Portada del sitio > LITERATURA > Cuentos > TESTIMONIO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

TESTIMONIO

Adrián N. Escudero

Argentina



 

TESTIMONIO[1]

 

A Sergio Bartés y su Poema Páramo (del libro Materia Impalpable), 2005. Con secreta administración...

 

Toque de queda. Fue en la “crecida barba de la noche”, que Nadie se encontró con Nada. Cuando charlamos –a escondidas- aquella velada del 2012, su “Materia Impalpable” (Imposible), su alma de poeta “anegado” de sí, buscando en la oscuridad el rostro de “lo naciente” y sólo encontrando pupilas electrónicas de marketing céntrico cegadas de luz –esquina de San Martín y Moreno-, fue que sucedió. Nos hicimos amigos. Sin conocernos para nada, claro. Simplemente porque él era un vate y yo un profesional acabado con ganas de serlo... Yo apenas, digo, como el Poema de él publicado en el Nº 161 de la Revista El Arca del Sur: es decir un “Páramo” de angustia y soledad inconquistable. Tal vez sintió lástima de mí. Y yo envidia de él, tan sereno y cálido a pesar de la angustia similar a la que yo rumiaba, mezcla de indignación e impotencia, porque todo era así, siempre había sido así –un “Cambalache”- y parecía que nunca iba a cambiar: injusto, vulgar, insolente y prepotente.; un mundo incapaz de pronunciar las palabras “por favor”, “perdón”, “disculpe”, “me equivoqué”, ¿”puedo ayudar”?... El rumor del helicóptero nos desconcentró. Toque de queda. Habían vuelto a conectar nuestros chips. Eran como mosquitos burlones sobrevolando las azoteas de las casas mudas de la ciudad que albergaba un amplio estero del río Paraná., mientras los que velaban el Fin de los Tiempos con fe ardiente pero esperanza temerosa, encendían por las dudas las tres velas del tercer misterio de la Virgen de Fátima, hasta que la nube radioactiva y los efluvios solares que conmoverían estructuralmente al planeta, cesaran de arrasar –menos a ellos, los puros- con a creación entera, tras empujarla hacia la profética oscuridad total que sobrevendría pronto, y ya profetizada hace milenios por mayas y ocultistas, y confirmada más cercanamente -apenas un siglo atrás- por la Mansa e Inmaculada Mensajera de los cristianos... Sergio Bartés se mostró enajenado cuando, antes del corte de conciencia, le mostré el introito de lo que había pergeñado en aquel instante inesperado –supremo- en el que nos habían dejado conectar mente y alma, cambio de turno de los controladores celestiales de por medio. Me dijo que no le gustaban los plagios. Yo le dije no lo era. Que era tomar partes sueltas o palabras sueltas de una obra cualquiera –la suya, por ejemplo- y armar una nueva historia o poema con otras partes sueltas o palabras agregadas y hábilmente combinadas. Todo un Arte, le dije. No es fácil, le dije. Nada fácil. Es como armar un rompecabezas de esos que traban la inteligencia y escandalizan el ánimo, le dije. Pero no me creyó y me negó su e-mail. Hasta deseó que el primer rayo que viniera de donde viniera me partiera en dos... Triste por la incomprensión de su ego poético destrozado, me fui “desvelado... por la ciudad, desatando nudos limitantes", a la cetrina luz ciega de un cúmulo de “carteles apagados” bajo el toque de queda... El helicóptero policial bajó rápido. A pesar de servirles hasta ahora con mi oficio de cuervo pleitero, ave de rapiña mezcladora y barredora de conflictos siempre en favor de ellos, me encadenaron por delincuente literario. No hubo cambio de guardia. La “queda” había modificado el cronograma de turnos y detectaron, adventiciamente, la infección. Como alienígenas de la Modernidad, fui transportado por ellos a su nave -a modo de un Cristo duplicado ascendiendo a los Cielos-, hasta desaparecer en un tumulto de nubes aguaceras... Me suspendieron en el aire y, luego, con singular destreza, me introdujeron al cepo volador... Todo por robarle al silencio nocturno y noctámbulo, algunos de sus secretos más temidos y reservados... Uno sabía que sus avanzados chips neuronales podían controlar nuestras mentes, pero no nuestras almas… Uno sabía que, con cada cambio de guardia, podía experimentar el llamado a libertad total... No fue impericia sino infortunio, lo mío. Me atraparon porque era “su” Toque de Queda... ¿Casualidad o causalidad? Eh aquí la cuestión... Y no había otra forma de dejar Testimonio de lo que sentía y anhelaba el corazón prisionero por fuera y por dentro, que expresarlo en código semiótico… Y lo había hecho. Antes de que la caña de pescar rebeldes me capturara, lo había hecho... Y no importaba que destruyeran las notas tomadas cuando chequearan mis bolsillos... “Lo hecho, hecho está”. Entonces supe, clara e irremediablemente, que dejaría de ser abogado; y, nutrido por los “ecos” inconscientes que se ocultaban en mi nueva psiquis, me propuse reproducirlos –cuando fuera: con Toque o sin Toque; con Armagedón o sin él- en narraciones, historias y apólogos que se perpetuaran para cualquiera, en cualquier espacio tiempo y universo visible o invisible, a cualquier hora y bajo cualquier árbol con sombra, y se sembraran en el deja vú de un alma gemela... Me llamarían frustrado, porque era cierto que no vería los resultados de mis sueños afanosos... ¿Pero, qué escritor no lo es cuando la libertad se encuentra encadenada, y la imaginación ya no forma parte del cociente imaginario del inconsciente colectivo? La revolución de los inútiles humanistas triunfaría algún día sobre los soberbios productivistas… Tengo “Visiones Extrañas”[2] sobre el particular, un Doctor de Mundos de quien aprender en su “Sillón de los Sueños”[3], en esos instantes donde urge el Testimonio, y, algún día, en algún libro, las revelaré. Será el final de un buen principio… Créalo: haya usted prendido o no las tres velas para salvarse del Apocalipsis... (Y, al momento, los cielos y la tierra se partieron en millones de millones de hostias consagradas, en una fantástica eucaristía presidida por el Justo en el Cenáculo celestial. Tuve suerte: fui una de las bocas hambrientas que recibió el alimento: un pedazo de papel en el que había garabateado delante de mi amigo-no amigo, Sergio, mi primer escrito con los signos indelebles de la palabra de la Palabra).-

