Portada del sitio > LITERATURA > Cuentos > Pilar se entretiene en un jardín junto a...
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Pilar se entretiene en un jardín junto a...

NO ES UN SUEÑO

Antonio Nadal Pería

España



Pilar se entretiene en un jardín junto a otras mujeres, todas vestidas con túnicas blancas, en el cuidado de las flores que lo pueblan. Una joven se acerca a ella y le dice que el Señor quiere hablar con ella en el momento que pueda. Pilar se demora todavía un buen rato en el jardín y después acude a un despacho en el interior de un gran edificio, todo en blanco. Llama a la puerta y abre al oír la voz del hombre en el interior que le da permiso para entrar. El hombre, vestido de blanco, sentado detrás de una mesa, la invita a sentarse al otro lado. "Creo que va siendo hora de llamar a tu marido en la Tierra", le comunica él. "Es pronto, ¿no puede esperar algo más?", replica ella. "Te recuerdo que aquí las cosas son muy distintas a como eran en tu mundo. Aquí la paz es absoluta, no existen peligros ni broncas", aduce él. "Pero es que no tengo ganas de verle todavía", alega ella. "Te aseguro que te alegrarás de verle, aquí no será igual que lo era allí". "Usted manda", decidió ella. "No mando, propongo", dijo él. "Sólo tengo malos recuerdos de mi vida a su lado", explicó ella. "Te repito que aquí todo es distinto, llevas suficiente tiempo para saberlo. Aquí no existe el tiempo, ni la edad, ni la juventud ni la vejez, ni la enfermedad, ni el dolor, ni la noche ni el día. Sólo existe el gozo, un gozo tranquilo y perenne. Tu marido, en la Tierra, es ya un hombre muy anciano y sufre". "Lo sé, pero era un hombre tan duro y arisco que temo que aquí vuelva a amargarme la vida". "Pero es que a esto tampoco se le debe llamar vida, es mucho más que eso. Permite que le llame". Pilar se lo pensó un poco y después, con resignación, contestó: "De acuerdo, Señor, alguna vez tenía que suceder". "Me alegro de haberte convencido, regresa al jardín y no te preocupes". Pilar se levantó de la silla, realizó una pequeña reverencia y salió de la habitación.

Este artículo tiene © del autor.

7

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3242081 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 726 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0