Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Narrativa > EL ÚLTIMO CABALLERO TEMPLARIO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL ÚLTIMO CABALLERO TEMPLARIO

Carmen María Camacho Adarve

España



EL ÚLTIMO CABALLERO TEMPLARIO El sábado doce de diciembre sobre las seis de la mañana, recorrí a pie, ida y vuelta, mas de cuarenta kilómetros por la sierra. Me considero un hombre razonablemente feliz. Alguien que se las daba de artista y de bohemio me dijo una vez que yo era un individuo vulgarmente feliz: si quiso ofenderme, no lo logró. No soy sentimental y, mucho menos, sensiblero. No falta quien me tilda de despiadado. En general, mantengo la calma aparente ante situaciones irritantes, estresantes, o de peligro, mientras domino mi invisible cólera interior. Creo ser eficaz y buen guardián. Tenía una holgada situación económica y lo que suele denominarse éxito. Lo deje todo. Cuando me avisaron por carta lacrada que era el último caballero templario, guardián de la gran cruz de oro y de un código secreto, que fue cambiando con los tiempos, ahora es un número de teléfono. Que solo puedo utilizar una vez en mi vida. Hace tiempo mucho tiempo que ningún caballero del temple se ha visto en la necesidad de usarlo. Me escondo en el maragato pueblo de Turienzo de los Caballeros. En las entrañas del Torreón de Osorio, mis habitaciones, están ocultas en los subterráneos de un torreón ruinoso., donde custodio la gran cruz del temple y el código secreto. Soy el último caballero, como ya he dicho de La Orden del Temple. Fue fundada en Jerusalén en el año 1118 por nueve caballeros franceses, con Hugo de Payens a la cabeza. Por otra parte, el Torreón de los Osorio fue propiedad del Monasterio de San Pedro de Montes, y antes de los templarios y probablemente en épocas mucho mas remotas formó parte de un antiguo castro astur o romano. La función de este torreón antes de pertenecer a la familia de los Osorio fue proteger las cercanas minas de oro. En época de los caballeros templarios, vigilaban el camino de los peregrinos que marchaban a Santiago de Compostela, antes de llegar a Ponferrada y Monforte de Lemos. Digo que soy el último caballero del temple, por que cogieron a todos y los desterraron a Italia, menos a uno que se dice lo vieron vagar por Francia. Como he dicho antes soy un hombre feliz, conocido y respetado. En Turienzo de los Caballeros; algunas tardes suelo ir a la tasca a jugar al dominó, otras veces voy a la tienda de alimentación, donde tienen de todo lo necesario para vivir. Es una pequeña pedanía, donde los habitantes hacen pocas preguntas. Cuando llegue dije que era historiador e investigador que vivo por la sierra de León. Con mi gran capital vivo sin estrecheces, pero sin derrochar (para no levantar sospechas) los habitantes no se ha interesado por mi casa, nadie sabe donde resido. Me han descubierto la orden de los Caballeros negros cada vez me tienen mas cercado. La semana pasada, metieron por debajo de la puerta del Torreón de Osorio. Un sobre ocre, acolchado, de los que se usan cuando se envía material que no debe doblarse. “Tarde o temprano la verdad se revela”. Estaba escrito en la cuartilla de dentro. Sentí un hueco en el estómago y un incendio en el rostro. ¿Qué objetivo perseguía ese anónimo sobre? “Calma”, me dije. El hábito de razonar fue tranquilizándome. No debo ocuparme de ese despreciable bicho que se ocultaba en las sombras. Poco después llego otro sobre. Me puse en guardia. Ahí estaba el sobre ocre, gemelo del que había recibido debajo del portón cerrado y podrido a trozos por la carcoma También carecía de remitente. Era de noche y soplaban los aires del invierno, con el olor del río cercano. Y lejanos quedan ya los recuerdos de unos hombres extraños venidos de un país del norte, los visigodos del siglo XX, los hombres más poderosos del mundo en ese momento, que fueron aclamados como príncipes en toda España, y que estuvieron en Toledo, buscando la Mesa de Salomón. Salí