 

ooOOoo



[1] ADRIÁN N. ESCUDERO – Santa Fe (Argentina), 21-04-2010.

 Integra los libros inéditos “DOCTOR DE MUNDOS II – Visiones Extrañas” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor – Santa Fe (Argentina), 2003/2010 y “APOCALIPSIS BANG y Otras Historias” (Colección de Relatos Extraordinarios). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2006-2010.-

 

[2] Alude al libro del autor: “Doctor de Mundos II – Visiones Extrañas” – Inédito. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005-2010.-

[3] Alude al libro del autor: “Doctor de Mundos I – El Sillón de los Sueños”. Editado bajo el título de Doctor de Mundos – Editorial Vinciguerra SRL, Buenos Aires (Argentina), 2000.-

P.-S.

BREVIARIO CURRICULAR

(“Ya que estamos juntos, conozcámonos” – E. Butti)

ADRIAN N. ESCUDERO – Santa Fe (Argentina, n. 1951):

Autor de los libros de cuentos editados: “LOS ÚLTIMOS DÍAS” (Colección Ficción Conjetural y Metafísica). Ediciones Colmegna S.A. Santa Fe (Argentina), 1977; “BREVE SINFONIA Y OTROS CUENTOS” (Colección de Realismo Mágico). Ediciones Colmegna S.A.- Santa Fe (Argentina), 1990 y “DOCTOR DE MUNDOS I – EL SILLON DE LOS SUEÑOS” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). Ediciones. Vinciguerra S.R.L.- Buenos Aires (Argentina), 2000); así como de los libros de cuentos inéditos concluidos: “NOSTALGIAS DEL FUTURO” – Antología Fantástica (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005; “DESDE EL UMBRAL – Terrores Cotidianos y de los otros” (Colección Antológica del Horror Nº 01). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2008; “MYSTAGOGIA NARRATIVA (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2009; “PIEDRAS (O una Fábula Mitológica)” - (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2010; y “MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos” (Colección de Realismo Mágico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2004/2010; y de los libros de cuentos inéditos en desarrollo avanzado: “DOCTOR DE MUNDOS II – VISIONES EXTRAÑAS” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2003/2010; EL REINO DE LOS SUEÑOS o Crónicas de Relatos y Poemas Prestados – Libro Homenaje (Colección de Crónicas Oníricas). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2010; “EL EMPERADOR HA MUERTO y Otros Relatos” (Colección de Realismo Mágico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2010; “APOCALIPSIS BANG y Otras Historias” (Colección de Relatos Extraordinarios). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2006/2010 y “PERDIDO EN EL TEMPLO (O en los umbrales de Mi Getsemaní)” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2008/2010; y de los libros de cuentos inéditos en desarrollo preliminar: “LOS ESPACIALES y Otras Profecías” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2005; “ATILA y Otros Cuentos de Abecedario” (Colección de Realismo Histórico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2007; “PUNCIONES MENTALES – Terrores Cotidianos y de los otros” (Colección Antológica del Horror – Nº 02). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2008; “MIXTURAS COTIDIANAS (Y Otros Apólogos) (Colección de Realismo Mágico y Metafísico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2010.-

Todo sobre relatos con copyrigts en magazins locales, nacionales e internacionales y/o inscriptos en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (Ministerio de Justicia y Culto de la Nación).

Datos personales: Domicilio particular: Obispo Gelabert 3073 – (3000) Santa Fe (Argentina) – L.E. Nº 8.467.257 - Te.: (0342) 455-4811 – Contador Público Nacional (1975-FCA/FCE-UNL) y Magíster en Dirección de Empresas (CT-1998 – UCSF/UCC). Miembro de la Asociación Santafesina de Escritores (ASDE – 1978); Sociedad Argentina de Escritores (SADE-Santa Fe, 2004); Asociación Cultural “El Puente” (Santa Fe, 2004); Instituto de Cultura Hispánica de Santa Fe (Argentina) (2006); Asociación “Tercer Milenio” (Rosario, Argentina) (2009) y UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES (Colombia)(2009); e integrante (2007) y miembro (2010) del Directorio de la RED MUNDIAL DE ESCRITORES EN ESPAÑOL (REMES) (España) .-

E.mails: adrianesc@fibertel.com.ar; adrianesc@hotmail.com

SETIEMBRE 2010.-

Este artículo tiene © del autor.

155

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 18

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3238656 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 747 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0