Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > DOÑA ESPERANZA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

DOÑA ESPERANZA

César Rubio Aracil

España



Sí, claro, a doña Esperanza Aguirre me refiero ¿a quién si no? con su sonrisa de siempre, formando con los labios una curva atrevida de la que habitualmente se espera una posterior sorpresa. Hace un par de noches, viéndola en La Sexta, me confirmó mi presentimiento que su expresión risueña era capaz de anticipar una carcajada o, por el contrario, un alfilerazo mental. En mi caso, dado el irreverente trato que me inspira tan distinguida dama, pero consciente de que las insolencias verbales no suelen dar buen resultado en ningún caso, me limité a dejar que por mis circuitos neuronales circularan reniegos, tacos y otras variadas lindezas de la germanía. De esa manera, al menos conseguí despistar a mi compañera, atenta a mi comportamiento puesto que sabía, y sabe, que la sola imagen de la señora Aguirre me produce espasmos faciales. La muy ladina (me refiero, claro está, a la dirigente madrileña), después de haber afirmado de manera tácita que en el PP todos menos ella y el exministro Gallardón habían cobrado en negro, lo negó. Lo negó con visos de enfado, dejando en mi conciencia una amarga sensación al no poderla estrangular en esos instantes. Y hoy mismo: “La Sexta miente”, con un rostro, con una cara dura impresionante, en un gesto impropio de una política de alto nivel. ¿Con quiénes se cree doña Esperanza que está tratando? ¿Con imbéciles de solemnidad? ¿No se da cuenta de que muchos miles de españoles, ansiosos por saber cómo va a quedar la farsa que algunos políticos están montando para escenificarla dentro de unos días, necesitan centrarse en los problemas serios que está padeciendo España desde hace años? Al parecer, para ella lo importante es impactar a la masa, anestesiar voluntades con payasadas (que me perdonen los maravillosos payasos que todavía hoy, para bien de muchos, nos hacen sonreír), dejando a sus propios correligionarios con la boca abierta de sorpresa, y quizá a más de uno con el alma partida en mil pedazos. ¿Qué le puede importar a doña Esperanza que los mendigos duerman en las aceras, debajo de los puentes o en el Portal de Belén? ¡Votos a favor!, perra vida, a costa de millones de ignorantes, no sea cosa que la paga de Navidad quede comprometida si no resultan victoriosos los padres de la patria. Patria iba a darles yo con pico y pala, para que más de una mano ladrona quedara encallecida por el trabajo que tantos y tantos españoles han estado realizando (hoy, con el paro, muchos menos), no para bien de la colectividad sino para satisfacer rapiñas: “…dos millóns de peles”.

César Rubio (Augustus)

Este artículo tiene © del autor.

27

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 18

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3240273 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 727 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0