Portada del sitio > BIBLIOTECA VIRTUAL M.C.H. > VENTANAS ROTAS
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

VENTANAS ROTAS

Poemario

Anamaría MAYOL

Argentina



“VENTANAS ROTAS”
(poesía)

Prólogo


En el presente poemario el sentir, a través del decir, crepita en llamaradas lánguidas. Anamaría Mayol conoce a plenitud la naturaleza de las cosas; por eso las palpa, las sopesa, las trastoca. Y el silencio vibra en la misma cadencia, en la misma frecuencia. El silencio, ciertamente, expresa más que la misma palabra: constituye un valor sonoro y determina el horizonte semántico, lo amplifica, como ocurre en las pausas, las cesuras y, sobre todo, en los encabalgamientos. El silencio como ámbito oracular, como un valor de sentido, de significado primordial, provoca una imagen sonora, que contiene un valor de sentido y, por lo mismo, de significado. Ventanas rotas mantiene esa tónica, la misma y reveladora contundencia. A través de sus líneas, la poetisa certifica la intensidad de aquellos momentos en que el contacto con cosas mínimas despierta el asombro, y da fe de ello, pero con la conciencia plena de que tales emociones no se transmiten a través del lenguaje, sino a pesar de él. Por eso visualiza, con intenciones neocreacionistas, su entorno: el atardecer con su alarido de horizonte.

Esto, obviamente alude a la relación entre sonido y palabra; la cualidad de la resonancia y la pertenencia de éstos a los elementos objetivos o formal de la palabra., como si la artífice luchara contra la variedad o monotonía acústica o articulativa. Ventanas rotas recupera la visión del mundo de Anamaría Mayol a través de la acentuación silábica; la aparente naturalidad del discurso pretende ocultar la multiplicidad de planos significativos, pese a sus ritmos sencillos, como si fuese un enunciado rítmico. La poesía de Anamaría Mayol se reencuentra en el colorido que prevalece, pese a todo, como un presagio, como un futuro que se vislumbra. La escritora expresa de manera contundente:

encender el arcoíris
cuando el sol se descuelgue
en las montañas

El manejo metonímico es preciso porque después de todo la metáfora no es más que una necesidad de expresión, no un recurso vacuo, retórico, de embellecimiento lingüístico, como refiere la vieja preceptiva que aún se maneja en algunas escuelas y en diversos cenáculos talleriles. Afortunadamente Anamaría Mayol conoce el uso de estas expresiones. Y las utiliza con intuitiva sabiduría.. De ahí viene su fortaleza, su vigor, su locución lírica., antecedentes que van a repercutir en este poemario denominado Ventanas rotas.

Lina Zerón
Tlalnepantla, Estado de México, Agosto 2004

 

Este artículo tiene © del autor.

712

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 8

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3241481 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 739 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0