Portada del sitio > LITERATURA > Traducciones > José Luis Campal y sus traducciones al portugués
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

José Luis Campal y sus traducciones al portugués

Conformaron oportunamente una edición bilingüe castellano-portugués.

Rolando Revagliatti

Argentina



 

 

 





Poemas de Rolando Revagliatti traducidos al portugués por José Luis Campal.

 

 

 

 

 

“RESURRECCIÓN”

 

 

Nejliudov

príncipe y todo

no puede más con su conciencia

con su mala conciencia

con la voz de su mala conciencia

 

(Y Tolstoi con la ligera sugestiva

bizquera del ángel seducido).

 

 

 

 

 

 

 

“CRÓNICA DE UN INICIADO”

 

 

Conmovida por la imponencia descalabrada del dragón

a la pequeña lámina me conduje

 

Yo había ya lucido

enmarcada

 

Desanduve la sujeción de un endogámico entrevero

de cables, cordeles, piolines y piolitas

 

San Jorge

 harto

retaba a su caballo.

 

 

 

 

 

 

 

“OTRA VUELTA DE TUERCA”

 

 

El relámpago de la perspicacia en la soledad

donde la incitación del  instante

 adorado

 agradecido

cunde con el niño en el páramo aurífero

de su pecho de institutriz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“MALDAD BAJO EL SOL”

 

 

Cuerpos

trayecto al reposo

 

¿Un piscolabis, cariño?

 

Trayecto a la Ensenada (y Cueva) del Duende

o reposo.

 

 

 

 

 

 

 

“EL MISTERIO DE SANS SOUCI”

 

 

Convocatoria para madres adulteradas

y adulterados alemanes

ronquidos en morse

y dos o tres o cuatro pensionistas

inexorablemente sospechosos

 

Quinta

columna

 

¿Que qué cosas, Déborah, no pueden

pasar a los años de Tuppence?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“ELUCIDARIO”

 

 

Encubierto

(el sol socio en la cima de la risotada)

añorados los desagradecidos

y los agradecidos con sus pátinas en los paisajes

 

A mí

el autoritarismo de la sensualidad

siempre me incumbe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“TRAVESÍAS”

 

 

En la República Argentina los náufragos retornan a sus consistencias

(recuerdos, oquedades)

 

En la República Argentina un túnel conduce al amanecer

y en la partida

a los soplos de certeza menudeando en las intersecciones

(y confines).

 

 

 

 

 

 

 

 

“EL MÉDICO DE LA CASA”

 

 

Subasto aparecidos

inyectados de telequinesis fraterna

señores interesados

también en rododendros

 

y vacas ininfluenciables ramoneando.

 

 

 

 

 

 

 

 

“EL HUESO DEL OJO”

 

 

El matiz halló escondrijo a través de una

dramática de ramificaciones en el ojo

 

No descansaba para siempre

 

Catar al presentimiento

con los huesos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“EL VUELO DEL TIGRE”

 

 

Disípase la carraspera

infamante del recitador de Hualacato

que con diferidos ademanes desasordina

la alegoría según decreto y sumo cuidado.

 

 

 

 

 

 

 

 

“LAS SIMIAS”

 

 

Fueron todas esas

veces, presentidas, luego

confirmadas

 

Elegidas las tardes, tarde

para presentir, para

confirmar

 

Y aún

 no

se sabía

 

Se fue sabiendo cómo

entrar en posesión

defendiéndose

 

definiéndose.

 

 

 

 

 

 

 

 

“NOCHE DE LAS COSAS, MITAD DEL MUNDO”

 

 

Vendrán días de turbulencia

refugiada en mis álbumes

fotográficos

y en esas otras cosas que prosiguen

en las avenidas

 

Vendrán días de itinerarios

pergeñados por mis amigos

en postas donde corrigen

sus más arduos secretos

hasta trocarlos

en ventiladas emergencias

 

Vendrán días de preguntones

profesionales imantados por mi crudeza

los que conmigo subirán

desaprovechándome

interminables escaleras

atestándome con la especie de miel

de sus obviedades

y sólo para perdurar a través

de los micrófonos empalagados

y en sus filmaciones

 

Vendrán días de enfermarse en alta mar

líricamente

o en una prosa chicha

sitiados por la redundancia

de los siguientes días

 

que vendrán.

