Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > CLASIFICACIÓN DE LAS LENGUAS
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

CLASIFICACIÓN DE LAS LENGUAS

LAS LENGUAS

Camilo Valverde Mudarra

ESPAÑA



Desde los tiempos más remotos, el hombre ha usado un sistema lingüístico

CLASIFICACIÓN DE LAS LENGUAS

El género humano, por naturaleza, tiende a relacionarse; el hombre es un ser sociable. Vive en sociedad con otros de su especie y, en su alma, lleva la necesidad de comunicarse con sus semejantes; es el lenguaje el principal medio de enlace, el vínculo de unión entre los diversos componentes de los grupos humanos. El sitema natural de expresar los sentimientos y pensamientos, puede ser inarticulado (gritos), mímico (gestos) o articulado que es el lenguaje propiamente dicho: palabras, sintagmas, frases, etc.
La sociedad, los grupos humanos, aun siendo poco civilizados, normalmente, manifiestan sus cogniciones y afecciones por medio de sonidos expresados en una doble articulación: en la primera, se combinan monemas; y en la segunda, combina signos que no significan, pero sirven para diferenciarlos entre sí, son los fonemas; y, solamente, al adquirir un nivel determinado de cultura, llega a representar estos sonidos por medio de signos gráficos (lenguaje escrito). Sin embargo, el lenguaje no es único, no se utiliza el mismo, sino que cada comunidad humana recurre a un sistema especial y propio de expresión. Este sistema particular de cada una de las sociedades se llama lengua: el instrumento que manifiesta su capacidad comunicativa.
Desde los tiempos más remotos, el hombre ha usado un sistema lingüístico sin preocuparse de estudiar su propio idioma. Solamente, al llegar a una etapa de civilización relativamente avanzada, a un desarrollo cultural más profundo, ha reflexionado sobre sus propias y particulares formas idiomáticas; de lo que surge una ciencia del lenguaje: la Gramática. Ciencia que consiste en el estudio científico de los procedimientos adecuados para expresarse en una lengua. La gramática española, por tanto, será el estudio metódico de los procedimientos, orales o escritos y el conjunto de normas, que enseñan a hablar, leer y escribir.
Las lenguas se clasifican en tres grandes grupos:

1) Monosilábicas: sus palabras son raíces invariables, sin dSiinación ni conjugación. Sólo el lugar que ocupan en la frase indica su valor de nombre, adjetivo o verbo. Pertenecen a ellas el chino (con sus diversos dialectos), el tibetano, el birmano, el annamita y el siamés.
2) Aglutinantes: las palabras se yuxtaponen, pero no se funden entre sí. La unión externa de varias palabras constituye la frase. Forman este grupo las lenguas caucásicas y uralo-altaicas, el japonés, el coreano, las lenguas malayopolinésicas, las lenguas indígenas americanas (quechua, etc.), las de las regiones árticas, etc.
3) Flexivas: las palabras están formadas por una «raíz», que se completa o modifica mediante «morfemas», los cuales se combinan con ella o entre sí formando un todo. Se pueden establecer tres subgrupos :
A) Semíticas: hebreo, árabe, etc.
B) Camíticas: copto, etíope, libio-bereber, etc.
C) Arias o indoeuropeas: céltica, griega, germánica, itálica, indo-irania y balto-eslava.

Se ha podido saber que las lenguas indoeuropeas derivan de una primitiva lengua común, perteneciente a un pueblo antiquísimo. De este primitivo pueblo indoeuropeo, dotado de enorme vitalidad y portador de un destino histórico inigualado, se fueron desgajando, una tras otra, numerosas tribus. Su expansión, lenta, pero continua, duró siglos enteros.
Bopp, filólogo alemán, estudió los parentescos lingüísticos y culturales de los pueblos que forman la familia étnica indoeuropea. Tomando como base el estudio comparativo de sus respectivas lenguas, dedujo los rasgos culturales comunes, es decir, los que tenían antes de su dispersión.
El examen de su léxico muestra que no conocían la flora y fauna de los países cálidos, la pesca y el arte de navegar. Su patria de origen, pues, se hallaba en el interior, concretamente en la estepa. Usaban la numeración centesimal y decimal. Conocían el caballo y el carro, el buey y la oveja.
Socialmente, estaba organizado en el sistema tribal, basado en la autoridad patriarcal de la familia, la cual, junto con la casa, era propiedad del padre. Son propensos a la democracia, desconocen la existencia del rey o autoridad equivalente y, cuando lo tienen, se trata de una imitación propia de pueblos indoeuropeos marginales. Étnicamente, eran altos, rubios, de ojos azules y dolicocéfalos, pero las largas migraciones desde su lugar de origen alteraron sus caracteres étnicos, su lengua y sus costumbres.
Su religión es social, estatal y de orientación naturalista. Rinden culto al cielo y a los fenómenos atmosféricos, como el trueno, el rayo, el sol, la luna o la lluvia. Sacrifican caballos, que son su fuerza y su riqueza. Los jefes de tribu son también los sacerdotes. El Estado es el pueblo en armas.
Se piensa que, hacia el año 2500 a. de C., ocupaban las regiones entre el Danubio y el Caspio y, por el sur, hasta la estepa siberiana. Probablemente los eslavos permanecieron en el terreno, mientras los germanos salieron hacia el Báltico. El año 2600, los hititas marcharon al Bósforo y Asia Menor, en donde fundan un gran imperio. Los casitas, arios e hicsos invaden Mesopotamia y, luego, los hicsos llegan hasta Egipto; los arios, en cambio, se dirigen a la India y ocupan el Pandjab hacia 1500. Ya, desde el año 2000, los jonios y eolios ocupan Grecia; penetran en ella los aqueos hacia el 1500 y los dorios alcanzan el Peloponeso hacia 1200. Por otra parte, en esa fecha entran en Italia los primeros itálicos; más dos oleadas de celtas que llegan también a Italia en el 850; y celtas también, procedentes de Germania, alcanzan Britania hacia el año 2000; más tarde invaden Francia, y, tras atravesarla lentamente, llegan a la Península Ibérica en diversas oleadas, hacia los años 1000 y 330. En su largo camino desde su patria de origen se habían mezclado ya con otros pueblos y culturas.
Estas ininterrumpidas oleadas de pueblos indoeuropeos, al diseminarse por Europa y Asia, difundieron su lengua y sus costumbres. Ahora bien, al correr los siglos y la separación geográfica nacen diferencias infranqueables entre los respectivos dialectos; y la lengua madre indoeuropea, al principio, común, se fue descomponiendo en una multitud de lenguas derivadas. Estas lenguas hermanas debieron de asemejarse mucho, pero ya hacia el año 1000 a. de C., las diferencias se habían acentuado hasta tal punto, que los diversos pueblos, aunque emparentados por raza e idioma, ya no se entendían entre sí.


Camilo V. Mudarra es Lcdo. en Filología Románica
Catedrático de Lengua y Literatura Españolas,
Diplomado en Ciencias Bíblicas y poeta.

Este artículo tiene © del autor.

51635

Comentar este artículo

   © 2003- 2014 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 12

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 2629068 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 895 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0