Portada del sitio > LITERATURA > Cuentos > LA CUERDA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LA CUERDA

Carlos Reyes Lima

ESPAÑA / VENEZUELA



“Ser inspirador para la ficción es mucho más importante que una simple realidad”.
Pluma, lápiz y veneno.
Oscar Wilde.

LA CUERDA.

 

“Ser inspirador para la ficción es mucho más importante que una simple realidad”.

Pluma, lápiz y veneno.

Oscar Wilde.

Es enero. Un frío húmedo remonta las calles, se desliza, se filtra por las paredes sucias y termina en la cama, sobre sábanas blancas. Fuma su primer cigarrillo. Detrás de la puerta la hora cotidiana. Ella calienta el café, le da de comer al canario y luego cose su único traje de porcelana. La pierna le duele y ese olor nauseabundo será la que la acompañe toda la muerte, al final se tienen más años de muerte, que de vida.

Se lo ha dicho Rubén. Tose en decadencia musical.

La habitación es sincera, no esconde nada, la cadena colgada de un clavo oxidado, las paredes pulidas por el sucio, los cubiertos aceitosos, las tasitas de peltre, la gotera del sueño y el hastío. No sabía si las había encontrado o comprado, es lo único que le dejó el difunto.

La ventana, el marco, la tumba en el patio, escondida por los edificios, miserable, desconocida. La vela prendida de noche y de día, bajo la maceta de barro, ese tarro roto, que sin flores eleva a los Dioses la vida. En el único terreno posible, el que le dejaron los edificios, el que no le robaron.

Baja la cuesta a largos pasos, con su vestido de cometa, halado por cuerdas y niños invisibles, la llevan en el viento, la penetran hasta el cielo, se deja caer en un laberinto sin fin y termina como cada mañana un poco más vieja. Sin maquillaje no tiene piel para que nazca un piropo una mínima mirada de tanto transeúnte.

Se confió en la suerte, en la once, en la lotería, en la cábala de los números.

Son noventa años, noventa navidades, noventas semanas santas y miles millones de rezos, de abrazos, de saludos en la mañana, millones de tasas de café, miles de zapatos andados, infinitas unidades de perdón y su tendencia de inventariar el pasado con números, de saber la edad de sus andanzas.

La vieja Dolores murió esta mañana al caer de la ventana.

 CARLOS REYES LIMA

carlosreyeslima@yahoo.es

http://exteriornoche.blogspot.com/

Ver en línea : LA CUERDA.

Este artículo tiene © del autor.

359

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3238656 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 747 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0