 

 

 

 

 

______________________________________________________________

 

 

 

“RESSURREIÇÃO”

 

 

Nejliudov

príncipe e tudo

não pode mais com a sua consciência

com a sua má consciência

com o som da sua má consciência

 

(E Tolstoi com a ligeira sugestiva

zarolhice do anjo seduzido).

 

 

 

 

 

 

 

 

“CRÓNICA DUM INICIADO”

 

 

Comovida pela majestade escalavrada do dragão

á lamínula fui

 

Eu havia já luzido

enquadrada

 

Desandei a sujeição duma endogámica mistura

de cabos, barbantes, cordeis e guitas

 

São-Jorge

 farto

desafiava ao seu cavalo.

 

 

 

 

 

 

 

 

“OUTRA VOLTA DE PORCA”

 

 

O relâmpado da perspicácia na solidão

onde a incitação do momento

 adourado

 agradecido

estende-se com o menino no páramo aurífero

do seu peito de preceptora de crianças.

 

 

 

 

 

 

 

 

“MALDADE DEBAIXO O SOL”

 

 

Corpos

trajecto ao repouso

 

¿Uma breve refeição, carinho?

 

Trajecto à Enseada (e Gruta) do Duende

ou repouso.

 

 

 

 

 

 

 

 

“O MISTÉRIO DO SANS SOUCI”

 

 

Convocatória prà mães viciadas

e viciados alemães

roncos em morse

e dois ou três ou quatro pensionarios

inexoravelmente suspeitosos

 

Quinta

coluna

 

¿Que quais coisas, Deborah, não podem

passar aos anos de Tuppence?

 

 

 

 

 

 

 

 

“ELUCIDÁRIO”

 

 

Encoberto

(o sol parceiro no cume da gargalhada)

ofegados os desagradecidos

e os agradecidos com as suas pátinas nas paisagens

 

Para mim

o autoritarismo da volúpia

me incumbe sempre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“TRAVESSIAS”

 

 

Na República Argentina os náufragos regressam às suas consistencias

(lembranças, vãos)

 

Na República Argentina um túnel conduz ao amanhecer

e na partida

aos sopros de certeza amiudando nas intersecções

(e nos confins).

 

 

 

 

 

 

 

 

“O MÉDICO DO LAR”

 

 

Leilo aparecidos

injectados de telequinesia fraterna

senhores interesados

também em rododendros

 

e vacas ininfluenciáveis a podar.

 

 

 

 

 

 

 

 

“O OSSO DO OLHO”

 

 

O matiz achou esconderijo através duma

dramática de ramificações no olho

 

Não repousava para sempre

 

Catar ao pressentimento

com os ossos.

 

 

 

 

 

 

 

 

“O VOO DO TIGRE”

 

 

Dissipa-se a rouquidão

infamante do recitador do Hualacato

que com diferidos trejeitos tira a surdina

a alegoria segundo resolução e suprema diligência.

 

 

 

 

 

 

 

 

“AS SÍMIAS”

 

 

Foram tudas essas

vezes, pressentidas, logo

confirmadas

 

Eleitas as tardes, tarde

para pressentir, para

confirmar

 

E ainda

 não

se savia

 

Foi sabendo-se cómo

entrar em posição

defendéndo-se

 

definiéndo-se.

 

 

 

 

 

 

 

 

“NOITE DAS COISAS, METADE DO MUNDO”

 

 

Virão días de turbulência

refugiada nos meus álbumes

fotográficos

e nessas outras coisas que prosseguem

nas passagens

 

Virão días de itinerários

engenhados pelos meus amigos

em postas onde corriguem

os seus mais trabalhosos segredos

até trocá-los

em arejadas emergências

 

Virão días de perguntões

profissionais imanados pela minha crueza

os que entre mim crescerão

a desaproveitar-me

intermináveis escadas

a encher-me com a espécie de mel

das suas evidências

e só para perdurar através

dos microfones enjoativos

e nas suas filmagens

 

Virão días de enfermar em alto-mar

líricamente

ou numa prosa chicha

sitiados pela redundância

dos seguintes días

 

a vir.

 

 

 

 

 

 

 

________________________________________________________________

 

 

 

Ver en línea : http://www.revagliatti.com.ar

Este artículo tiene © del autor.

192

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 8

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3241481 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 739 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0