Portada del sitio > LITERATURA > Cuentos > EL REGRESO DE LA HERMANA
{id_article} Imprimir este art韈ulo Enviar este art韈ulo a un amigo

EL REGRESO DE LA HERMANA

Antonio Nadal Per铆a

Espa帽a



Regres贸 a casa sin previo aviso, meses despu茅s de salir a otra ciudad para un trabajo. Su hermana y sus padres se asustaron cuando la vieron entrar por la puerta. Los tres pensaron lo mismo, el hogar pod铆a convertirse otra vez en un infierno. "驴Qu茅 ha pasado?", pregunt贸 su padre. "驴Qu茅 os pasa a vosotros?. Os hab茅is puesto blancos al verme, como si hubiese vuelto una muerta"., contest贸 ella. Su hermana m谩s joven inici贸 la retirada hacia su habitaci贸n, pero ella la fren贸 sujet谩ndola por un brazo. "No me tengas miedo, no soy la misma. El trabajo y el cambio de aires me ha sentado muy bien. Aqu铆 encontrar茅 pronto trabajo otra vez". La hermana se solt贸 con cierta brusquedad y desconfianza. A煤n le dol铆an los golpes que le propin贸 en la cara y la cabeza unos meses antes. "Nos hemos llevado una gran sospresa, hablamos contigo hace tres d铆as por tel茅fono y no nos dijiste nada, pero nos alegramos mucho de que est茅s aqu铆", dijo la madre con cierto nerviosismo. "Yo no me alegro", asegur贸 la hermana menor. "No empecemos con problemas. Tenemos que darle un voto de confianza. Ya v茅is que vuelve en son de paz", dijo el padre. "驴Has dejado el trabajo o te han echado?", pregunt贸 la hermana. "El trabajo para el que entr茅 en la f谩brica se acab贸, simplemente. Se trataba de una sustituci贸n y regres贸 la propietaria del puesto".
Durante unos d铆as la joven se gan贸 con esfuerzo la confianza de su familia, hasta que a su hermana menor no le import贸 quedarse a solas con ella en la casa mientras sus padres visitaban a los abuelos en un barrio rural. La actuaci贸n fue r谩pida y contundente. Atac贸 a su hermana menor por detr谩s, en un descuido, d谩ndole un pu帽etazo en la cabeza que la derrib贸 atontada al suelo. Se levant贸 a medias apoy谩ndose en las palmas de las manos, pero una contundente patada de su hermana en la espalda la tumb贸 otra vez en el suelo. "Te ir谩s de esta casa por las buenas o por las malas. Aqu铆 sobras, no hay sitio para las dos", le grit贸. La cogi贸 por los tobillos y la arrastr贸 hasta el rellano de la escalera. La joven grit贸 de p谩nico al adivinar las intenciones de su hermana, que trataba de levantarla del suelo para lanzarla escaleras abajo. Una vecina se asom贸 al rellano y se qued贸 at贸nita al ver la escena. "Se ha ca铆do y trato de meterla en casa, ay煤deme", le pidi贸 la agresora. "驴Qu茅 ha sucedido?", pregunt贸 la vecina a la joven agredida mientras su hermana la sosten铆a a duras penas. "Me he ca铆do", confirm贸 con un hilo de voz. La vecina ayud贸 a la otra a meterla en casa y acostarla en su cama. "Me quedo aqu铆 hasta que lleguen vuestros padres", afirm贸. "No es necesario, llamar茅 al m茅dico de guardia", dijo la agresora. "Por favor, no se vaya", pidi贸 la muchacha a su vecina. La agresora mir贸 con odio a la intrusa y se march贸 de casa con la intenci贸n de calmarse y evitar el regreso de sus padres. Ya habr铆a tiempo de llevar a cabo sus planes.

Este art韈ulo tiene del autor.

241

   © 2003- 2023 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democr醫ico y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los art韈ulos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0