Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > EL SONIDO DE LOS APLAUSOS
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL SONIDO DE LOS APLAUSOS

César Rubio Aracil

España



Una de las magistrales lecciones que los maestros de Zen imparten a sus novicios –por cierto bastante extendida- es el koan que hace referencia a las palmas. El sonido de los aplausos es bien conocido por todo el mundo; sin embargo, cuando el instructor pregunta al neófito cuál es el sonido de las palmas hechas con una sola mano, en la mente del aprendiz se hace el caos, necesario para adentrarse en el Sartori o estado de iluminación. Aquí es donde yo quiero ir a parar para explicar qué idea política bulle ahora mismo en mi cerebro.

Es evidente que el camino político que estamos recorriendo, largo y angosto, supone la línea trazada por los amos del dinero. Con el atractivo “democrático”, adjetivo éste adulterado -lo mismo que el término “amor”- por el mal uso que de él se hace, se trata de engañar a los pueblos para que sigan la ruta trazada. Se puede marchar por la senda derecha, por la del centro o por el margen izquierdo, pero siempre respetando el mismo recorrido. Esta ordenada actividad es equivalente a hacer palmas con las dos manos. Se trata de un trabajo basado en la lógica. Mi planteamiento para salir de la rutina y encontrar el atajo que nos lleve a la creatividad radica en una cuestión diferente, que tememos como el diablo le teme a la cruz: el caos. Eso es.

El estado en que se encuentra hoy la calle, con un despliegue monumental de banderas y otros símbolos republicanos, aunque enmarcado en la permisividad democrática, a muchos probos españoles les parece una tremenda confusión y desorden que, para mayor inri, lo asocian con el vandalismo. ¿Por qué? En mi criterio, por el hecho conocidísimo y perfectamente asumido por los miedicas, de que vale más lo malo conocido que lo bueno por conocer. ¡Pues no! Porque si continuamos pensando de esa manera estaremos siempre atados a la ignominia. ¿Se me entiende? Si realmente me he explicado bien, sobran ya más palabras. Yo, a partir de ahora, intentaré una y otra y otra vez, hasta la saciedad, hacer sonar las palmas con una sola mano, hasta que los sabios del cucurucho se sientan acosados y sin salida. Y no sólo por la cuestión dual república o monarquía, sino también porque ya va siendo hora de que despertemos ante las exigencias de nuestra dignidad.

Este artículo tiene © del autor.

23

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 12

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3243214 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 704 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0