Portada del sitio > LITERATURA > Relatos > INTERMEZZO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

INTERMEZZO

Adrián N. Escudero

Argentina



 INTERMEZZO[1]

Al circular ocaso de la vida…

De madrugada, después del festejo, el taxi se fue. Con ella y la abuela mimada. Ella le había dicho a papá que, al otro día, o ese mismo día para mejor decir –porque era de madrugada-, no vendría a almorzar; por lo que él –su ahijado preferido, quien también había despedido –alborotado por el vino- a su novia Melisa, no pudo dormir en toda la noche porque ella había asegurado que no vendría, y Esmeralda era su madrina, y él –quizás yo-, su ahijado preferido; y, a pesar de cómo era ella, él la quería y mucho, y cuánto sufría porque –en ella- sus achaques de salud se pronunciaban; así que, recién como a las nueve de la mañana de ese día feriado –patrio- creyó poder hacerlo, esto es, dormir después de un largo y grotesco desvelo; pero el timbre de la casa sonó, y no pudo, porque su mamá, dejando el locro en espera, abrió la puerta y era ella, Esmeralda, quien había dicho que no vendría y vino, y que, a los gritos –como siempre-, irrumpió en el hogar paterno, saludó a todo el mundo porque había venido –menos a papá que sí dormía todavía-, y planteó su primera controversia con otro adormilado miembro femenino de la familia –su hermana Carol-, propio de ella, porque sino fuera así no sería ella –Carol-, y que se quejaba porque no la habían dejado dormir, ya que, ella –Esmeralda- había venido, así de pronto, del brazo de la abuela mimada –Matilde-, luego de decirle que no vendría, y vino… Y él, aunque mucho la quería –no sólo por la herencia, dice (¿digo?)-… si no fuera porque se trataba de la querida, solitaria e inimputable tía madrina del campo, medio sorda y medio vieja y fea, pero –fundamentalmente- muy dadivosa con él, su, según él, seguro heredero –aunque dice (¿digo?), generosa con todos, que solía periódicamente visitarlos por cualquier razón, especialmente ahora que tanto sufría, y no ella, por ejemplo, su novia –Melisa- la que le hubiera dicho que no vendría y vino, o que vendría y no vino, se hubiera podido realmente enojar… Pero pensar que no era ella –Melisa- sino ella –Esmeralda- la que había venido cuando de seguro no lo habría hecho, pero vino…, entonces ahora, por fin ahora, su llegada le permitiría ponerse a dormir, porque si había dicho que no iba a venir y vino, eso significaba que no estaba tal mal como él –quizás yo- creía…



 



Fue mientras ella reclamaba su -¿la mía?)- presencia –su joven, noble (¿noble?) e inteligente heredero e ingeniero agrónomo-, como el intermezzo de una pesadilla de la que no despertó jamás, aunque hubiera querido hacerlo y podido si hubiera sido ella –su novia- la que le hubiera dicho que no vendría y vino, o que vendría y no vino –y así habría podido enojarse y, de hecho, despertar –de ira- por haberle fallado en alguno de ambos modos, cuando el timbre de la puerta sonó, y no era ella –Melisa- sino su madrina preferida la que había venido luego de decir que no lo haría, y vino… Sí. No era ella –su novia-, a quien realmente amaba y esperaba y que le había dicho, después del festejo, desde un susurro de alondra, mientras despedían a ella –Esmeralda- y a la abuela mimada, que luego vendría y no vino, sino que la que vino era ella, su querida, solitaria e inimputable tía madrina del campo, medio sorda y medio vieja y fea, pero –fundamentalmente- muy dadivosa con él, su heredero, aunque dice -quizás yo-, generosa con todos-, y…



 



 Bueno, fue una muerte súbita, opinó ella –la chismosa del barrio-; coma alcohólico, de por medio, acotó. ¿Pero cómo puede ser, si el pibe estaba sano?, preguntó –casi protestando- otra, que había compartido –dicen- cama con tal muerto… Pero le gustaba tomar –dijo otra, por celos nomás-… ¿Qué dice?, dijo ella indignada. Digo que usted no está en condiciones de opinar –sesentona verde- porque es la mamá de Melisa, y ella era (es) tan… como el pibe… Y estuvieron de festejo hasta muy tarde anoche… Yo sentí bien desde el patio contiguo a mi casa, como él se reía y mofaba de ella –Esmeralda- a cada rato, y decía que no sabía cuándo se iba a morir esa vieja para cobrar la herencia que hace como un millón de años –desde el bautismo- le había prometido; porque era su madrina de campo, medio sorda y medio vieja y fea, y –fundamentalmente- muy dadivosa con él, su heredero –digo- y que, miren como son las cosas, doña Amanda: un ACV cortito y la justicia que le cae como un rayo al muchacho necio (¿noble?) y burlón… Porque la Esmeralda era medio sorda y medio vieja y fea, pero la abuela mimada, que tanto la cuidaba y celaba, pero que sabía que no iba a recibir ni un peso de la maldita herencia, no. Tenía los ojos y los oídos muy atentos… Así que la querida, solitaria e inimputable tía madrina de campo, después del festejo, de seguro se enteró de todo… De seguro. Y usted debe saber que debió ser así. Porque es mujer, como ella, ella y ella… Por eso dijo “gracias” por el festejo, y que al almuerzo –por sentirse agotada y descompuesta- no vendría y vino, y el muchacho creyó que ella no iba a venir y vino, y que no podía dormir a pesar del alcohol que lo había poseído, y no porque estuviera preocupado por los achaques de su querida tía madrina de campo, sino trastornado por la idea y posibilidad de que, con lo que ella había bebido de su mano también aquella noche –de su noble (¿necia?) mano y dulce (¿cínica?) sonrisa-, quizás ese mismo día se fuera (¡por fin!) para el otro mundo, pero aunque dijo que no vendría, sin embargo, vino…







