Portada del sitio > LITERATURA > Cuadernos de Viaje > Nuestro Camino de Santiago Portugués
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Nuestro Camino de Santiago Portugués

Antonio Martinez Jurado



LOS PERSONAJES

Introducción:

Siguiendo la línea de mi relato del camino anterior y queriendo mantener el anonimato, voy a identificar a los personajes con nombres relacionados con el Camino, ellos mismos se van a conocer desde el mismo momento de su descripción.
El primer personaje que me viene a la mente es aquel que no hemos sido capaces de decir su nombre bien en todo el camino, en honor a la verdad lo hemos bautizado multitud de veces, pero ha sido la persona mas tranquila y sobre todo observadora que me he encontrado en el camino, esta vez lo voy a nombrar como Alfonso por ser el primer hotel donde dormimos y como se encontraba tan lejos de todo, pues se parece a él que siempre estaba a distancia del grupo, por sus paradas fumeras.
El segundo peregrino en este caso peregrina es Camino siempre con su mochila acuestas, sin dejarla en ningún momento, cargada a tope, algún día me contará que llevaba en ella, con una sonrisa cautivadora y unas rodillas frágiles para el camino, aunque muy constante, casi siempre en cabeza.
La tercera y paisana, se llamará Celeste (personalmente me gustó su segundo nombre) era fotógrafa, periodista, animadora, conversadora, relaciones públicas, iba en cabeza abriendo camino, bien solitaria o en grupo, pero al final llegaba la primera a todas y cada una de las etapas.
El guía nuestro este año será Santiago(como el año anterior), ya que servia como referencia en cada una de las etapas, teníamos ganas de verlo para saber la finalización del mismo. Persona tranquila, con una forma de ser y actuar poco previsible, aunque atenta a cada uno de los miembros del grupo.
La novata del grupo en el camino le llamaré Peregrina, por su sacrificio y ayuda hacia otros miembros del grupo en acompañarlos para no quedarse atrás, le encontré mucho mérito.
La siguiente peregrina compartí con ella durante bastante tiempo los buenos y malos ratos del camino, el apodo será Alegría era la mas joven peregrina, animaba son sus risas y expresiones al grupo.
La mami de Alegría, me parece dificil encontrar un nombre hacia ella, por su saber estar, educación y forma de ser, le pondré el lugar que mas me ha gustado del camino Natura (el paisaje, la naturaleza), además por su gusto de la Naturaleza
Mi esposa ha sido todo como siempre, no tengo nombre porque cualquiera que le ponga se me queda corto e improvisado, pero como el objetivo final es llegar y conseguir la Compostela, siendo el lugar donde se encuentra grabado todo tu sacrificio, pundonor y estados de ánimo personales e íntimos del camino.
Para finalizar mi persona(que a falta de mis gafas de sol olvidadas, acordándome mucho de ellas en algunos momentos del camino), que haciendo esta andadura he tenido buenos y muy malos momentos, me pondré como Redondela, primero por lo revolondo que estoy y en segundo lugar por los malos momentos que pasé en esa etapa.

Capítulo 1 La presentación.

Madrid, 16 horas, plaza de los delfines, llegan paulatinamente peregrinos que se van autopresentándose para incorporararse al Camino portugués Tui o francés desde Sarriá, aparece una furgo, con el jefe de la expedición de antaño, que va saludando a los conocidos y lista en mano nombra a las personas para que una vez llegue el bus suban al mismo, nuestro grupo queda a la espera de la presentación de los componentes. Los primeros en presentarnos somos mi mujer y yo a Natura y Alegría, después Santiago y mas tarde el jefe viene con Camino diciendo que la cuidemos que es una buena caminante que nos va a dar guerra. Alfonso saluda al resto del grupo y nos falta dos, una la sacan del bus, era Celeste con un saludo algo frio al grupo y la última a presentarse fue Peregrina.
Nosotros subimos y nos pusimos en la furgo en los asientos delanteros, el resto detrás, largo camino hacia Tui, con conversaciones superfluas, manteniendonos un poco todos al margen, parada técnica y continuacion de viaje hasta llegar al hotel donde cada uno cogimos nuestras habitaciones, lo único interesante a contar es el que tuvo que compartir habitáculo, Alfonso y Santiago. Aquella noche mi esposa y yo salimos a dar una vuelta a los alrededores del hotel Alfonso I que aquello estaba muy bien pero lejos de todos los sitios.
Conclusión
Mi forma de pensar en aquellos momentos, me difiere mucho de la que tengo ahora respecto al grupo, una cosa muy importante que deduzco es que antes de juzgar hay que vivir, conocer y sentir a las personas que te rodean.