del torreón y de mis pensamientos, dirigiendo mis pasos a la taberna, con su estilo anacrónico, una especie de reliquia de décadas antiguas, me agrada mucho. Pedí un café, maldije al despreciable caballero negro y extraje la tarjeta. Temía darle vuelta; encontrar esa letra crispada, vejatoria, que desde alguna lejanía de mi historia me acusaba ante un tribunal fantasma. Otra vez el mensaje, encuadrado como en un cartel de publicidad. Era una continuación del anterior. Evidentemente, el autor de los anónimos había decidido desarrollar un juego progresivo: “Falta el último paso antes de que su asesinato salga a la luz”. (Mensaje 2 de 3) Era algo tarde cuando regrese al torreón. No obstante, y sin vacilar, extraje el teléfono móvil y llamé al numero secreto. -Necesito hablar con el receptor de este número, me han encontrado y quieren matarme. Lo antes posible quiero pedir refugio en otro país y seguridad. ¿Con quien hablo Por favor? -Tranquilícese –escuche al otro lado del teléfono- esta usted hablando con el ministerio de defensa, con el director del servicio de inteligencia nocturno. - ¿Y usted me cree inocente? ¡Eso más ofensivo que una sentencia condenatoria ¡ El no corrupto es considerado un idiota. En política todo se perdona; en política todo pasa, todo se olvida… Sólo de una cosa no se vuelve… — ¿Del ridículo? —Ésa sólo es una frase. También del ridículo se vuelve perfectamente. La corrupción, el soborno, el robo contra el Estado molestan poco y nada a nuestra sociedad; hasta se los considera con simpatía. De lo único que hay que cuidarse es de meter la pata en la vida privada. No importa cuánto se haya robado de las sagradas arcas de la nación; lo que importa conservar intangible es la imagen de un digno pater de familia. La gente sólo condena las trastadas de la vida privada. Eficiencia y honestidad —Y, si no lo encuentran, lo inventarán. No tiene la menor importancia. Los periodistas escribirán tonterías y la gente no les hará caso. Sin duda, usted me consulta por algo así, ¿no es cierto? No, le digo que pido asilo político “me han encontrado ¡pude no preguntarme qué enemigo podría tener yo. El jueves recibí, ahora en casa, la tercera misiva.”En menos de una semana la sociedad sabrá quién es usted”. (Mensaje 3 de 3) -Le digo que he movilizado en mitad de la noche a todo el servicio internacional de inteligencia. Que ya conocíamos toda su historia. En breves pasara usted a ser refugiado de la embajada de china, donde jamás nadie volverá a encontrarlo, ahora esta en nuestras manos, sabe me duele decirle esto, es usted una persona de gran inteligencia .Nos ha costado mucho averiguar quién era el desgraciado que traía en jaque a todas las embajadas cada noche durante mas de un año. Usted siempre se nos escapaba colgaba el teléfono cuando ya casi lo teníamos localizado! utilizando todos los medios, humanos, los servicios de inteligencia, la nasa, el ejercito. Usted se esfumaba como agua entre nuestras manos! Si, debo felicitarlo su inteligencia es quizás una de las más portentosas que hemos conocido. Esta tarde de… ¿invierno?, ¿Qué hora será? paseo por el pasillo de este lúgubre psiquiátrico, a donde dicen que me trajeron oficiales del servicio de inteligencia, para esconderme de los caballeros negros. Me creen estúpido, un idiota de sobra saben que escapare de este loquero , a saber ,tengo que elaborar un plan para escapar. Camino con un pijama verde con la baba caída, me cuesta andar y pensar…no puedo recordar… ! Aborrezco los errores, las infracciones, los olvidos, la ineficacia, la ignorancia, la idiotez! ¡Soltadme, no me atéis a la cama! ¡Quiero gritar la inutilidad de este absurdo mundo! ¡Yo no soy loco! © Carmen María Camacho Adarve

Este artículo tiene © del autor.

928

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 21

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3239181 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 737 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0