Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > RENDIMIENTO PARLAMENTARIO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

RENDIMIENTO PARLAMENTARIO

César Rubio Aracil

España



De la misma manera que a cualquier trabajador se le somete a un periodo de prueba antes de ser aceptado en plantilla; de igual modo que se le exige un mínimo rendimiento, que por lo regular suele ser alto, y además se vigila estrechamente su comportamiento -todo ello por un salario que nos causa risa si lo comparamos con el de otros países norteños: Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido y demás-, lo que nos causa no ya divertimento sino ira, es el derroche de dinero que genera esa cordada de señorías parlamentarias, más atentas a los dictados de los partidos políticos y a la cantina que a sus deberes con la ciudadanía. 245 diputados y 266 senadores, con unos honorarios medios de 60290 euros anuales, además de dietas, desplazamientos y qué se yo cuántas otras prebendas, sólo para que unos cuantos de ellos debatan en la tribuna mientras el resto, si o no dependiendo de órdenes estrictas, desfallezcan de tedio en sus respectivos sillones de cuero repujado. Esas criaturas, ya digo, con inmunidad parlamentaria y tratamiento de elevado rango, además de estar ociosos la mayor parte del tiempo, y cuando les sale del cuaternario abandonan la Cámara para tomar un cafelito y comunicarse con su lejana consorte, amiga o lo que suponga para su interioridad sentimental, a base de tarifas telefónicas gratuitas; a esas preeminencias, abundo, no creo que se les examine ni tan siquiera sobre el articulado de la Constitución que, por el contrario, se les exige a muchos funcionarios de cualquier categoría. Y si no, tomemos nota. Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, con su “caloret de verano”, mezclando el valenciano con el castellano, no siente el menor rubor de que a muchos trabajadores y trabajadoras se les exija el conocimiento hablado y escrito del catalán de Valencia, mientras ella hace pedazos el diccionario y, por consiguiente, el ridículo ante toda España. Es sólo por poner un ejemplo, de los muchos que se podrían escoger para ilustrar mis asertos.
Anotemos. 245 diputados, 266 senadores, 1202 parlamentarios autonómicos, además de asesores y amiguetes enchufados, ¿para qué tantos? ¿No sería más rentable que la mayoría de ellos se conformasen con la mitad de los emolumentos que perciben, y en vez de vaguear en el Congreso, en el Senado y en las altas instituciones de las Autonomías, se dedicasen a aprender cómo servir a su pueblo desde la cultura y no desde la obediencia a los amos de la nación?
César Rubio (Augustus)

Este artículo tiene © del autor.

15

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3242081 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 726 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0