Capítulo 2 EL ETAPÓN

La mañana hotelera es de fotografías por parte de la gerente del hotel, por motivos publicitarios para dar a conocer el mismo, pasamos a Tui a recoger las credenciales, para iniciar el camino junto a un grupo de personas bastante numeroso que paulatinamente se va separando por la forma de caminar mas o menos lenta, todo muy bello, precioso, árboles, plantas, helechos, sombras, hasta Orbenlle, nuestro grupo se divide en cuatro delante y cuatro detrás, en la primera parada todo va bien, bebemos agua, comemos,...Santiago nos indica que viene el Polígono con mas de seis kilómetros de asfalto, aquello fue inolvidable y desgarrador no lo supimos medir nada mas que al final del Camino, aquellos seis km con sol y asfalto nos hicieron un camino muy largo y pesado que al final tendría consecuencias para la gran mayoría del grupo. Entre pitos y flautas los peregrinos se iban mas o menos dándose a conocer compartiendo algunas partes del mismo. Unos iban delante otros detrás, llegamos a O Porriño, no sabíamos lo que nos aguardaba comenzaba la subida hacia Mos, carretera, camino, árboles, empezamos a despegarnos del grupo andamos durante varios km, estamos solos, perdemos contacto con el resto, paramos un coche nos indican mal, llamamos a Santiago, nos dice que preguntemos a alguien, paramos a un ciclista y amablemente nos sitúa en el camino con un calor insoportable, veo a Camino y Celeste que va con otros peregrinos.
Son mas de las dos de la tarde, agua caliente por mi cabeza, sol abrasador todo cuesta arriba, cada paso son diez metros, el kilometro no lo veo, Camino nos ve y nos dice que queda un km, llamo de nuevo a Santiago, nos dice que queda menos, nos reagrupamos, Alegría, Natura, Compostela y yo, ellas delante, Compostela me da ánimos, me encuentro sin fuerzas, me doy cuenta que el resto va mas o menos igual, vemos a gente en el camino están todos lo mismo a estas horas con el calor 11 de agosto de 2013, a falta de agua encontramos un expendedor del mismo cogimos dos botellas, subimos un poco mas, a Compostela se nublaba la vision, a mi se me dormían las piernas, a escasos cincuenta metros tuvimos que "pedrear" porque ya no podíamos más.
Al llegar a la cima almorzamos los cuatro, para iniciar una bajada hacia Redondela trepidante pero al llegar al final con mucha sed, fue donde conoci bastante a Alegría, hablamos y reimos mucho sobre nuestras cosas, pensamientos e inquietudes, al igual creo que ocurrió con Compostela y Natura.
Ibamos sedientos y con unas ganas enormes de ver a Santiago que cuando vimos una furgo igual levantamos la mano para pedrear de nuevo, pero nos dimos un chasco porque np era él.
Eramos la cola del grupo, el resto nos esperaba sentados en un café en Redondela. Llegada al hotel Duarte, salida a la playa de la ría que estaba no fría, lo siguiente. Me encontraba mal cuando subí al hotel, pero entre la ducha , el empastillamiento de rigor y los cuidados de mi Compostela hicieron que estuviera a punto para la cena, por cierto dos paellas para el grupo.
Conclusión
Los años no pasan en balde, la etapa esta casi me retira, han sido muchísimos kilómetros con sol, a lo largo del camino me informé que todos mas o menos lo habíamos pasado mal. Dije que era mi último camino en ese día, mas tarde cambiaría de opinión.

