Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > TENGO PARA MI
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

TENGO PARA MI

"OFERTORIO" QUE EL POETA REALIZA PARA SI Y PARA SUS "OTROS": OP

Oscar Portela

Argentina



OSCAR PORTELA
en Tengo Para Mí

e te fabula narratur
Søren Kierkegaard

por Alejandro Drewes

Poema donde el poeta Oscar Portela se retrata por entero: el poeta entregado hasta el fondo a la celebración de la juventud y las pompas de jabón de Machado, asume la decadencia y el viento de la carne que muere por una lluvia de instantes y le opone el dios danzante de Nietzsche.

Así va recorriendo la memoria y la sombra de los grandes poetas amados que lo precedieron y renueva en cada uno su propia voz.

Una voz con algo inasible de profecía como se nos da siempre la voz de los poetas mayores y por tanto no escuchados e ignorados en su tiempo. Alejandro Drewes

OSCAR PORTELA

TENGO PARA MÍ

A mi maestro Oscar del Barco

poema de Oscar Portela

Tengo para mí que soy yo mismo

la sombra que me guía y que se adensa

tras de mis ciegos pasos. Seguro estoy

de que soy aquel rapaz dueño del daimón

que promueve destinos que derivan

en la espectralidad de la intemperie-

y que sueña el reposo y sin posada,

se corona a sí mismo con espinas-

mirtos, alas de colibríes, piel de culebras-

en el vacio sótano de un castillo parlante.

Y tengo para mí la sombra del suicidio,

la ajusticiada sombra de la lumbre –

el danzarín desesperado - el bufón hecho tea-

todo lo tengo para mí, pues yo soy ese y el otro,

el otro que me espera, que no termina de nacer,

el moribundo - el nonato que finge estar aquí-

y ser el sueño de una pobre mujer en pueblo oscuro.

Ese soy y para mí lo tengo: lo tengo escrito en lápidas

de pórfido, en lenguas nunca habladas,

sobre salobres mares desecados y soy el asesino y

el amante, el ladrón y el que dona sin esperar ya nada-

Soy el desesperado que desea no desear ya más

que la desidia – el odiador del verbo y de la música-

de los paisajes que remedan espejos

lanzados como sombras al abismo de un corazón

ya muerto: soy el amanecido

y el que ignora los ciegos soles de toda aurora ausente.

Soy Villon y soy Poe y soy una elegía interminable

que susurra los nombres nunca dichos y que caen con

ellos taciturno al fondo del averno. Ay, y tengo para mí

que soy yo mismo Lucifer y Gabriel en duelo extraño.

Así afirmo que tengo para para mí que las doloras de Vallejo fueron

escritas por mis lágrimas y que debo quedarme – aquí me quedo,

solo, temblando, como un ave sin nido en seca rama.

Soy el lascivo y el asceta que se desangra a solas

sin hermanos o respuestas que me confirmen en aserto

- digo que tengo para mí que soy yo mismo- y el otro- el otro-

el otro Oscar que sabe lo que calla y llora a solas-

a solas canta y el desierto mundo que se acrece aquí – como

un buque fantasma en las tinieblas sigue su rumbo

sin otro puerto que vigilia eterna: este soy yo que para

mí lo tengo. Ave de un paraíso extraño, veneno de una cobra

en celo que paraliza y mata, yo soy esto. Y aquí me quedo.

Ya sin lugar ni mundo pues los dejo a la sombra que jamás

da conmigo en el cuadrante y al otro, al otro Oscar, al que yo

espero muriéndome de frío en el averno: que extraña certidumbre

ésta que tengo y pues paro ahora mismo – el tener para mí

que yo soy este - y el otro - y los otros y los otoños lánguidos,

o las ciudades despobladas y un lejano recuerdo

que me habita: un abra y un caballo a solas y el daimón

invisible que extravía a las almas más sencillas y nobles –

la porfía y la lucha contra el viento – tengo yo para mí

que ahí nacieron.

P.-S.

OSCAR PORTELA
en Tengo Para Mí

e te fabula narratur
Søren Kierkegaard

por Alejandro Drewes

Poema donde el poeta Oscar Portela se retrata por entero: el poeta entregado hasta el fondo a la celebración de la juventud y las pompas de jabón de Machado, asume la decadencia y el viento de la carne que muere por una lluvia de instantes y le opone el dios danzante de Nietzsche.

Así va recorriendo la memoria y la sombra de los grandes poetas amados que lo precedieron y renueva en cada uno su propia voz.

Una voz con algo inasible de profecía como se nos da siempre la voz de los poetas mayores y por tanto no escuchados e ignorados en su tiempo.

Voz en la voz de Vallejo, piedra negra sobre piedras blancas desde Corrientes a un lejano Paris diluido en el aguacero de los años.

Soy Villon y soy Poe y soy una elegía interminable
que susurra los nombres nunca dichos y que caen con
ellos taciturno al fondo del averno. Ay, y tengo para mí
que soy yo mismo Lucifer y Gabriel en duelo extraño.

Así el canto se eleva sin otra razón que la celebración de sí mismo en el juego de abalorios de la propia vida que es la vida de uno y la de todos. Como Whitman – a mí mismo me celebro y me canto – y su contracara en los negros himnos del cuervo de Poe- la máscara de la risa del bufón del rey de la baraja y su reverso en la tragedia.

Y tengo para mí la sombra del suicidio,
la ajusticiada sombra de la lumbre –
el danzarín desesperado - el bufón hecho tea-
todo lo tengo para mí, pues yo soy ese y el otro,

Del mundo con la soga al cuello lapidando al outsider de Villón y Genet a Portela. Poeta y escritura en marginalidad conmovedora y absoluta.

Palabras de agua desgastando un muro cerrado incansablemente.

Versos con lejanos ecos de los versos iniciales de Faulkner - A green bough –

Oscar Portela como el espejo de aquel otro ladrón y asesino es condena del ojo implacable de la luna y vida sin otra paz en esta tierra.

Uno, el otro, el mismo. Errante en el laberinto del tiempo y sombra que a veces se busca en los espejos.

Un verdadero himno en el que hay mucho de lo mejor de la voz de Oscar Portela. Texto que emociona leer y que personalmente guardo entre lo mejor de los archivos de la memoria.Alejandro Drewes Buenos Aires
( Arg)

Ver en línea : www.corrientesaldía.com.ar

info portfolio

OSCAR PORTELA VISTO POR GRACIELA VIZCARRA Graciela Vizcarra ilustra la derrota del ángel: Oscar Portela

Este artículo tiene © del autor.

104

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 25

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3261748 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 479 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0