espacio cósmico en compañía de mis electrones para asociarse a otros sistemas atómicos. (Entiéndase lo que quiero decir. Si la antimateria es la parte contraria -negativa- de la materia, y el yo -psiquismo- el oponente de la carne, como la materia es indestructible y necesita de la antimateria para subsistir, quiere decirse que este menda jamás habrá de morir. Mi cuerpo comenzará a dislocarse un poco antes de ser incinerado, pero nunca lo otro que le acompañó, puesto que mis electrones -como bien dijo el eminente físico teórico Jean Charon- son y serán, "aeterna coeli gloria", el contenedor de aquello que fui en mi paseo por la Tierra.)

Indudablemente, nada recordaré de mi pasado porque no tendré cerebro ni, por lo tanto, memoria. Pero seré, en esencia, una parte consustancial con el espíritu del universo. ¿Qué más puedo pedir? ¿Vivir por siempre? ¿Podría haber un solo ser humano -en el caso de que fuera posible- que se atreviese a firmar un documento indestructible por el que se sintiera obligado a ser eterno, con sus propios pensamientos, momentos felices e instantes amargos? ¿Verdad que no? ¿Entonces?

Si no estoy equivocado, los opuestos (antipartículas) de positrones, muones, protones y demás criaturitas del Señor, son de igual masa y tienen signos contrarios en cuanto a carga se refiere. Y en el caso de los corpúsculos neutros, sus características vienen determinadas por un cambio de espín.

Bueno, ¿qué más da? Sean protones, muones, bosones quarks o mariposas de colores, lo importante es que materia y antimateria van estrechamente unidas, aunque distantes para que no puedan colisionar. Porque ¡menuda se iba a armar si chocasen! Se aniquilarían las partes, con lo cual ni consustancialidad ni siquiera sombra de lo que fue vida quedaría.

En fin, que si este tema no aburre, en otra ocasión hablaremos de un asunto fascinante: la materia virtual. Y si mi palabra escrita es motivo de tedio, no me leáis. Yo seguiré escribiendo, porque necesito hacerlo: hoy sobre Física, mañana sobre Medicina (a nivel casero, faltaría más) y en ocasiones de equinodermos; por ejemplo, de la holoturia. ¿Conocéis ese animal marino? Yo sí, porque he sido pescador. Vulgarmente se le conoce por cohombro de mar. Es alargado, blando y oscuro; pero al tocarlo cobra erección con rapidez. A mí me daba cosa palparlo, aunque me sentía obligado a hacerlo porque había que desenmallarlo de la red. El muy borde, como decía y digo, nada más rozarlo, ¡toma ya! Como un rodrigón.. Qué pena, ¿verdad? Sí, "pena" he dicho. ¿No te jode? Porque, ¡a ver si no! Reíros, reíros ... Cuando tengáis setenta años como este servidor, ya me contaréis ... ¿Me "contaréis" he dicho? ¡Pero si yo estaré en esos momentos formando parte de las estrellas! Bueno, quería decir que cuando lleguéis a mi edad sabréis lo que vale un peine y lo mal que se pasa sabiendo que las holoturias, aunque envejezcan, siempre se ponen tiesas cuando se las toca.

César Rubio (Augustus)
Miembro de la Asociación
Escritores Castellano-manchegos
y de la Mediterranía.

Este artículo tiene © del autor.

877

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3242081 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 726 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0