Capítulo 3 Un cartero en el Camino
Es lunes 12 de agosto, realizamos un buen desayuno en la cafetería (aunque algunos opinan lo contrario) nos ponemos a iniciar el camino donde lo dejamos el día anterior, salimos todos mas o menos juntos por la población de Redondela, es buen día, hace buen clima y son las ocho de la mañana, pronto toman la cabeza Celeste con sus fotos y sus relaciones con los peregrinos, donde se va enterando de la vida y milagros de cada uno de ellos, también Camino con problemas iniciales de rodilla, veo que empieza a bajar cuestas alrevés. En los inicios de la etapa se nos despista Alfonso lanzado hacia otro Camino, pero Compostela le avisa, el resto vamos admirando el paisaje y aprovechando el día. La casualidad hace que los tres que vamos juntos Compostela, Peregrina y yo pasemos por el hotel, ya que el camino nos dirige hacia el lugar, Peregtina iba ya mal de los pies con ampollas, llegamos hasta Ponte Sampaio donde Santiago nos esperaba, fotos de rigor y hacia adelante que nos quedaba una subida entre bosques y sombras, no era tan dura, la tomamos muy bien los tres, íbamos hablando de nuestras cosas hasta llegar a Santa Marta, donde encontramos al cartero que nos contó el camino a seguir hasta Pontevedra, "Parece que la gente cuando voy a hablarles, creen que le voy a pedir dinero, no es así, lo que quiero es informarle que sigan un camino para evitar la carretera hasta llegar a Pontevedra, si usted quiere se lo digo, mire cuando llegue al final de este camino ve unas casas de color blanco, pues vaya a la izquierda desde alli, coja una vereda y cuando vea unos árboles gire a la derecha, allí pasará un pequeño puente y siga el riachuelo a su izquierda y camine hasta llegar a un puente grande donde se encontrará con Pontevedra" los allí presentes estuvimos oyendo esta versión anterior hasta tres veces incluso nos hablaba en gallego, con su traducción correspondiente, cada peregrino que se paraba a descansar le contaba la historia, al final no le hicimos caso porque pedreamos hasta Pontevedra. Nos reagrupamos todos allí aunque cada uno nos buscamos la comida por nuestro lugar, Santiago se prepara un buen bocata en un autoservicio, lo realiza en la calle junto a Celeste que después me realiza un relato impresionante del mismo, el resto buscamos pulpo en un lugar de la zona antigua, pero Camino, nos deja porque no soporta el aire acondicionado, nos extrañamos pero hacía mucho calor para estar en la calle, allí comemos los seis compartiendo mesa, compañerismo y amistad. Aquí Compostela se deja su gorra, salimos y nos encontrsmos con el resto del grupo para iniciar la jornada de la tarde hasta llegar a San Caetano, una jornada que empieza con subida para digerir el pulpo, pero que de por sí se nos hace corta pero peligrosa al final porque entre la subida suave viene una gran bajada y después la carretera que fue un peligro, ya que el arcén era muy pequeño, fueron estos seis km aceptables, durante este trozo de etapa compartimos el camino con nuestra paisana, domde nos contó sus aventuras y desventuras, que conocimos lo excelente persona que era con su alegría y narraciones de sus historias de vida a lo largo del camino. Llegamos a San Caetano, tuvimos que esperar a Alfonso que parece que se había despistado o se había parado para descansar.
Esta vez no fuimos a la playa, preferíamos descansar en el hotel. Aunque ocurrió una cosa en la playa que solamente se quedará en el mistero de los acontecimientos ocurridos en el Camino, fue tema de conversación durante la noche y el día siguiente. El enfoque del mismo para mi entender no estuvo bien programado por parte del sujeto paciente, pero nos mantuvo en vilo al resto del grupo durante unas cuantas horas. Cuando llegue su momento lo contaré o le daré una versión para todos. La noche prometía y terminamos cenando en una marisquería.
Compostela ya tenía problemas con su uña, Alegría y yo estuvimos buscando la Osa Mayor con el móvil pero ni por esas.
Conclusión
A veces le damos mucha importancia a las cosas, que en realidad no la tienen.

