Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > MALDITA VIOLENCIA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

MALDITA VIOLENCIA

Ernesto Alvarado Reina

Honduras



 

En forma sorprendente apreciamos un particular cuadro que se presenta en el
escenario nacional, con respecto al sintomático repertorio de violencia que
aparece en los distintos puntos cardinales del territorio nacional.
La profunda intensidad mezclada de variada vestimenta en la realización de las
actividades encubiertas o presentes de la disposición criminal, con especial 
separación perjudicial a todos los sectores de la sociedad hondureña,
constituye un problema que exige un análisis profundo, de alta, favorable,
profunda, delicada y satisfactoria solución.
En esta indicación de pensamientos, es conveniente y oportuno, por encima del
cualquier dificultad, combatir de manera eficaz la violencia y sus
ramificaciones consistentes en crímenes, delitos menores, faltas y otros
equivalentes del delito, no importando el entorno a las representaciones
actuales y futuras que impliquen propiamente una voluntad política, estable, 
y de desde luego, un aporte sostenido en la lucha contra la delincuencia y sus
fatales consecuencias. 
 
Justicia y severo castigo legal exigen los familiares para los responsables
que perpetraron un horripilante y espantoso acto criminal, en contra de
aproximadamente más de veinte personas honradas y trabajadores que laboraban
como artesanos en una zapatería ubicada en Cabañas de San Pedro Sula,
Departamento de Cortes.- Eran persona inocentes victimas de una repudiada
masacre. Asimismo, en este año dos mil diez (2010), en La Colonia Matute, la
Masica, Departamento de Atlántida, se comete un asesinato en contra de una madre
y sus tres menores hijos, vil acto ejecutado probablemente por venganza,
aprovechándose de la noche y lo despoblado del lugar, sin comprender la magnitud
del suceso cometido en abierta violación a la vigente ley penal.
 
Todas estas tragedias y otras que aparecen en forma bloqueada, no pueden
seguirse cometiendo en nuestro país.
 
No hay crimen impune, es decir, siempre se encuentra a los culpables, ya sea
estos intelectuales o materiales, cuando se lleva a cabo una investigación
técnica y científica. 
 
Conviene señalar que los delitos son producto de la lucha por la subsistencia 
en la realización de actividades ilegales, ejecutados por un sujeto
dependiente o bien un grupos de individuos, dado el objetivo de disminuir el
hambre, producto también de la situación de hacinamiento de algunos núcleos
familiares, la particular manera de conseguir algunos ciudadanos, la
satisfacción de necesidades absolutas o relativas, unido a una cierta parte de
la población que la atribuye a la carencia de trabajo, así como la
desorientación social, la incultura, la falta de preparación en la vocación
profesional, la falta de oportunidades operables y pertinentes en la solución
de problemas de alto riesgo, a la discriminación en las esferas de la sociedad y
otras circunstancias y factores no menos interesantes.
Toda esta maldita violencia y sus maneras particulares de ocurrencia, que en
cierto caso, tienden a regular la conducta de los seres, se tejen por medio de 
materiales insignificantes e inmerecidos, de tal suerte, que hay fuerte
inclinación encaminada hacia una reveladora ruindad y bajeza humana, misma
que juega un papel protagónico en algo vivo, candente e impetuoso acontecer,
generando un fenómeno biológico y social, constituido en el delito con todas
sus variedades, equivalentes, formas de asociación indebida, de señalamiento y
reacción contra la representación o sistema de vida y carácter repulsivo contra
la existencia, la paz, el bienestar y tranquilidad.
Que las arenas movedizas del engaño y el fantasma del desaliento, no deben 
robustecer esta posición enmarcada en una serie de conductas antisociales
dirigidas a la configuración y fortalecimiento de un instrumento de elevada
peligrosidad, permitiendo distinguir variadas formas de perfeccionamiento
criminal, con frecuencia y constante perversidad, en una relación de
casualidad entre el sujeto y el resultado que en definitiva deterioran los
sagrados principios de libertad, fraternidad y seguridad de la ciudadanía
hondureña por entero.   
 
El Gobierno de la República y el pueblo hondureño deben poner todas sus energías
y esfuerzos para realizar una transformación pacifica y democrática,
concediendo mejores condiciones de vida al pueblo hondureño y mayores 
oportunidades de trabajo en todos los campos del quehacer humano. 
 
Los valiosos glóbulos rojos encajados en los cuerpos de defensa, se suplen en
evitar su encarecimiento o carestía por la protección de los bienes, seguridad
y equilibrio de los hondureños, motivo gubernamental para tomar un cambio
radical de una dimensión que siembre la semilla de la modificación productiva, 
humedecida de capacidad y rendimiento para combatir la delincuencia y sus
derivaciones, disminuyendo de esta peculiar forma, su incidencia, en abierto 
y terminante aseguramiento provechoso hacia toda la Nación.
La inquietud invariable, justa y durable hecha por el reclamo del pueblo
hondureño, obedece a implantar condiciones inquebrantables o estables para
los habitantes que permitan una existencia digna, concurrente, y de igual
manera, una consideración verdadera por todos los seres humanos, esparcidos en
lo extenso, amplio, caluroso, quebrado y templado del territorio nacional. 

 

Este artículo tiene © del autor.

50

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 19

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3261061 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 468 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0