[1]  ADRIÁN N. ESCUDERO - Santa Fe (Argentina), 25-05-2006. T.a.: 05-10-10.-

 Integra los libros “MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos” (Colección Realismo Mágico). Inédito. La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2004-2010; y “PUNCIONES MENTALES” (Terrores Cotidianos y de los Otros) - (Colección de Horror Nº 02). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2008-2010.

P.-S.

BREVIARIO CURRICULAR

(“Ya que estamos juntos, conozcámonos” – E. Butti)

ADRIAN N. ESCUDERO – Santa Fe (Argentina, n. 1951):

Autor de los libros de cuentos editados: “LOS ÚLTIMOS DÍAS” (Colección Ficción Conjetural y Metafísica). Ediciones Colmegna S.A. Santa Fe (Argentina), 1977; “BREVE SINFONIA Y OTROS CUENTOS” (Colección de Realismo Mágico). Ediciones Colmegna S.A.- Santa Fe (Argentina), 1990 y “DOCTOR DE MUNDOS I – EL SILLON DE LOS SUEÑOS” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). Ediciones. Vinciguerra S.R.L.- Buenos Aires (Argentina), 2000); así como de los libros de cuentos inéditos concluidos: “NOSTALGIAS DEL FUTURO” – Antología Fantástica (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005; “DESDE EL UMBRAL – Terrores Cotidianos y de los otros” (Colección Antológica del Horror Nº 01). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2008; “MYSTAGOGIA NARRATIVA (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2009; “PIEDRAS (O una Fábula Mitológica)” - (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2010; “MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos” (Colección de Realismo Mágico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2004/2010; y “EL EMPERADOR HA MUERTO y Otros Relatos” (Colección de Realismo Mágico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2010; y de los libros de cuentos inéditos en desarrollo avanzado: “DOCTOR DE MUNDOS II – VISIONES EXTRAÑAS” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2003/2010; EL REINO DE LOS SUEÑOS o Crónicas de Relatos y Poemas Prestados – Libro Homenaje (Colección de Crónicas Oníricas). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2005/2010; “APOCALIPSIS BANG y Otras Historias” (Colección de Relatos Extraordinarios). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2006/2010 y “PERDIDO EN EL TEMPLO (O en los umbrales de Mi Getsemaní)” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), 2008/2010; y de los libros de cuentos inéditos en desarrollo preliminar: “LOS ESPACIALES y Otras Profecías” (Colección de Ficción Conjetural y Metafísica). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2005; “ATILA y Otros Cuentos de Abecedario” (Colección de Realismo Histórico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2007; “PUNCIONES MENTALES – Terrores Cotidianos y de los otros” (Colección Antológica del Horror – Nº 02). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2008; “MIXTURAS COTIDIANAS (Y Otros Relatos) (Colección de Realismo Mágico y Metafísico). La Botica del Autor. Santa Fe (Argentina), D. 2010.-

Todo sobre relatos con copyrigts en magazins locales, nacionales e internacionales y/o inscriptos en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (Ministerio de Justicia y Culto de la Nación).

Datos personales: Domicilio particular: Obispo Gelabert 3073 – (3000) Santa Fe (Argentina) – L.E. Nº 8.467.257 - Te.: (0342) 455-4811 – Contador Público Nacional (1975-FCA/FCE-UNL) y Magíster en Dirección de Empresas (CT-1998 – UCSF/UCC). Miembro de la Asociación Santafesina de Escritores (ASDE – 1978); Sociedad Argentina de Escritores (SADE-Santa Fe, 2004); Asociación Cultural “El Puente” (Santa Fe, 2004); Instituto de Cultura Hispánica de Santa Fe (Argentina) (2006); Asociación “Tercer Milenio” (Rosario, Argentina) (2009) y UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES (Colombia)(2009); e integrante (2007) y miembro (2010) del Directorio de la RED MUNDIAL DE ESCRITORES EN ESPAÑOL (REMES) (España) .-

E.mails: adrianesc@fibertel.com.ar; adrianesc@hotmail.com

OCTUBRE 2010.-

Este artículo tiene © del autor.

160

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 5

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3400456 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 548 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0