Capitulo 4 El parque natural
No me doy cuenta que es martes 13 de agosto, desayunamos al lado del hotel, maletas y emprender de nuevo la marcha, nos dejan allí San Caetano empezando el camino en grupo con preguntas hacia Peregrina sobre el temita dichoso, pero no abre el pico, empezamos a cantar una canción compuesta para Santiago, que mas tarde en el camino a Madrid se la cantariamos, desde aquí la idea fue de Camino, el resto fue del grupo, caminamos entre parras un paisaje mas o menos parecido al del día anterior pero teniendo que cruzar vías, con el recuerdo de la tragedia ocurrida el 24 en Santiago, recordamos las víctimas, para ellas desde aquí realizo mi homenaje de nuestro sacrificio a lo largo del camino.
Hicimos un descanso en un pequeño bar donde Santiago nos acercó a una cascada en el parque natural, una maravilla de la naturaleza emprendimos de nuevo el camino hasta Caldas de Rei donde realizamos una nueva parada con cervecita incluida, todo el grupo, allí fue donde se conto el suceso ocurrido el día anterior, bebemos agua en la fuente termal con las fotos de rigor siguiendo el camino con todo pendiente pero suave y entre sombras junto a Alegría, su madre Natura quedándose detrás del grupo Alfonso y Peregrina, a la cabeza Camino y Celeste, pero bastante cansados llegamos al final de la etapa en Carracedo para seguir hasta el hotel Scala donde nos fuimos a comer a un bar situado a 500 m del hotel seis de los integrantes del grupo, por cierto una comida abundante y de bajo precio. Una vez terminada la comida nos fuimos a descansar, hasta llegar a la cena, para despues realizar la velada del mojito que tiene historia ya que los organizadores del mismo fuimos Alegría y yo, menudo lío con el sobrante, en fin todo quedó allí...y a dormir.
Conclusión
Por sus acciones se conocen las personas
Capitulo 5 España directo
Penúltimo día con bastantes kilómetros en nuestras piernas, nos despertamos como casi todos los días a las siete de la mañana para emprender el Camino a las ocho desde Carracedo, partimos en cabeza junto a Celeste, que pronto se despegaría de nosotros para compartir el Camino con una mexicana, pero anteriormente senos despista porque hablando con un peregrino no vio la flecha, menos mal que estábamos cerca, al llegar a Padrón volvió a unirse con nosotros para después avanzar sola. Padrón entramos en el mercado, allí estuvimos observando el pescado, marisco y comprando sobre todo los pimientos y semillas. Una parada para reagruparnos, continuando el camino que hasta ahora habia sido mas o menos diferente a los anteriores sobre todo por la cantidad de asfalto que tuvimos que pisar, ello desgasta mas nuestros pies que la tierra, por el calor y la rigidez del mismo. En esta etapa nos acompañaba Peregrina, estando en cabeza Celeste y después nosotros, pasamos por la puerta del hotel Scala hasta llegar a Esclavitude parada de rigor, allí se encontraba un señor que contaba la vida y milagros de las historias de la iglesia de Esclavitude, partimos mas o menos en grupo pero empezamos a distanciarnos, esta vez una parte del camino en carretera la realicé en solitario, Compostela y Natura partían juntas. Iba viendo a larga distancia a los componentes del grupo, pero hubo un momento que los perdí de vista, nos perdimos hasta llegar a un lugar que nos dijeron un atajo donde vimos a Juan el aparecido un chico de Madrid que se hizo muy amigo de Celeste para llegar de nuevo al final de la etapa en Rua de Francos, donde se encontraba, Camino, Celeste, Alegría (pedreando) y Santiago.
Fuimos a comer y nos preparamos a las seis para visitar Arousa, el detalle del camino, paramos a preguntar a un miembro de protección civil si vamos bien y nos paran para pasar un entierro con mas de doscientas personas(aquello me recordó a los años 70 en España) que salían por una travesía de una calle, llegamos a Arousa su puerto que estaba en fiestas, mientras no hacian fotos se nos acercó una persona que nos invitaba a vino y mejillones, si nos sentabamos para hacer de extra en el programa de España directo, nosotros no nos negamos y ahí queda para la posteridad nuestra intervención en rtve del día 14de agosto en el programa de España directo donde nos encontrabamos Celeste, Alfonso, Peregrina, Compostela, Santiago y Yo.Tras una rotondada a izquierdas nos fuimos al faro donde realizamos fotografías maravillosas, el regreso íbamos colados de tiempo y gracias a mi navigator pudimos llegar con cinco minutos de retraso, cena y velada final donde terminamos pronto pero lo mas destacado fue la conversación y velada mantenida con Alfonso, allí conocimos Compostela y yo a esta persona, su forma de pensar, su saber estar y sobre todo su conocimiento de causa, excelente conversador con ideas claras.
Conclusión
A veces sientes ganas de hacer algo en grupo, pero dudas porque algunas personas del mismo pueden no estar de acuerdo

Capítulo 6 El abrazo
Nos levantamos pronto sabiendo que ya quedan apenas doce kilómetros, un desayuno y nos llevan al final de la etapa de ayer, pero antes de comenzar la lia parda Celeste con la máquina de fotos, al final la tenia en su bolso, diez minutitos de retraso.....en los inicios el grupo se disgrega por lo que veo la primera es Celeste y le sigue Camino, a continuación nosotros y detrás creo que unidos el resto., seguimos con terreno de asfalto para cambiar con un poco de tierra, paisaje entre ciudad, poblados, pequeñas viviendas vías de tren, puentes y carretera, Compostela va fotografiando los km que faltan para llegar, para llegar hay que subir una axfisiante cuesta y caminar de forma improvisada y preguntando hacia donde queda la catedral de Santiago, por esta zona que sepamos el Camino no estaba señalizado, nos unimos con Camino y en la misma plaza del Obradoiro los tres nos dimos un abrazo sublime. Fuimos a recoger la Compostela donde se encontraba Santiago. Con nuestra compostela, nos fuimos a realizar una larga cola de mas de media hora para abrazar al apóstol Santiago, fue un momento muy emotivo para nosotros. Nos obligaron a salir por otra puerta por lo que no pudimos oir la misa del peregrino por la cantidad de gente que había.
Nosotros dos nos fuimos a comer y a las una y media nos abrazamos todos los peregrinos por haber terminado el Camino por los buenos y malos momentos pasados en el mismo. Camino se quedó, el regreso no lo realizó con nosotros.
A las dos el largo Camino de regreso, las correspondientes despedidas desde Madrid
Conclusión
La fuerza es el camino
el cariño los compañeros peregrinos
el amor es el recuerdo de todo

El finalización

Ayer lo vi a Pedro por ahi
Con su furgo pasaba por aquí
En el camino que tenemos que sufrir
aparece Pedro con fotos para mí

Ayer lo vi a Pedro por ahí
con sus mallitas ajustudas para mí
En el camino que tenemos que sufrir
cuando veo a Pedro me entra el frenesí

ESTE RELATO VA DEDICADO A TODOS/AS MIS COMPAÑEROS/AS YGUIA DEL CAMINO PORTUGUÉS AGOSTO 2013
N.B. ESPERO Y DESEO PODER DE NUEVO ALGÚN DÍA ENCONTRÁRMELOS POR ALGUNO DE ESOS CAMINOS DE ESPAÑA.
GRACIAS A TODOS Y CADA UNO DE VOSOTROS/AS.

P.-S.

Dedicado a las víctimas y familiares del accidente ferroviario ocurrido el día 24 de julio de 2013ocurrido en las cercanías de Santiago de Compostela

Ver en línea : Camino de Santiago Portugués

Este artículo tiene © del autor.

47

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369669 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 552 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0